A la cola en suplementos y vitaminas

España se sitúa entre los países donde menor uso de hace de las vitaminas y suplementos dietéticos, pues sólo el 13 por ciento de los españoles afirman tomarlas, sobre todo para ayudar al sistema inmunológico, llevar una dieta equilibrada o por prescripción del médico. La mayoría no lo ve necesario, según un estudio internacional realizado por The Nielsen Company.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Por el contrario, su uso está mucho más extendido en Norteamérica y algunos países asiáticos, siendo Filipinas y Tailandia los países donde se produce un mayor consumo (66 por ciento de la población), aunque le sigue de cerca Estados Unidos donde el 56 por ciento de los encuestados confirmaron su uso.

Sin embargo, la mayoría de los consumidores en Asia no los toman a diario, mientras en Estados Unidos lo hacen el 44 por ciento de los participantes en el estudio, lo que la coloca como el país con mayor porcentaje de usuarios habituales. En el extremo opuesto se encuentra Europa (30 por ciento) y los países latinoamericanos (28 por ciento), sobre todo España e Italia donde apenas el ocho por ciento de los encuestados declararon tomarlas a diario.

En cuanto a las razones, el estudio, realizado en todo el mundo a más de 26.000 internautas de 52 países, señala que en España la principal razón es ayudar al sistema inmunológico (40 por ciento); seguida de asegurarse de llevar una dieta equilibrada (27 por ciento), por prescripción o recomendación del médico o personal sanitario (24 por ciento); ayudar a prevenir enfermedades (23 por ciento); y subsanar deficiencias conocidas en su dieta (19 por ciento).

En el resto del mundo, el 60 por ciento de los consumidores espera reforzar la salud, mientras que en un 39 por ciento pretende proteger su sistema inmunológico. Destaca EE.UU (62 por ciento) y Japón (60 por ciento) donde señalaron que el consumo de vitaminas les “asegura una dieta equilibrada”.

España, de los países que menos consume

En cuanto a los encuestados que afirmaron no tomar este tipo de suplementos, en España la razón principal, esgrimida en un 57 por ciento, fue la falta de necesidad (57 por ciento); mientras que un 21 por ciento argumentó llevar una dieta equilibrada; un 17 por ciento afirmó no tomarlas por ser perjudiciales para la salud; y, el resto, afirmó, entre otras razones, una mala relación entre precio y calidad, desconocimiento de los diferentes productos y falta de sabor agradable.

Del mismo modo, la falta de necesidad fue la principal razón para no consumir vitaminas ni complementos dietéticas en el resto de países, siendo la respuesta elegida en casi el 50 por ciento de los encuestados, así como la principal causa en 42 de los 52 países analizados, y particularmente en Europa.

El precio fue otra de las razones más alegada sobre todo en Sudáfrica y Estados Unidos. Por su parte, en Japón y Corea del Sur la causa principal fue la duda sobre la verdadera relación calidad-precio de estos productos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.