4 de febrero: Día Mundial Contra el Cáncer

Más del 25 por ciento de los españoles tendrá cáncer. La incidencia de la enfermedad crece en España, pero disminuye su mortalidad gracias al diagnóstico precoz y a la prevención.

Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer, General

El cáncer sigue siendo la plaga del Siglo XXI, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que señaló que el 25 por ciento de la población de nuestro país padecerá cáncer a lo largo de su vida.

En concreto, en un estudio presentado ayer señalan que 200.000 personas serán diagnosticadas al año de esta enfermedad, números que no auguran buenos presagios para la sociedad española. Sin embargo, los expertos han querido enviar un mensaje de esperanza para los enfermos que es el avance en técnicas curativas. De este modo, aunque pueda asustar el número de diagnósticos hay que destacar que, en la actualidad, la mitad de los casos llegan a curarse.

Uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres padecerán cáncer a lo largo de su vida, según explicó el vicepresidente de SEOM, Emilio Alba, quien señaló que la incidencia del cáncer en España es cada vez mayor ya que la mediana edad de la población está creciendo. “El cáncer es una enfermedad de mayores”, aseguró. Sin embargo, a su entender, el aumento de casos de esta enfermedad no se debe a la mejora de los métodos de diagnóstico, es decir, no es que haya más casos sino que se detectan más gracias a las nuevas tecnologías.

De hecho, cada año se diagnostican en España unos 200.000 nuevos casos de cáncer, de los que el 80 por ciento se reducen a cuatro tipos de tumores, a los que este experto señaló como “los cuatro jinetes del Apocalipsis del cáncer”, que son el colorrectal (más de 24.000 nuevos casos al año), de mama (21.300 casos), pulmón (21.100) y próstata (19.700).

En este sentido, Alba indicó que la incidencia de esta enfermedad sigue siendo aún mayor en los hombres, ya que según los datos recopilados en este informe, el 57 por ciento de los nuevos diagnósticos se da en varones, donde es más frecuente el de próstata, seguido el de pulmón, vejiga y colorrectal. En mujeres, el tumor más prevalente sigue siendo el de mama, dado que el “uso generalizado de la mamografía permite diagnosticarlos en estadios precoces”, afirmó el vicepresidente de la sociedad. A éste le siguen varios tumores ginecológicos, como el de útero, ovario, trompas de Falopio y cérvix.

Pero entre tanta cifra, hay una con la que los facultativos quieren crear esperanza entre los enfermos, y es que gracias al diagnóstico precoz y los grandes avances terapéuticos (tanto en cirugía como en tratamiento radioterápico y biología molecular) hacen posible que de los 200.000 diagnósticos anuales la mitad se pueda curar. De este modo, la supervivencia de esta enfermedad sigue aumentando en los últimos años, siendo el 59 por ciento de las mujeres las que siguen adelante con su vida frente a un 49 por ciento de los hombres.

Esta cifra ha cambiado sobre todo en mujeres, aseveró Alba, gracias al aumento de supervivencia en el cáncer de mama, mientras que en los hombres, donde uno de los tumores más frecuentes es el pulmón, “las ganancias han sido escasas” ante la falta de avances en esta patología. A esto hay que unir el descenso de la mortalidad desde 1990 por este tipo de patologías que, no obstante, sigue siendo la primera causa de muerte en España, por encima de la cardiopatía isquémica o las enfermedades cerebrovasculares. Según datos de 2006, en España fallecieron un total de 98.046 personas a causa del cáncer, siendo el colorrectal y el de pulmón los tumores con más mortalidad.

Un 60 por ciento son evitables

Sin embargo, Alba mantiene un halo de esperanza y asegura que de estos tumores se podrían evitar el 60 por ciento. “Sólo con no fumar se podrían evitar uno de cada tres tumores, y si se evitara el sobrepeso un 20 por ciento”, espetó. Además, añadió que “si no nos expusiéramos al sol de forma compulsiva en verano otro poquito más, mientras que si las conductas sexuales fueran razonablemente de poco riesgo se quitarían algunos casos más de hepatocarcinoma y cáncer de cuello uterino”.

El hecho de la influencia del tabaco en el cáncer de pulmón, añade, es “uno de los casos más claros donde se comprueba que sólo la información no cambia las cosas” ya que, a su juicio, “el ser humano es de recompensa inmediata”.

Lecturas recomendadas:

- Cáncer, biografía de una supervivencia. El esperanzador testimonio de un médico enfermo de cáncer. Autor: Dr. Albert J. Jovell. Ed. Planeta.

- Cáncer, el fin de un mito. Historias reales de superación. Autor: Dr. José Ramón Germà Lluch. Ed. Planeta.

Más información:

www.seom.org

www.todocancer.org

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.