14 mentiras sobre la nutrición

Alrededor de la alimentación y la nutrición existen muchos falsos mitos y mentiras que, no sólo tienden a confundirnos, sino que incluso pueden influir de forma perjudicial en nuestros hábitos alimentarios.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad

1. EL PAN ENGORDA

El pan ha tenido mala prensa y alrededor del mismo circulan varios mitos que no siempre son ciertos. Uno de ellos dice que el pan engorda, pero lo cierto es que lo que que aumenta las calorías del pan suele ser lo que le acompaña: mermeladas, mantequillas, salsas, embutidos… Además, la composición del pan es la misma por dentro que por fuera, lo que desmonta la creencia de que la miga engorda más que la corteza.

2. SI COMES LA FRUTA DE POSTRE, ENGORDAS

Una fruta tiene las mismas calorías antes que después de las comidas, por lo que engorda lo mismo. La única ventaja que tendría consumir la fruta antes es que, gracias a su alto contenido en fibra y agua, produce un efecto saciante.

3. LO LIGHT ADELGAZA

Un producto light contiene menos calorías, como mínimo un 30% menos. Pero contiene, por lo que puede engordar menos, pero nunca adelgazar. Consumir alimentos light puede contribuir el seguimiento de una dieta en situaciones especiales, pero no hay abusar de ellos.

4. LOS CONSERVANTES DE LAS LATAS Y BOTES SON CANCERÍGENOS

Los conservantes hacen la cadena alimenticia más segura. Cuando un conservante va precedido de la letra E, al contrario de los que dicen algunos falsos mitos, no es que sea dañino, sino que su uso ha sido autorizado al no tener riesgos para la salud.

5. BEBER AGUA DURANTE LAS COMIDAS ENGORDA

El agua es acalórico, es decir, no engorda. Se tome cuando se tome. Sí es cierto que beber agua antes de las comidas puede producir un efecto saciante, por lo que se recomienda en algunas dietas de adelgazamiento. Además, es importante consumir una cantidad adecuada de agua, entre 1,5 y 2 litros diarios.

6. MEZCLAR HIDRATOS Y PROTEÍNAS ENGORDA

Las dietas disociadas, basadas en no mezclar en la misma comida alimentos ricos en hidratos de carbono con alimentos proteicos, no tienen fundamento científico. Los alimentos en sí mismos son una mezcla de nutrientes, por lo que no se puede separa la ingesta de hidratos y proteínas.

7. LOS PRODUCTOS INTEGRALES ADELGAZAN

No adelgazan. De hecho, las harinas y cereales integrales tienen prácticamente las mismas calorías que los productos refinados. Lo que ocurre es que, por su contenido de fibra, los alimentos integrales sacian más. Por ello son recomendables en una dieta de control de peso, ya que evitan comer más cantidad de otros alimentos.

8. LAS VITAMINAS ENGORDAN

Las vitaminas son nutrientes que no aportan energía y por tanto es imposible que engorden. Las cantidades necesarias de vitaminas varían según la persona, ya que dependen de factores como el sexo, la edad, si existe alguna enfermedad…

9. SALTARSE UNA COMIDA ADELGAZA

Falso. Saltarse una comida es un mal hábito. Se recomienda realizar cinco tomas diarias, lo que ayuda a no llegar con mucha hambre a la siguiente comida. Así, controlamos mejor la ingesta de grandes cantidades de comida y evitamos el aumento de peso.

10. LAS MONODIETAS SIRVEN PARA ADELGAZAR

A la larga es falso. Las monodietas se caracterizan por comer un único tipo de alimento. Tienen muy bajo contenido calórico y puede originar, en principio, una pérdida de peso. Pero en realidad, al finalizar la dieta, se estimula la ingesta excesiva de alimentos, lo que lleva nuevamente a la ganancia de peso, el conocido como efecto yo-yo.

11. LOS DIABÉTICOS NO PUEDE COMER HÍDRATOS

Se dice que los alimentos ricos en hidratos de carbono están prohibidos para los diabéticos. No es cierto. Es necesario un equilibrio en la ingesta de carbohidratos, insulina y actividad física para lograr un control adecuado de los niveles glucemia.

12. LOS ALIMENTOS CON GRASAS VEGETALES SON MÁS SANOS

Muchos alimentos indican en sus etiquetas que contienen “grasas y aceites vegetales”, lo que lleva a pensar que contiene aceite de oliva o girasol, y por lo tanto, son más sanos. Pero lo cierto es que en la mayoría de los casos son grasas saturadas, procedentes del aceite de coco y de palma, perjudiciales para la salud cardiovascular.

Estos falsos mitos sobre alimentación nos los ha proporcionado el nutricionista Ramón de Cangas, autor del libro 111 Mitos y Leyendas Alimentarias.

Redacción MedicinaTV

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.