Usan células madre de grasa abdominal para reconstruir la mama de pacientes de cáncer

Canal: Profesional

El Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Universitario Gregorio Marañón ha utilizado, por primera vez en España, células madre extraídas de grasa abdominal para la reconstrucción de la mama de pacientes a quienes se había extirpado previamente un cáncer.

Así lo manifestaron hoy los responsables del servicio en la presentación de esta intervención, a la que asistió el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes.

La jefa del departamento, la doctora Rosa Pérez Cano, explicó que este proceso se enmarca en un ensayo clínico europeo en fase I y multicéntrico, ya que es realizado también en Italia, Bélgica y Reino Unido, en pacientes operadas con cáncer de mama y que dentro del cáncer se pueden considerar “curadas”.

A su vez, señaló que la finalidad de esta intervención es reconstruir la mama de pacientes entre 28 y 70 años a quienes no se le ha extirpado completamente, es decir, en los que se ha realizado una tumorectomía o una cuadratectomía, y señaló que se prefiere la grasa abdominal “porque hay más células madre”.

En cuanto al proceso, la experta explicó que “en primer lugar se realiza una infiltración con suero muy frío para evitar el sangrado, y se procede a la liposucción. Después se decanta la grasa para rechazar el líquido, y se estudia la cantidad que se va a necesitar”, apuntó.

Asimismo, tras la extracción de las células madre adultas, una vez purificadas y seleccionadas, se implantan en la paciente con el doble objetivo de reconstruirle la mama que había sido intervenida quirúrgicamente por la extirpación del cáncer, y de generar vasos sanguíneos nuevos que permitan irrigar la zona afectada. En este sentido, la doctora Pérez Cano explicó que en el estroma de las células extraída de la grasa hay cantidad de células madre, y de ella se separan las células mesenquimales, que tienen una gran capacidad de transformación en diversos tejidos.

Después, una máquina separa la grasa de estas células, las purifica y las limpia para administrarlas, sin riesgo, en la mama de la paciente. Una de las novedades de este proceso es, según destacó, la rapidez en comparación con con otro tipo de células madre, ya que las derivadas de la grasa no necesitan ser cultivadas durante tres semanas, sino que en dos horas desde su extracción son puestas a disposición de los cirujanos para realizar el implante.

Asimismo, la doctora Pérez Cano añadió que las pacientes están muy controladas, y uno de los medios que se utilizan es la resonancia magnética para comprobar la proyección de la cantidad de grasa que se tiene y la que se va a conseguir. “Para más seguridad, aunque cada centro de Europa realiza la resonancia, se ha puesto un puesto al margen en Lyon (Francia) que controla las resonancias de los cuatro países, para que no haya ningún problema”, añadió.

La doctora indicó que “la mejoría de los pacientes está siendo impresionante” y destacó que “esta intervención dura aproximadamente entre cuatro y cinco horas desde que llega la paciente hasta que se va a su casa”. Con este ensayo lo que pretendemos demostrar es que esa grasa se mantiene porque las células madre han cumplido su función, es decir, se han integrado en el medio, han creado vasos y mantienen esa reconstrucción de por vida”, apuntó.

Amplia experiencia

Por otro lado, la doctora destacó que el centro posee una amplia experiencia, ya que en 2007 los cirujanos de este centro sanitario ya participaron en la liposucción de grasa del abdomen de un varón a quien le implantaron, por primera vez en el mundo, las células madre de esa grasa en el corazón, debido a que no tenía otro tratamiento alternativo posible para mejorar el bombeo de sangre de su corazón.

En este sentido, la experta subrayó que “las células madre son el futuro” y señaló que “se podrá reconstruir entera una mama con su propia grasa y células madre, y de ella o de otros”. Además, apuntó que “lo ideal sería realizar un banco de células madre, otra de las metas que se espera conseguir”.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, señaló que la apertura de los nuevos hospitales ha permitido ya que los centros tradicionales, como es el caso del Gregorio Marañón, incrementen el número de procesos de alta complejidad al ver reducida la presión asistencial. Asimismo, el consejero alabó la labor de los profesionales de la sanidad pública madrileña ya que “son el activo fundamental con que cuenta la sanidad madrileña”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR