Unas 800.000 españolas en edad fértil están expuestas al riesgo de un embarazo no deseado

Canal: Profesional

Además esta situación está relacionada con un aumentado de las tasas de interrupción voluntaria de embarazo (IVE), según se desprende de un estudio sobre salud reproductiva realizado por el Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

En torno a 800.000 mujeres españolas en edad fértil se exponen al riesgo de un embarazo no deseado “por no utilizar métodos anticonceptivos o hacerlo mal”, lo que equivale al 7,2 por ciento de este colectivo. Además esta situación está relacionada con un aumentado de las tasas de interrupción voluntaria de embarazo (IVE), que se sitúa en 7 de cada 1.000 mujeres, según se desprende de un estudio sobre salud reproductiva realizado por el Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

En concreto, el 28 por ciento de las españolas de entre 15 y 49 años declaró el año pasado no utilizar ningún método anticonceptivo, según esta investigación.

Dicho estudio revela “el drástico cambio” que ha experimentado la población española en cuanto a la anticoncepción, ya que en el año 1985 tan sólo el 33 por ciento de las mujeres utilizaba algún método anticonceptivo mientras que el porcentaje se ha incrementado hasta el 72 por ciento en 2003. El preservativo es el sistema más utilizado hasta los 40 años seguido de la píldora.

Respecto a la interrupción voluntaria de embarazo en 2001 la tasa más alta se observó en el grupo de mujeres de 20-24 años con un 12,86 por 1.000, seguido del grupo de 25-29 años (9,34) y del colectivo de las adolescentes (8,29). En este sentido en torno al 37 por ciento de las mujeres jóvenes (hasta los 24 años) que se quedan embarazadas finaliza su gestación con un aborto voluntario. “Habría que diseñar e implementar las políticas eficaces para la prevención primaria del embarazo no deseado”, indican los autores del estudio.

Según las diferentes Comunidades autónomas, Baleares presenta la tasa más alta de IVE con un 13,21 por 1.000 mujeres, frente a Ceuta y Melilla que tienen el índice más bajo (3,21 por cada 1.000). Además tan sólo el 2,43 por ciento de estas interrupciones se realiza en los centros públicos, lo que pone de manifiesto la falta de accesibilidad en las prestaciones sanitarias, señalan los investigadores.

Asimismo se estima que entre el 15 y 20 por ciento de las parejas españolas tienen problemas para lograr una gestación. Sin embargo muchos no pueden acceder a los tratamientos de reproducción asistida, ya que de los 203 centros autorizados para realizar estas prácticas en España únicamente el 18 por ciento pertenece a la red pública del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Finalmente los autores del estudio concluyen que para disminuir el número de mujeres que se ven abocadas a interrumpir su embarazo las autoridades sanitarias deberían mejorar la accesibilidad a los métodos anticonceptivos, dispensar gratuitamente la anticoncepción de emergencia e introducir con caracter obligatorio la educación sexual en los programas escolares.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR