Una técnica pionera para la prótesis de cadera que permite volver a la normalidad en un par de días

Canal: Profesional

Con esta técnica, llamada MAASH, el equipo quirúrgico del Hospital de Sant Celoni de Barcelona ha minimizado la diferencia de longitud de las piernas y la posible luxación de los componentes de la prótesis de cadera con un nivel óptimo de confort y recuperación de los pacientes.

Una técnica pionera para la prótesis de cadera que permite volver a la normalidad en un par de días
Especialidades relacionadas: General, Rehabilitación, Traumatología Ortopédica

El servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT) del Hospital de Sant Celoni (Barcelona) realiza una técnica pionera para la cirugía de prótesis de cadera llamada MAASH technique for THA. Este equipo, encabezado por el Dr. Antoni Salvador, inició la técnica hace unos años como una variación más conservadora de la técnica quirúrgica empleada habitualmente para colocar la prótesis de cadera y, ante los buenos resultados que ofrecía la técnica quirúrgica y el nivel óptimo de confort, recuperación y las ventajas que ofrecía para los pacientes, la han ido perfeccionando hasta conseguir la técnica actual.

Después de más de 150 pacientes intervenidos y con una gran experiencia acumulada, ahora han publicado los resultados de los 100 primeros casos en la revista del Hospital for Special Surgery de Nueva York (EUA) y, gracias a esta publicación, la técnica ha empezado a adquirir visibilidad y está teniendo una muy buena acogida entre la comunidad de especialistas de cadera.

El camino desde una idea hasta una técnica consolidada

Debido al aumento del envejecimiento de la población, cada vez es más frecuente la colocación de prótesis, especialmente de cadera y de rodilla. Cada año sólo en Cataluña se colocan alrededor de unas 9.000 prótesis totales y parciales de cadera, según datos de 2009, y las causas principales son la artrosis y las fracturas.

Este equipo de cirujanos, integrado por el Dr. Antoni Salvador, el Dr. Felipe G. Delgado, el Dr. Albert Broch y el resto del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT) del Hospital de Sant Celoni, inició el desarrollo de esta técnica quirúrgica, denominada MAASH technique for THA, a finales de 2007, con el apoyo del Dr. Francesc Reina, del Departamento de Anatomía de la Universidad de Girona. “Empezamos a buscar el modo de resolver dos de los grandes problemas asociados a las prótesis de cadera: la diferencia de longitud de las piernas y la posible luxación de los componentes de la prótesis de cadera”, explica el Dr. Antoni Salvador, jefe del servicio de COT del Hospital de Sant Celoni. “Y lo que hacemos, conceptualmente, es muy simple: normalmente, para poner cualquier prótesis, se retira la cápsula ligamentosa de la articulación, que hace como de ‘faja’ de la cabeza del fémur y la sostiene en su lugar, para poder acceder a la zona de la cadera donde hay que colocar la prótesis. Precisamente el hecho de que las técnicas convencionales eliminen esta «faja» durante la cirugía hace que los pacientes tengan esos problemas posteriores, así que nosotros lo que hacemos es conservarla”.

Las técnicas convencionales eliminan lo que sujeta la cabeza del fémur en su lugar y de ahí los problemas de luxaciones; por otra parte, también eliminan los tensores y anclajes de referencia, de modo que es frecuente que quede una diferencia de longitud entre las dos piernas. La técnica MAASH conserva la cápsula articular. Esta se secciona, a modo de ventana, para poder acceder al interior de la cavidad articular y cambiar la articulación por la prótesis, pero se mantienen intactos los dos grandes ligamentos de la cápsula y ésta se conserva. “Gracias a ser conservadores con la cápsula, los pacientes salen del quirófano sin el riesgo de luxación que tienen otros pacientes intervenidos con la técnica convencional. No tenemos que ponerles ninguna falca para mantener las piernas en una angulación determinada, ni necesitan un suplemento para ir al retrete, ni tenemos que esperar para que caminen. Al día siguiente de la intervención los levantamos, caminan, y 2-3 días más tarde se marchan a su casa”, explica el Dr. Albert Broch, uno de los miembros del equipo quirúrgico del Hospital de Sant Celoni.

Una técnica que inicia una trayectoria prometedora

La técnica MAASH no supone un riesgo aumentado respecto a otras complicaciones propias de esta cirugía de cadera, como podría ser el sangrado o la infección postquirúrgica. Respecto a otras complicaciones, como la luxación o problemas posteriores como el hecho de que las dos piernas queden de longitudes diferentes, la técnica MAASH sólo presenta ventajas. Todas estas conclusiones quedan recogidas en el artículo que han publicado y que evalúa la serie de los 100 primeros casos que ya han intervenido con la técnica MAASH.

La técnica en sí no tiene limitaciones añadidas, es decir, las limitaciones son las propias del paciente a la hora de valorar la conveniencia de ser intervenido. “Nosotros inicialmente combinábamos la técnica MAASH con la convencional, hasta que tuvimos la convicción de que realmente con la MAASH todo eran ventajas”, explica el Dr. Felip Delgado, también miembro de este equipo quirúrgico. “De hecho, el único caso en el que no está indicada la técnica es al hacer un recambio de prótesis. Es decir, cuando un paciente ya lleva una prótesis y hay que cambiarla por el motivo que sea, la MAASH no sería la mejor opción, por aspectos técnicos”, precisa Delgado.

Aparte de las ventajas clínicas de la propia técnica MAASH, es importante también el ahorro que supone para el sistema sanitario, ya que comporta un cambio sustancial en el coste de cada proceso. Los pacientes pasan de estar ingresados en el hospital unos 7 días de media, con las técnicas convencionales, a estar ingresados sólo 3 días, lo que equivale a un descenso del orden del> 50% en los procesos de colocación de una prótesis de cadera. “Desde la dirección médica del Hospital de Sant Celoni damos el máximo apoyo a esta iniciativa de nuestros cirujanos ortopédicos, en primer lugar por las ventajas y el confort que ofrece a los pacientes esta nueva técnica y, en segundo lugar, por la reducción de costes en el ingreso de una patología muy frecuente, que provoca una gran incapacidad en los pacientes con este tipo de lesiones”, explica el Dr. Julià, director médico del Hospital de Sant Celoni.

“Nosotros estamos muy contentos de que una técnica quirúrgica pionera, que estamos convencidos que marcará un antes y un después, se esté llevando a cabo en nuestro centro, y creemos, además, que refleja el hecho de que el nivel de nuestra sanidad, más allá del tamaño del centro sanitario, depende de la inquietud, la capacidad de innovación y la eficacia de nuestros cirujanos. Que un equipo humano de un hospital pequeño como el de Sant Celoni haya podido resolver estos dos problemas que en la actualidad son sujeto de debate al más alto nivel de las sociedades de la cadera de todo el mundo, para nosotros es un orgullo y una muestra de excelencia”, refiere el Dr. Julià.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR