Una niña gaditana supera un cáncer de cerebro tras ser tratada con células madre de su propio cordón umbilical

Canal: Profesional

La niña nació sana pero a los dos años se le diagnosticó un Meduloblastoma, un cáncer de cerebro muy poco frecuente. Se le extirpó la mayor parte del tumor y, tras ciclos de quimioterapia, se procedió al trasplante de células madre de sangre de su propio cordón umbilical. Es el primer caso que se da en España.

Alba, una niña de San Fernando (Cádiz), se ha convertido en el primer caso que ha superado con éxito un cáncer de cerebro tras ser tratada con células madre del propio cordón umbilical del paciente, según ha informado en un comunicado la compañía Crio-Cord, uno de los bancos de conservación de células madre autorizados en España.

La niña, que nació sana en 2007, se le diagnosticó a los dos años un meduloblastoma, un cáncer de cerebro muy poco frecuente. Por ello, se le extirpó la mayor parte del tumor y, tras varios ciclos de quimioterapia, se procedió al trasplante de células madre de sangre de su propio cordón umbilical.

En concreto, fue el servicio de Oncohematología del Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, dirigido por el doctor Luis Madero, quien llevó a cabo en 2009 esta intervención, que ahora se ha dado a conocer, siendo hoy Alba una niña de cuatro años que hace vida normal.

El proceso para la curación del meduloblastoma comenzó con la extirpación de la mayor parte del tumor, en el cerebro. Después se le sometió a quimioterapia para reducir el tamaño del tumor restante y, a continuación, se le aplicó quimioterapia más intensiva para eliminar completamente las células tumorales.

Ya en esta última fase, la quimioterapia no sólo destruyó el tumor sino también el sistema sanguíneo del paciente, motivo por el que había que recomponer el sistema sanguíneo con células madre.

De esta forma, se procedió al trasplante de las células madre de su cordón umbilical, que previamente habían sido solicitadas por el Hospital Niño Jesús de Madrid a Crio-Cord, quien las hizo llegar desde las instalaciones de Bélgica y Holanda.

Tras el trasplante, las células madre migraron hasta la médula ósea, donde se multiplicaron y empezaron a generar glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, iniciando así la regeneración de su sistema sanguíneo.

Después, a los 60 días del trasplante, le fueron infundidas nuevas células madre, en esta ocasión provenientes de su sangre periférica, para acelerar el implante plaquetario. Transcurridos 14 meses después del trasplante, la niña ha reconstruido completamente su sistema sanguíneo y disfruta de una vida normal, con las lógicas revisiones periódicas.

El propio doctor Madero, quien fue el responsable del tratamiento de Alba y su posterior seguimiento, ha señalado este lunes que se trata de un caso único en España. “La utilización de células madre para la regeneración del sistema sanguíneo es un tratamiento extendido en este tipo de cáncer”, ha reseñado este especialista, quien ha aclarado que lo que convierte el caso de Alba en único “es que por primera vez en nuestro país las células madre provenían de su propio cordón umbilical, conservado al nacer”.

“En los últimos años, los trasplantes de células madre de la sangre del cordón umbilical han experimentado un crecimiento importantísimo. Concretamente para el caso de hermanos, estas células madre son la mejor opción terapéutica que existe”, ha agregado.

“Nuestra mejor inversión”

Los padres de Alba, Santiago, que es ingeniero informático, y Teresa, profesora de Literatura, han coincidido en señalar que la conservación de las células madre de la sangre del cordón umbilical de Alba ha sido “su mejor inversión”.

“Todo se originó a raíz de mi interés por los programas de divulgación científica, ya que había visto un reportaje sobre el tratamiento con células madre para el Parkinson y mi padre, por aquel tiempo, tenía Alzheimer y estaba sensibilizado sobre el uso de células madre para las enfermedades degenerativas”, ha explicado Santiago, quien dijo que no lo dudó y que, tras planteárselo la pareja, accedieron a conservar las células madre del cordón umbilical.

“Conservar el cordón umbilical es una apuesta por el futuro, un seguro de vida que no sabes si necesitarás alguna vez, pero que puede salvar una vida”, ha dicho por su parte la madre, Teresa Molina, quien asegura que ha visto nacer a su hija dos veces.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR