Un gel de plaquetas restituye la mama tras la extirpación de un tumor

Canal: Profesional

Cirujanos del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona y médicos del Banco de Sangre y Tejidos han desarrollado con éxito un gel de plaquetas pionero en el mundo para restituir el volumen de la mama justo después de la extracción de un tumor.

Se trata de una nueva tecnología, patentada y que se ha aplicado a medio centenar de mujeres, que ha aportado buenos resultados al ser rápido y no requerir reconstrucciones posteriores ni la colocación de las conocidas prótesis mamarias para paliar el defecto del tejido extraído.

La nueva tecnología es especialmente relevante teniendo en cuenta que hasta la actualidad no se ha reconstruido la mama sin utilizar tejidos de la paciente en el momento de practicar una extirpación del tumor.

Lo que sí se había producido son intervenciones para rellenar la mama más tarde, tras la aparición de la deformidad, con ácido hialurónico o con grasa de la misma paciente, pero estas alternativas no siempre han obtenido los resultados deseados.

De hecho, siete de cada diez mujeres que sufren un cáncer de mama necesitan pasar por quirófano para extirpar el tumor, mientras que tres de cada diez requieren una extracción de todo el pecho, por la extensión del cáncer.

La peculiaridad de la utilización del gel de plaquetas es que se aplica justo en el momento de la operación para sacar el tumor y sin usar tejidos de la paciente, cosa que, además de evitar reintervenciones, aligera las consecuencias psicosociales que comporta la deformidad del pecho a las mujeres.

El gel se empezó a aplicar en 2008 y se ha probado en medio centenar de mujeres, que tras año o año y medio han mantenido el volumen y forma del pecho.

Las plaquetas se obtienen de la sangre de un donante y, con ellas, se elabora un gel con una consistencia similar, que también tiene la función de regenerar las fibras de colágeno perdidas.

La nueva tecnología se ha patentado con titularidad entre las instituciones implicadas en el proyecto, el hospital, el Instituto Germans Trias i Pujol, la UAB y el Banco de Sangre.

La patente se ha obtenido no sólo para la aplicación de rellenar los defectos que dejan las extirpaciones de los tumores, sino también para rellenar otras regiones del cuerpo humano.

El trabajo, liderado por Joan Francesc Julián, se ha desarrollado también en colaboración con la Universitat Autònoma de Barcelona ha hecho merecer el premio Corachán 2010 de la Societat Catalana de Cirugía.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR