Un 12% de los pacientes con cáncer de pulmón presentan mutaciones en el gen EGFR y podrían beneficiarse de los nuevos tratamientos orales

Canal: Profesional

Un inhibidor de la tirosin quinasa del EGFR, que se administra por vía oral, ha demostrado un incremento del tiempo de control de la enfermedad, de los efectos secundarios y una mejor calidad de vida que la del estándar.

Cada año más de 2.000 pacientes con cáncer de pulmón presentan mutaciones de sensibilidad en el gen EGFR (receptor del factor de crecimiento epidémico), un biomarcador predictivo de eficacia que supone el primer paso para la personalización del tratamiento. Ésta es una de las principales conclusiones del Estudio REASON, recientemente presentado en la XIV Conferencia sobre Cáncer de Pulmón en Ámsterdam, y que ha confirmado que, del total de pacientes diagnosticados cada año en España de cáncer de pulmón, cerca de un 12 por ciento presenta mutaciones en el gen EGFR. En este estudio han participado 40 centros hospitalarios de toda España que han aportado 1.088 pacientes, de los cuales el 92,7 por ciento tenía muestra disponible.

El objetivo del estudio REASON es identificar a todos estos pacientes portadores de la mutación para poder ofrecerles un tratamiento específico. “Estos pacientes deben ser considerados para un tratamiento con un fármaco oral con un inhibidor de tirosin quinasa del EGFR, como Iressa de AstraZéneca, en lugar de recibir un tratamiento con quimioterapia citotóxica intravenosa. Dicho tratamiento oral ha demostrado obtener un incremento del tiempo de control de la enfermedad, una reducción de los efectos secundarios y una mejor calidad de vida para el paciente”, señala el Dr. Bartomeu Massutí, jefe de Oncología del Hospital General Universitario de Alicante.

Esta investigación es pionera en la cuantificación de la frecuencia de las mutaciones EGFR en población caucásica en España. Tal y como explica el Dr. Massutí, “hasta ahora no disponíamos de datos extrapolables al total de la población de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico. Necesitábamos disponer de una visión global y prospectiva para establecer estas mutaciones en un subgrupo de pacientes con cáncer de pulmón que tienen un pronóstico y unas posibilidades de tratamiento diferentes a los demás”.

El estudio REASON ha confirmado, además, las características clínicas asociadas a la mayor frecuencia de mutación, siendo más frecuente en personas que no han fumado, en mujeres y en adenocarcinomas. Asimismo, la investigación ha demostrado que la determinación de la mutación es factible en más del 90 por ciento de los casos, “por lo que se podría convertir en la práctica clínica habitual a través de diferentes metodologías de uso potencial para analizar los fragmentos de ADN en que se localizan las diferentes mutaciones. Además, el tiempo medio para disponer del resultado no excede de los 10 días laborables”, asegura el Dr. Bartomeu Massutí.

Para realizar los diferentes métodos de detección de la mutación del EGFR se requiere una cantidad mínima de tejido o células tumorales para poder extraer los ácidos nucleicos y secuenciarlos para la determinación de mutaciones. De hecho, según el Dr. Massutí, “las causas de la imposibilidad de obtener un resultado genético adecuado en cáncer de pulmón están relacionadas con la dificultad de obtener muestras biópsicas. En ocasiones, al extraerlas presentan un contenido celular limitado. No obstante, las nuevas dianas biológicas y la disponibilidad de tratamientos específicos han incrementado la concienciación de los especialistas respecto a la relevancia de disponer de suficiente material a efectos diagnósticos”.

Los resultados del estudio REASON sirven de refuerzo a la Plataforma 1Dentify, que permite la solicitud de determinación de mutaciones del EGFR, una iniciativa puesta en marcha por AstraZeneca, que desde su creación ha posibilitado el análisis de más de 5.000 muestras gracias al esfuerzo conjunto de oncólogos, patólogos y biólogos moleculares.

El conocimiento de la frecuencia de la mutación del EGFR en los diferentes subgrupos clinicopatológicos, apoya la realización de dicha determinación de forma no seleccionada, para que ningún paciente pierda la oportunidad de recibir el tratamiento óptimo.

Todas las muestras que se recogen a través de la Plataforma 1Dentify se remiten a cinco Centros de Servicios: la Clínica Universitaria de Navarra (Pamplona), el Hospital 12 de Octubre (Madrid), el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), el Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) y el Pangaea (Barcelona). Todos ellos centros con una completa infraestructura de remisión de las piezas tumorales por su facilidad y rapidez y que cuentan con una gran ventaja: con muy escasa cantidad de material biópsico se puede realizar la determinación.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR