Tofacitinib se muestra efectivo contra la artritis reumatoidea activa

Canal: Profesional

Tofacitinib es un medicamento oral efectivo contra la artritis reumatoidea activa en pacientes que no responden adecuadamente a los antirreumáticos modificadores de la enfermedad no biológicos, según ha evidenciado un estudio financiado por Pfizer.

Tofacitinib se muestra efectivo contra la artritis reumatoidea activa

Este trabajo clínico aleatorizado, que ha sido publicado en la revista especializada Annals of Internal Medicine, expone que el fármaco de la compañía farmacéutica es “otra opción” para los pacientes que se encuentran en esta coyuntura.

Así lo indica el miembro del Albany Medical College de Nueva York (Estados Unidos), el doctor Joel Kremer, que añade que “es el único agente oral nuevo disponible”. Por ello, afirma que también representa una buena posibilidad “para los pacientes con fobia a la agujas”.

En cuanto a su funcionamiento, el experto sostiene que tofacitinib inhibe la vía JAK, lo que influye “en la activación de las células inmunológicas, en la producción de citoquinas proinflamatorias y en su señalización”. Con ello, “se mediaría la patofisiología de la artritis reumatoidea”, explica.

Ya se había evidenciado su eficacia como monoterapia o con metotrexato

Kremer, que confirma que investigaciones previas “ya habían demostrado que es efectivo como monoterapia o combinado con metotrexato en estos pacientes, ha llegado a estas conclusiones tras ensayar con este fármaco en combinación con varios antirreumáticos modificadores de la enfermedad no biológicos.

Todo ello lo han realizado el especialista y su equipo de científicos por espacio de un año y sobre 795 pacientes en esta situación. Así, durante dos veces diarias y divididos en tres grupos, éstos consumieron cinco miligramos de tofacitinib el primero y diez el segundo, mientras que al tercero se le administró placebo.

Tras ello, han comprobado que la respuesta fue inexistente en un 25 por ciento de los miembros del primer grupo, en un 18,2 por ciento de los del segundo y en un 50 por ciento de los del tercero. Sin embargo, el resultado primario fue significativamente superior en los dos primeros, con un 52,1 por ciento y un 56,6 por ciento, respectivamente; ante un 30,8 por ciento en el grupo de placebo.

En cuanto a los efectos adversos durante la investigación, éstos fueron superiores con el placebo que con el fármaco, donde la mayor seguridad la ofreció el grupo de cinco miligramos. No obstante, en estos dos últimos grupos los niveles de colesterol con respecto de los pacientes tratados con placebo.

Por todo ello, la miembro de Comunicaciones Comerciales de Pfizer, Kim Bencker, sostiene que ‘Xeljanz’, que es como la compañía comercializa el citrato de tofacitinib en Estados Unidos para el tratamiento de adultos con artritis reumatoidea moderada o gravemente activa y sin respuesta o intolerancia al metotrexato, “puede usarse como monoterapia o combinado con metotrexato u otro antirreumático modificador no biológico”.

No obstante, reconoce que “no debería usarse junto con los biológicos o inmunosupresores potentes, como azatioprina y ciclosporina”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR