Toda la información ante la menopausia

Canal: Profesional

La doctora María Jesús Cancelo del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Guadalajara, habla sobre un proceso fisiológico tan importante como desconocido por algunas mujeres: la menopausia. En esta entrevista, la doctora Cancelo comenta cuál es la percepción que tienen los ginecólogos y ginecólogas en las consultas sobre el conocimiento que la mujer tiene sobre la menopausia.

Pregunta.- ¿Qué apoyo recibe la mujer de su pareja ante la menopausia?

Respuesta.- La percepción que tenemos en las consultas, es decir, lo que vemos en el día a día, es que es algo excepcional que en una consulta de menopausia venga la pareja o marido intentando buscar una solución a esos problemas. Pero, en cambio las mujeres sí que refieren que sus maridos se quejan mucho de la problemática que comporta la menopausia, sobre todo el síndrome vasomotor, que sus maridos se quejan cuando ellas tienen sofocos por la noche en la cama, que se destapan, abren las ventanas, entonces sí se percibe esa queja, pero sin embargo no es muy habitual que en la consulta de menopausia acuda el marido acompañando a su mujer. Es poca la participación y quizás también es poca la comprensión que tiene el marido de este proceso fisiológico tan importante de la vida de la mujer.

P.- ¿Piensa que pueden existir diferencias en cuanto al abordaje de la menopausia cuando el clínico es un hombre o una mujer?

R.- Yo más que diferencias en cuanto a sexo, sí que creo que hay diferencias en cuanto al interés que puede generar esta etapa tan interesante de la vida de la mujer en el profesional sanitario. No cabe duda que hay profesionales sanitarios a los cuales les parece interesantísima esta etapa, tanto por la labor asistencial como por la labor de investigación que se pueda realizar y realmente el abordaje que va a tener este grupo de personas interesadas no tiene nada que ver con el abordaje que puede tener los profesionales a los cuales les parece una época incluso un poco tediosa en cuanto a la consulta. Yo ahí no haría diferencias de sexo sino diferencias de interés por esta etapa.

P.- Al hilo de la pregunta anterior, ¿considera que la mujer se encuentra más cómoda en la consulta si su médico es un hombre o una mujer?

R.- Creo que las mujeres ginecólogas tenemos ventaja en cuanto a la primera impresión. Es posible que la mujer mayor, estamos hablando de la época de la menopausia, sí que a lo mejor prefiera de primeras que le reciba una mujer. Pero lo que va a tener luego una importancia para las preferencias va a ser el trato que se le preste a esa mujer, tanto en lo que se refiere a la amabilidad del trato como a la eficacia que ella perciba de cómo se resuelve su problemática. Si ella percibe que el trato es amable, es correcto y la eficacia es buena, desde luego inmediatamente después le va a dar igual que su ginecólogo sea un hombre o que sea una mujer. Yo creo que ahí lo que prima es el cómo perciba ella cómo se le ha tratado independientemente del sexo del profesional.

P.- ¿Qué le preocupa a la mujer cuando se encuentra ante su menopausia?

R.- Hay muchos aspectos que en la época de la menopausia van a preocupar a la mujer. Quizá lo que más le llama la atención son los sofocos, porque realmente en algunas de ellas empeoran la calidad de vida de una manera muy marcada. Pero también los aspectos psicológicos, ella se encuentra un poquito más rara, más irritable, con un poquito de ánimo depresivo. El tema de la sequedad vaginal también les preocupa porque puede llegar a dificultar su vida sexual, su vida de pareja y le puede suponer una problemática importante con su marido. También le preocupa la asociación de la menopausia con la vejez y con la posible aparición de enfermedades, como puede ser el cáncer. Y últimamente estamos viendo también que les preocupan sus huesos, cosa que hasta no hace demasiado tiempo no percibíamos en la consulta y sin embargo ahora sí. Y en algunas de ellas también la patología cardiovascular es algo que empieza a preocuparles, pero son una minoría respecto al resto de inquietudes.

P.- ¿La mujer conoce en qué consiste la menopausia y las opciones terapéuticas disponibles para tratar sus síntomas?

R.- Aquí habría que hacer diferenciaciones. Por un lado están las mujeres mayores que acuden a nuestras consultas (que a veces acuden por otros motivos) y se les pregunta si tienen síntomas de la menopausia. Estas mujeres mayores realmente tienen muy poca información sobre la menopausia. No cabe duda que culturalmente la menopausia ha sido un proceso natural del que no se hablaba y que como mucho uno se ayudaba de un abanico para pasar esta época tan molesta para algunas mujeres. En este grupo de mujeres mayores todavía sigue esta concepción cultural de que es un proceso que hay que pasar sin remedio. Pero por otro lado están las mujeres más jóvenes, de entre 45 y 50 años, que están entrando en la menopausia, y en ellas vemos que la situación es diferente porque han tenido acceso a información sobre cómo se produce la menopausia, sobre por qué se produce y se puede hablar con ellas la información que tienen. Esa información no llega solamente por los medios de comunicación, sino también por la comunicación con otras mujeres y esto hace que sí estén más informadas y que, por lo menos, sepan que existen opciones terapéuticas que pueden aplicarse y que pueden aliviar toda esta sintomatología.

P.- ¿Qué se desprende de la nota de la Agencia Española del Medicamento (AEM) de cara a la actitud del ginecólogo?

R.- La actitud del ginecólogo que está informado y que está manejando la menopausia, realmente no ha cambiado porque lo que estábamos haciendo desde hace tiempo aquí en nuestro medio es lo que están diciendo que hay que hacer las sociedades, como la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia o las sociedades europeas. Nosotros llevábamos mucho tiempo utilizando este tratamiento para las mujeres sintomáticas, para el alivio de esos sofocos o el alivio de la atrofia, de la sequedad vaginal, y también estamos utilizando un tipo de estrógenos que no tienen nada que ver con el fármaco que se ha utilizado en este gran estudio. Tampoco la población de ese estudio es equiparable a nuestra población en la que utilizamos este tipo de tratamiento. Por eso realmente este estudio no nos ha dicho que haya que hacer nada distinto de lo que ya estuviéramos haciendo anteriormente. Lo estamos utilizando en mujeres con síntomas y durante el tiempo que hace falta, es decir, mientras persisten esos síntomas.

P.- ¿Qué mensaje daría a la mujer que esté actualmente en tratamiento con THS?

P.- Yo le daría un mensaje tranquilizador. Que si está utilizando ese tratamiento es porque en algún momento lo ha necesitado y por eso se le ha puesto. Por tanto, el consejo desde luego sería, primero, que no hiciera un abandono radical como hemos visto que han realizado muchas mujeres, y segundo, si tiene dudas, porque ha oído cosas realmente disparatadas en los medios, pues que consulte con el médico que le prescribió ese tratamiento y que aclare con él esas dudas o esas cuestiones que le hayan podido surgir a raíz de escuchar la noticia. Desde luego el mensaje o el consejo sería un mensaje tranquilizador, ya que no ha ocurrido nada que obligue a cambiar lo que se estaba haciendo o lo que en su momento le indicaron hacer.

P.- ¿Y que le diría a la mujer que hoy su médico le proponga que inicie el tratamiento?

P.- No cabe duda que todas esas informaciones que se han realizado desde los medios de comunicación con tanta difusión realmente inquietarían la decisión de iniciar un tratamiento, pero desde luego si un médico ha estudiado a esa mujer y considera que hay una indicación para hacer el tratamiento, yo creo que la paciente debe depositar su confianza en ese profesional que ha considerado que sería más útil para ella el realizar este tratamiento, es decir, que el equilibro beneficio-riesgo desde luego se decanta hacia el beneficio, por eso se lo ha mandado. Desde luego el consejo sería que hiciera caso de lo que le ha dicho su médico.

P.- ¿Cómo considera que se ha tratado esta información desde los medios de comunicación?

R.- Yo creo que hay que diferenciar el contenido, es decir, las cosas que se han dicho y, por otro lado, cómo se han dicho. En cuanto a contenido hemos visto en la prensa que se han dado informaciones que no son exactamente ciertas y además se han dicho de una forma que ha provocado una gran alarma entre las mujeres que están utilizando ese tratamiento y que por consideración a estos pacientes, desde luego, yo creo que se debería haber sido más moderado en cuanto a la manera de hacer ese comentario, porque esa preocupación ha hecho que muchas mujeres abandonen directamente el tratamiento y eso puede tener consecuencias para la salud de ellas.

P.- ¿Se han encontrado en las consultas ginecológicas con una “avalancha” de pacientes después de la nota de Ministerio?

R.- Sí y es lógico. Cuando una mujer está tomando un tratamiento y se ve como en televisión un médico señala un cáncer de mama con un rotulador. Uno por lo menos es lógico que se preocupe. Y ante esa preocupación caben dos posibilidades, una es acudir a la consulta a preguntar. Ésta sería para nosotros desde luego la mejor opción. Y luego hay otra posibilidad y es que uno abandone el tratamiento y encima se quede pensando que su médico le ha recetado algo inadecuado. Y eso es lo que realmente tiene una repercusión importante porque con la mujer que se puede hablar, discutir y explicar las cosas, pues no hay problema, pero con las otras mujeres que han abandonado el tratamiento y que han perdido la confianza en su médico, pues eso sí que tiene más repercusión.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR