Tocilizumab mejora los síntomas de la artritis reumatoide en pacientes que no responden a los fármacos tradicionales

Canal: Profesional

Así lo demuestra el estudio OPTION de fase III publicado esta semana en The Lancet. Tocilizumab es el primer anticuerpo monoclonal humanizado que inhibe el receptor de la interleucina 6 (IL-6) y que representa un mecanismo de acción novedoso para tratar la AR.

Especialidades relacionadas: Farmacología Clínica, Reumatología

Los pacientes con artritis reumatoide tratados con tocilizumab (Actemra) experimentaron una reducción rápida y significativa en los signos y síntomas de esta enfermedad, según el estudio OPTION de fase III, que ha sido publicado recientemente en The Lancet.

Los resultados del estudio OPTION (Tocilizumab Pivotal Trial in Methotrexate Inadequate respONders), ensayo internacional de fase III, demostró que los pacientes con artritis reumatoide (AR) no sólo conseguían una mayor mejoría de los síntomas, sino también una mayor calidad de vida con tocilizumab, un innovador inhibidor del receptor de la interleucina-6 (IL-6), en comparación con metotrexato, un fármaco tradicional contra la AR.

“Los resultados de este estudio demuestran que tocilizumab puede disminuir de forma rápida y eficaz los efectos dolorosos y debilitantes de la artritis reumatoide”, señaló Josef Smolen, M.D., investigador principal del ensayo OPTION y catedrático de Medicina del Departamento de Medicina Interna de la Universidad Médica de Viena, Austria. “Los resultados de este ensayo son importantes porque sabemos que muchos de los pacientes que padecen artritis reumatoide siguen sufriendo los síntomas de dolor y rigidez articular, discapacidad física y fatiga, a pesar del tratamiento con las terapias existentes”.

La AR es una enfermedad autoinmunitaria progresiva caracterizada por la inflamación del revestimiento de la membrana de las articulaciones de todo el cuerpo. Esta inflamación provoca la deformación de la articulación y una alteración de la función que va acompañada de dolor, rigidez e inflamación, y que, en último término, conduce a una destrucción irreversible de la articulación y a discapacidad. Además, los síntomas sistémicos de la AR incluyen fatiga, anemia, osteoporosis y pueden contribuir a disminuir la expectativa de vida afectando a sistemas orgánicos importantes. Desgraciadamente, al cabo de diez años, menos del 50 por ciento de los pacientes puede seguir trabajando o desarrollando sus actividades cotidianas de forma normal.

Acerca del estudio OPTION

En el ensayo clínico OPTION, 623 pacientes fueron aleatorizados para recibir tocilizumab por vía intravenosa (4 mg/kg u 8 mg/kg) cada cuatro semanas + metotrexato semanalmente o infusiones de placebo + metotrexato semanalmente. En OPTION, un estudio con tres grupos, a doble ciego y controlado, se evaluó la seguridad y eficacia de Tocilizumab combinado metotrexato en comparación con placebo más metotrexato, en pacientes con artritis reumatoide.

A las 24 semanas, el 58,5 por ciento de los pacientes que recibían tocilizumab (8 mg/kg) consiguieron una reducción del 20 por ciento en los síntomas de la AR (ACR20) , en comparación con el 26,5 por ciento de los pacientes del grupo de placebo más metotrexato. En el estudio, el 43,9 por ciento de los pacientes tratados con tocilizumab (8 mg/kg) más metotrexato consiguieron al menos un 50 por ciento (ACR50) de reducción en los síntomas en comparación con el 10,8 por ciento de los pacientes que recibieron placebo y metotrexato; la ACR70 se alcanzó en el 22 por ciento del grupo de tratamiento frente al 2 por ciento del grupo control. Transcurridas sólo dos semanas, se observó una rápida disminución en la actividad de la enfermedad (DAS28) en una mayor proporción de pacientes tratados con tocilizumab más metotrexato, alcanzando un 27,5 por ciento la remisión clínica (DAS28≤ 2,6) a las 24 semanas.

Además, los resultados mostraban que un 80 por ciento de los pacientes del grupo de tocilizumab (8 mg/kg) más metotrexato respondieron con una mejoría moderada a buena en los síntomas de la AR, según los criterios de respuesta de la EULAR, en comparación con el 35 por ciento de los tratados con el placebo y metotrexato a las 24 semanas. El ensayo OPTION también ha evaluado la función física y la calidad de vida al inicio y posteriormente cada cuatro semanas. Los pacientes que recibían tocilizumab consiguieron mejorías significativamente mayores en las áreas de la función de fatiga y mental a las 24 semanas y alcanzaron niveles normales de hemoglobina y proteína C reactiva (PCR), un marcador de la inflamación debida a la AR, en comparación con los pacientes que reciben placebo más metotrexato.

Acerca de Tocilizumab

Tocilizumab es el primer anticuerpo monoclonal humanizado que inhibe el receptor de la interleucina 6 (IL-6) y representa un mecanismo de acción innovador para tratar la AR. Roche y Chugai están colaborando en un programa de desarrollo clínico de fase III en la AR que se está llevando a cabo fuera de Japón, con más de 4.000 pacientes reclutados en 41 países, entre ellos varios países de Europa y Estados Unidos. En Japón, Tocilizumab se lanzó en junio de 2005 como tratamiento para la enfermedad de Castleman y en abril de 2006 se presentó para otra serie de indicaciones como la artritis reumatoide y la artritis idiopática juvenil con actividad sistémica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR