Se realiza con éxito la primera intervención quirúrgica sin cicatriz

Canal: Profesional

El Profesor Jacques Marescaux y su equipo realizaron con éxito la primera operación sin cicatriz, con la ayuda de un endoscopio flexible, consistente en la extirpación de la vesícula biliar (colecistectomía) por vía transvaginal, en una paciente de 30 años de edad, el 2 de abril de 2007, en el Hospital Universitario de Estrasburgo.

Especialidades relacionadas: Cirugía General y del Aparato Digestivo

Esta primera intervención, denominada “Operación Anubis”, fruto del proyecto del mismo nombre, fue presentada el fin de semana pasado en Las Vegas, en el Congreso de la Sociedad Americana de Cirugía Endoscópica (SAGES), y fue acogida con gran entusiasmo por la comunidad médica.

El proyecto Anubis pretende desarrollar la cirugía a través de los orificios naturales del cuerpo, y toma su nombre en referencia a la mitología egipcia, en la cual Anubis por medio de instrumentos largos y flexibles realiza la primera momificación dando vida a Osiris.

El cambio forma parte de la historia de la cirugía. En un principio, la excelencia era sinónimo de grandes incisiones (“grandes cirugías, grandes incisiones”). En 1987, Phillipe Mouret realizó la primera colecistectomía por vía laparoscópica y los países anglosajones hablaron ya de la “segunda revolución francesa”: la cirugía mínimamente invasiva había nacido, constituyendo uno de los más grandes cambios que el mundo de la cirugía ha conocido en el siglo XX.

Iniciado en 2004, el concepto de cirugía endoscópica transluminal por las vías naturales, había sido, hasta ese momento, algo experimental.

Una etapa importante fue superada el 20 de marzo de 2007 por el equipo de la Universidad de Columbia (Nueva York), quienes reportaron la primera operación realizada por vía mixta, transvaginal y transabdominal, con la ayuda de 3 trócares laparoscópicos (New York Times, 20 de abril 2007 – San Francisco Chronicle, 20 abril 2007).

La Operación Anubis, realizada sin ninguna incisión cutánea, constituye un gran paso para esta fase de la cirugía no invasiva. La etapa siguiente consiste en la validación de las otras vías de abordaje, como por ejemplo la transgástrica.

Los principales beneficios de esta cirugía incluyen la disminución/abolición del dolor postoperatorio, la facilidad de acceso a ciertos órganos y la ausencia de traumatismo de la pared abdominal. Además, conlleva una ventaja estética y psicológica, a la hora de eliminar posibles traumas causados por la intervención, siendo una prueba de que no hay límite al ingenio humano y al desarrollo de la tecnología para reducir el traumatismo físico y emocional ligado a la cirugía clásica.

El éxito de la cirugía realizada en el Hospital Universitario de Estrasburgo es el resultado de tres años de investigación dentro del contexto del Proyecto Anubis avalado por el Centro de Competitividad “Innovaciones Terapéuticas”.

El éxito de esta operación es un ejemplo del buen resultado de la colaboración entre diferentes agentes: el gobierno, por iniciar una dinámica de biocluster, un reconocido Instituto de Investigación (IRCAD-EITS University Louis Pasteur Strasbourg), un líder en el campo de la cirugía minimamente invasiva, Karl Storz EndoskopeÒ, y el Hospital Universitario de Estrasburgo, un elemento clave que ha permitido la transferencia rápida y eficaz de una investigación aplicada al servicio del paciente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR