Recomiendan la vacunación frente al cáncer de cérvix a la mayoría de las mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática

Canal: Profesional

Las vacunas actualmente disponibles presentan una eficacia preventiva para los VPH incluidos en la vacuna, en mujeres más allá de la adolescencia, del 90% y un excelente perfil de seguridad.

Recomiendan la vacunación frente al cáncer de cérvix a la mayoría de las mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática

La mayoría de mujeres sexualmente activas, fuera de los programas de vacunación sistemática frente al cáncer de cérvix, pueden beneficiarse de la vacunación por el riesgo significativo de adquirir nuevas infecciones por virus del papiloma humano (VPH) y de mayor persistencia viral que aumenta con la edad, la eficacia vacunal preventiva muy alta –cercana al 90%- y el buen perfil de seguridad, comparable al de las cohortes de vacunación sistemática.

Esta es la principal recomendación de un trabajo, realizado bajo los auspicios de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC) por un grupo multidisciplinar e independiente de especialistas en patología cervical (epidemiólogos, ginecólogos, oncólogos y preventivistas), con el aval de la Asociación Española de Vacunología (AEV), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad española e Ginecología y Obstetricia ( SEGO). Este trabajo se ha publicado en Progresos de Obstetricia y Ginecología, revista oficial de la SEGO.

El trabajo Vacunación frente al cáncer de cérvix en mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática, con o sin infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) o lesión cervical. Encuesta de opinión y recomendaciones, se ha llevado a cabo para conocer la opinión de los ginecólogos españoles especializados en patología cervical sobre la indicación de vacunar a mujeres con infección o lesión cervical, previa o actual; revisar las evidencias disponibles en la bibliografía sobre el beneficio de vacunar a mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática y realizar unas recomendaciones para facilitar a los ginecólogos la decisión individualizada de recomendar o no la vacunación a las pacientes fuera de calendario.

En opinión del doctor Rafael Comino, presidente de la AEPCC: “este documento viene a aportar luz en muchos aspectos confusos del problema y, por tanto, a todos nos será de gran utilidad en la práctica clínica habitual. Siempre teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de las mujeres sexualmente activas pueden beneficiarse de la vacunación”. Hoy en día, los sistemas sanitarios que disponen de esta vacuna buscan la inmunización de las mujeres jóvenes al iniciar sus relaciones sexuales. “Sin embargo sabemos de su eficacia a otras edades y en mujeres que fueron infectadas previamente e incluso sufrieron lesiones preinvasivas, aunque en estos aspectos la confusión entre la población general y los propios profesionales sanitarios es alta”, apunta el experto.

El estudio parte de una encuesta que, de manera consensuada, los autores dirigieron a ginecólogos españoles que desarrollan su actividad en el ámbito de la patología cervical y colposcopia. Esta encuesta evidencia que, incluso en este colectivo, hay un relativo desconocimiento y una demanda de información sobre aspectos importantes de la vacuna frente al cáncer de cérvix en mujeres fuera de los programas de vacunación.

Como explica sobre dicha encuesta el doctor Aureli Torné, consultor de Ginecología Oncológica del Hospital Clinic de Barcelona y coordinador de la publicación: “La mayoría cree que hay suficiente evidencia científica para recomendar la vacunación en mujeres expuestas al VPH, aunque echan de menos recomendaciones específicas al respecto”. Así, por ejemplo, “el 66% de los encuestados prescribe la vacuna en mujeres previamente expuestas al VPH, pero sólo la mitad lo hace en mujeres con lesiones cervicales”. Respecto a la información disponible, “sólo uno de cada cuatro ginecólogos conoce protocolos específicos relacionados con la vacunación en este grupo de mujeres”.

Por ello, este grupo de trabajo revisó las evidencias sobre la infección por VPH y el riesgo de cáncer de cérvix a lo largo de la vida, la eficacia de las vacunas en relación con la edad o tras el tratamiento de lesiones cervicales, y la perspectiva del médico y de la mujer. Para finalmente presentar unas recomendaciones, a modo de guía clínica, con el objeto de facilitar al ginecólogo la toma de decisiones sobre la vacunación en mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática, con o sin infección o lesión cervical.

Riesgo de cáncer de cérvix en relación con la edad

El hecho de que la respuesta inmune a la infección natural no ofrezca protección de por vida tiene importantes implicaciones a la hora de recomendar la vacunación de las mujeres previamente expuestas al VPH, independientemente de su edad.

Este trabajo pone de manifiesto que el riesgo de adquirir nuevas infecciones por VPH oncogénicos permanece significativamente alto a lo largo de toda la vida en las mujeres sexualmente activas. Se estima que entre el 5 y el 15% de las mujeres de mediana edad adquieren cada año una nueva infección por VPH oncogénicos.

También se ha demostrado que la persistencia de dichas infecciones, requisito indispensable para desarrollar lesiones precursoras o cáncer invasor, se incrementa con la edad porque la capacidad de respuesta inmune al VPH va disminuyendo.

Igualmente, las mujeres con lesiones cervicales son un subgrupo especialmente susceptible, respecto a la población general, de sufrir nuevas lesiones o carcinoma invasivo, incluso mucho tiempo después del tratamiento. Por tanto, la vacuna frente al cáncer de cérvix administrada antes, durante o después del tratamiento específico puede suponer un beneficio adicional a dicho tratamiento.

Vacunación

Sobre la vacuna, el doctor Torné explica que “las dos vacunas preventivas actualmente disponibles presentan una elevada inmunogenicidad al mes de la última dosis y varios años después”. Igualmente, “la seguridad y eficacia de ambas se ha constatado en todos los segmentos de edad hasta los 55 años, tanto en pacientes naïve –mujeres adultas sin infección previa o actual por los tipos vacunales- como en mujeres con infección actual o pasada”, añade.

Según el doctor Xavier Castellsagué, de la Unidad de Infecciones y Cáncer del Institut Català d’Oncología (ICO) y autor del trabajo, “la actual generación de vacunas permite prevenir del 70 al 80% de los casos de cáncer de cérvix cuando se administran antes del inicio de las relaciones sexuales”. Este argumento “justifica, la vacunación sistemática y la inclusión de dicha vacuna en el calendario vacunal”, explica. Sin embargo, las mujeres sexualmente activas que se encuentran fuera de los programas de vacunación “deben tener la oportunidad de elegir si vacunarse o no de forma individualizada, más aún cuando la evidencia científica es clara al respecto”.

Recomendaciones a modo de guía clínica

Con el objetivo de facilitar a los profesionales sanitarios la decisión individualizada de recomendar o no la vacunación a sus pacientes, el trabajo concluye que la mayoría de mujeres sexualmente activas que se encuentran fuera de los programas de vacunación sistemática pueden beneficiarse de la vacunación. Aunque la población naive (mujeres sin infección previa o actual por el VPH) tiene el máximo beneficio vacunal, las mujeres adultas con infección por cualquiera de los tipos del VPH incluidos en la vacuna obtienen alta protección frente al resto de tipos.

Además, las mujeres que han tenido infecciones previas por VPH y han eliminado la infección, pueden protegerse de la reinfección y reactivación; y en las mujeres sometidas a tratamiento de lesiones cervicales, la vacunación reduce el riesgo de segundas lesiones.

Un documento útil en la práctica clínica habitual

Los representantes de todas las sociedades que avalan el trabajo coinciden al afirmar que la vacunación y las nuevas estrategias de cribado constituyen la manera más eficaz y eficiente de prevenir el cáncer de cérvix, pero es imprescindible que ambas actividades alcancen altas coberturas en la población femenina si se quiere lograr el impacto preventivo deseado.

Asimismo, durante la presentación del trabajo se puso de manifiesto la importancia de que los centros de Atención Primaria aprovechen cualquier contacto de la mujer con el sistema sanitario para evaluar el estado de su cribado y actuar en consecuencia según las recomendaciones existentes en relación con la pauta correspondiente.

La guía clínica que hoy se presenta permite resolver muchas de las dudas existentes en torno a la vacunación frente al cáncer de cérvix y aporta información clara y concisa en relación con su administración a mujeres con características patológicas y edades diferentes a las incluidas en los programas de vacunación sistemática.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR