Procter&Gamble Pharmaceuticals – El tratamiento combinado en Osteoporosis

Canal: Profesional

La administración de calcio y vitamina D es una necesidad irrenunciable entre la población con factores de riesgo de osteoporosis y entre aquella que se encuentra en tratamiento. De hecho, un alto grado de cumplimentación del calcio y vitamina D reduce en un 24 por ciento el riesgo de fractura. Además, el tratamiento antirresortivo es más efectivo cuando se asocia a calcio y vitamina D y la eficacia de los antirresortivos en ensayos clínicos ha sido evaluada siempre añadiendo calcio y en la mayoría de las ocasiones vitamina D.

En Europa el estándar en el tratamiento para muchas mujeres osteoporóticas se basa en el bifosfonato prescrito con calcio y vitamina D. Estos elementos tienen un efecto beneficioso en la prevención de las fracturas osteoporóticas ya que durante la menopausia existe un déficit de los mismos.

A partir de los 75 años la absorción de calcio desciende, al igual que los niveles de Vitamina D y su producción. Además, la gran mayoría de mujeres osteoporóticas no recibe mediante la dieta los niveles adecuados de calcio que necesita el organismo, por lo que deben ingerir suplementos que les garanticen los niveles óptimos.

Por lo tanto, la administración de calcio y vitamina D es una necesidad irrenunciable entre la población con factores de riesgo de osteoporosis y entre aquella que se encuentra en tratamiento.

De hecho, un alto grado de cumplimentación del calcio y vitamina D reduce en un 24 por ciento el riesgo de fractura. Además, el tratamiento antirresortivo es más efectivo cuando se asocia a calcio y vitamina D y la eficacia de los antirresortivos en ensayos clínicos ha sido evaluada siempre añadiendo calcio y en la mayoría de las ocasiones vitamina D.

En la vida real existe una mala cumplimentación del tratamiento antiosteoporótico ya que algunas pacientes no cumplen la suplementación y, en los casos en que sí lo cumplen, no lo hacen correctamente por lo que comprometen la eficacia del tratamiento.

De las mujeres posmenopáusicas que toman calcio y Vitamina D, el 74 por ciento no toma las dosis recomendadas. Además entre aquellas pacientes que se encuentran sometidas a tratamiento con bifosfonatos semanales, solamente el 54 por ciento toma calcio y vitamina D.

Por lo tanto, resulta necesario poner en marcha estrategias que ayuden a mejorar la cumplimentación de las pacientes y en consecuencia garantizar la eficacia y protección necesaria.

Un estudio ha demostrado que el concepto de tratamiento combinado es acogido de forma positiva por parte de las pacientes. Más de un 70 por ciento de las pacientes respondió que creía que presentando los tratamientos juntos les ayudaría a recordar la toma de calcio y Vitamina D. Además, un 72 por ciento de las mujeres posmenopáusicas entrevistadas afirmó que prefería un tratamiento combinado que separado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR