Primer trasplante cruzado con un riñón ligeramente incompatible

Canal: Profesional

La Fundació Puigvert ha realizado por primera vez en España un trasplante renal cruzado en el que uno de los riñones no era totalmente compatible con uno de los receptores. La operación ha sido posible mediante la técnica de la inmunoabsorción, gracias a la que se amplían considerablemente las posibilidades de hacer este tipo de trasplantes, ya que actualmente un 30% de los candidatos a posibles donantes vivos nos son compatibles.

Primer trasplante cruzado con un riñón ligeramente incompatible
Especialidades relacionadas: General, Nefrología, Urología

Según destaca el Dr. Guirado, Jefe Clínico del Equipo de Trasplante Renal de la Fundació Puigvert, este primer caso supone abrir nuevos caminos en el trasplante renal cruzado de donante vivo. “Esta técnica no beneficia sólo a un receptor, sino a dos, puesto que el trasplante cruzado implica a dos receptores, ninguno de los cuales podría recibir el órgano si no se hiciera la operación cruzada”, explica.

Concretamente, la intervención llevada a cabo hace tres meses ha consistido en un trasplante renal de donante vivo cruzado entre dos matrimonios, donde se daba una incompatibilidad positiva leve que hacía que, inicialmente, la operación no fuera viable. Para conseguir que el riñón fuera compatible, se han extraído los anticuerpos del receptor que causaban la incompatibilidad mediante una máquina de inmunoabsorción -un mecanismo similar a la diálisis-, hecho que ha permitido llevar a cabo el trasplante. Este procedimiento aumenta la compatibilidad entre donante y receptor e, incluso, consigue más compatibilidad que entre algunos familiares directos.

El porqué de la incompatibilidad

La compatibilidad entre donante y receptor depende en gran parte de 12 proteínas que hay en el organismo, seis de las cuales se heredan del padre y seis, de la madre. Esto quiere decir que el receptor de un órgano se considera totalmente compatible con su donante cuando los dos tienen el grupo sanguíneo compatible y las mismas 12 proteínas. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las posibles combinaciones de proteínas son muchísimas.

Cuando el organismo entra en contacto con una proteína que no es igual a ninguna de las suyas, el cuerpo la detecta y genera anticuerpos contra esta proteína. Esto pasa cuando hay una transfusión de sangre o en un embarazo. Los anticuerpos no tienen que suponer ningún inconveniente para la persona que los ha producido, a no ser que requiera un trasplante de un órgano que tenga alguna de las proteínas para las cuales ha formado anticuerpos. En este punto, el Dr. Guirado puntualiza que los anticuerpos se generan para una o varias proteínas, que pueden estar en muchas personas, sean o no familiares o tengan o no alguna relación con la persona que ha creado los anticuerpos.

Por lo tanto, los anticuerpos que el cuerpo ha formado anteriormente para una determinada proteína son los causantes de la incompatibilidad y, si se intenta trasplantar un órgano que tiene una de estas proteínas para las cuales el receptor ha generado anticuerpos previamente, se produce un rechazo agudo por parte del receptor. Es por este motivo que, hasta ahora, los trasplantes cruzados se hacían sólo cuando el receptor no había creado anticuerpos respecto a las proteínas de su donante antes del trasplante.

Más opciones para los trasplantes renales de donante vivo

En la intervención con inmunoabsorción, que se ha realizado a dos matrimonios, había incompatibilidad porque el receptor de la primera pareja tenía anticuerpos preformados para una de las proteínas del donante de la segunda pareja. Gracias a la máquina de inmunoabsorción, se han eliminado estos anticuerpos y se han podido realizar los dos trasplantes.

En esta primera ocasión, el procedimiento se ha llevado a cabo con un caso de incompatibilidad positiva leve (con anticuerpos contra una de las 12 proteínas), pero, tal como destaca el Dr. Guirado, “la idea es ganar terreno poco a poco hasta poder hacerlo con incompatibilidades mayores”. Así, este primer caso supone un paso muy importante para ampliar las opciones del trasplante renal cruzado de donante vivo.

La Fundació Puigvert ha llevado a cabo esta intervención con la colaboración de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y con el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, centro de donde proviene la segunda pareja que ha sido intervenida en el trasplante.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR