Primer paciente de España tratado con éxito de Tracción Vitreomacular sin cirugía

Canal: Profesional

El Hospital Clínic de Barcelona aplica por primera vez en España la inyección intravítrea de ocriplasmina para tratar la Tracción Vitreomacular (VMT). La nueva técnica no implica los riesgos asociados a una cirugía convencional, y el paciente recupera en menos de una semana más del 30% de la visión perdida.

Primer paciente de España tratado con éxito de Tracción Vitreomacular sin cirugía
Especialidades relacionadas: General, Oftalmología

La inyección intravítrea de ocriplasmina es el nuevo tratamiento mínimamente invasivo que se utiliza para tratar la Tracción Vitreomacular (TVM), incluidos los casos que tienen asociado un agujero macular.

El Hospital Clínic de Barcelona, a través del Dr. Joan Giralt responsable del Departamento de Retina y Vítreo del Instituto Clínic de Oftalmología, ha sido el primer hospital español en aplicar dicha técnica con éxito a un paciente que presentaba serios riesgos de desarrollar por segunda vez un agujero en la mácula, la zona de la retina responsable de la visión.

A medida que se envejece, el humor vítreo se desprende de la retina de forma natural. En ocasiones no se desprende totalmente y permanece pegado a algunas zonas de la retina, especialmente a la mácula. Esto es lo que se conoce como adhesión vitreomacular. Estas zonas de adhesión vitreomacular pueden ejercer una fuerza de tracción sobre la mácula, ocasionando una enfermedad llamada tracción vitreomacular (TVM). Con el tiempo, la TMV puede desencadenar la formación de un agujero en la mácula con consecuencias visuales muy graves.

La VMT puede ocasionar síntomas como visión distorsionada y agudeza visual disminuida (menor nitidez de la visión). En algunas personas provoca al final un agujero macular. Sus síntomas pueden incluir la aparición de un punto o zona ciega (sin visión) en el centro del campo visual.

La técnica, utilizada en algunos países del mundo desde principios de 2013, resulta especialmente efectiva en aquellos pacientes que presentan síntomas como mala visión, progresión en la enfermedad y tracción focalizada en la mácula. Se calcula que en España existen unos 165 mil afectados por la VMT.

El fármaco utilizado en la inyección contiene ocriplasmina, una proteína que actúa separando el humor vítreo de la mácula. Puede disminuir los síntomas de la VMT y favorecer el cierre del agujero macular si existe.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR