Nuevos avances en anticonceptivos hormonales masculinos

Canal: Profesional

Un nuevo estudio sobre anticonceptivos masculinos demuestra la eficacia de una forma experimental de contracepción que suprime la producción de esperma.

Especialidades relacionadas: Obstetricia y Ginecología, Urología

Este estudio, publicado en el Journal of Clinical Endocrinology and metabolism, aboga por la contracepción masculina dosificada en una inyección cada seis semanas, no cada semana como apuntaban los demás estudios sobre contracepción masculina realizados hasta ahora.

Lo que se estudia ahora es una forma de testosterona, la undecanoato, y el enantato de noretisterona (NETE), que se usa en algunos anticonceptivos femeninos. Durante las 24 semanas, los 28 hombres sanos que participaron en las pruebas de entre 18 y 45 años se les suministró una inyección de esta testosterona cada seis semanas. La mitad de los hombres, que fueron seleccionados al azar recibieron inyecciones de NETE, mientras que la otra mitad recibieron placebo cada día.

Los dos grupos experimentaron una disminución en la producción de esperma, pero las reducciones fueron más acusadas en aquellos hombres que tomaban las dos hormonas, según afirman el doctor Eberhard Nieschlag y sus colaboradores de la universidad de Munster en Alemania, los autores del estudio. Al terminar las pruebas, la producción de esperma había parado completamente en 13 de los 14 hombres a los que se les había suministrado la combinación hormonal, mientras que sólo siete de los otros 14 habían dejado de producir esperma tomando solamente la testosterona. Los dos tipos de inyecciones tuvieron efectos secundarios, incluyendo la aparición de acné débil y un poco de dolor cuando las hormonas eran inyectadas. Además, algunos hombres a los que se les suministró la combinación de testosterona y NETE incrementaron la producción de sudor por la noche. Aunque ninguno de ellos abandonó el estudio por causa de los efectos secundarios y ninguno experimentó cambios en la función sexual o en el carácter, según se detalla en el informe.

Las inyecciones afectaron a los niveles de colesterol, aumentando los niveles de LDL y bajando los de HDL. Aunque la combinación hormonal produjo más efectos secundarios que la testosterona no-combinada, los niveles de colesterol en todos los hombres que se sometieron al estudio se mantuvo en niveles normales.

Según los autores del estudio, “en vistas de los excelentes resultados de las pruebas y de los pocos efectos secundarios que estas han causado, la combinación entre la testosterona undecanoato y NETE ofrece un gran potencial para el desarrollo de un contraceptivo hormonal masculino”.

El próximo paso en el estudio es repetir las pruebas con más voluntarios para determinar si las inyecciones pueden suministrarse más espaciadamente que cada seis semanas, cosa que supondría un importante avance en la mejora de la contracepción masculina.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR