Novartis y Esteve – Expertos nacionales e internacionales presentan las últimas novedades sobre terapia combinada en hipertensión arterial

Canal: Profesional

El Congreso de la Sociedad Española de Nefrología, celebrado recientemente en San Sebastián, ha acogido el symposium Actualización en la terapia combinada de la hipertensión arterial. Entre los ponentes destaca la participación de Kenneth Jamerson, de la Universidad de Michigan, y el doctor Josep Maria Galcerán, Jefe del Servicio de Nefrología de la Fundació Althaia de Manresa (Barcelona)que han presentado sus impresiones sobre los beneficios de las combinaciones de fármacos en el tratamiento de la hipertensión.

El doctor Jamerson ha valorado los últimos resultados del estudio ACCOMPLISH (Avoiding Cardiovascular Events through COMbination Therapy in Patients LIving with Systolic Hipertension), el primer ensayo multinacional de resultados clínicos a gran escala que compara directamente dos combinaciones a dosis fijas de medicamentos antihipertensivos de uso habitual, en cuanto a la aparición de episodios cardiovasculares.

Del trabajo ha destacado que “los resultados muestran los claros beneficios de iniciar el tratamiento antihipertensivo con una combinación de calcioantagonista más un inhibidor del sistema renina-angiotensina (SRA), y además cuestionan las guías terapéuticas actuales basadas en la combinación con diurético”.

El criterio de valoración principal del estudio ACCOMPLISH fue una variable combinada de enfermedad cardiovascular que incluía infarto de miocardio no mortal, accidente cerebrovascular no mortal, hospitalización por angina de pecho inestable, necesidad de revascularización y muerte por causa cardiovascular. El estudio se detuvo de forma prematura porque se había alcanzado la diferencia predefinida en eficacia en cuanto a la aparición de episodios cardiovasculares entre los dos grupos de tratamiento. El porcentaje de pacientes controlados (presión arterial menor a 140/90 mmHg) se incrementó desde el 37,5 por ciento al inicio del estudio hasta el 81,7 por ciento conseguido con la combinación de amlodipino-benazepril después de 30 meses de tratamiento y un 78,5 por ciento con la combinación benazepril/diurético.

Además, “la estrategia de la terapia combinada es una excelente opción para controlar la presión arterial y, si se escoge la correcta combinación, no sólo se consigue un óptimo control de la presión arterial sino menos eventos cardiovasculares”.

Por otra parte, hay estudios que indican que más del 50 por ciento de los pacientes precisan de al menos dos fármacos antihipertensivos para controlar su presión arterial.

La importancia de las combinaciones en el cumplimiento terapéutico

La necesidad de conseguir un mayor control de la presión arterial de manera rápida y eficaz es un objetivo prioritario en el tratamiento de la hipertensión arterial.

En Europa, las últimas Guías de práctica clínica, publicadas por la Sociedad Europea de Hipertensión (ESH) y la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), insisten en las ventajas de iniciar directamente el tratamiento con combinaciones de fármacos en la hipertensión grado dos ó tres o cuando el riesgo cardiovascular del paciente es alto o muy alto. Como afirma el doctor Aleix Cases, miembro del Servicio de Nefrología del Hospital Clínic de Barcelona, “las Guías Europeas de tratamiento de la hipertensión arterial recomiendan una combinación de fármacos antihipertensivos como terapia de inicio en pacientes con un riesgo cardiovascular elevado o muy elevado, en los que se precisa un control más estricto de la presión arterial o cuando los niveles de presión arterial son superiores a 160 y/o 100 mmHg”.

Las diversas etapas que se usan frecuentemente en la práctica clínica para el tratamiento de la HTA pueden prolongar el tiempo que se tarda en conseguir el objetivo de presión arterial y, probablemente, llevan a la frustración del paciente y a un sentimiento de fracaso.

Además, el uso como terapia de primera línea de una combinación a dosis fijas en pacientes que seguramente necesitan varios tratamientos para lograr su objetivo de presión arterial reduce el número de comprimidos.

Y es que tal y como apunta el doctor Cases, “las combinaciones de fármacos antihipertensivos aportan una mejora en el cumplimiento al simplificar el esquema posológico, además de presentar un buen perfil de seguridad y tolerabilidad”. Además, “las combinaciones fijas de fármacos antihipertensivos han demostrado un mayor descenso de las cifras tensionales y que consiguen un control adecuado de la presión arterial en un porcentaje mayor de pacientes respecto a las respectivas monoterapias”.

En este sentido, las nueva Guías se presentan como un elemento de apoyo al facultativo en el manejo de la patología porque “tienen como objetivo lograr una mayor detección y un mejor control de la presión arterial, e indican las estrategias a seguir para conseguir este objetivo por lo que su mayor y mejor implementación redundará sin duda en un mejor control de los pacientes hipertensos”.

Beneficios asociados a la sinergia entre inhibidores del sistema renina-angiotensina y calcioantagonistas

Los resultados del estudio ACCOMPLISH han demostrado que la combinación en dosis fijas del antagonista del calcio y un inhibidor del sistema renina-angiotensina (SRA), consiguió reducir un 20 por ciento los episodios cardiovasculares, en comparación con la combinación tradicional de un inhibidor del sistema renina-angiotensina (SRA) y diurético. Para el doctor Josep María Galcerán los beneficios asociados a la sinergia entre los ARA II y los calcioantagonistas son claros “una mayor potencia antihipertensiva asociada a un favorable perfil metabólico y a una reducción de efectos secundarios respecto a la monoterapia con calcioantagonistas”.

Los beneficios asociados a la sinergia se producen a nivel del mecanismo de acción y se traducen en efectos beneficiosos añadidos tanto en el ámbito de la seguridad como a nivel de eficacia. Son en ambos casos mecanismos de acción distintos, que interaccionan sobre vías complementarias del control de la PA” (presión arterial). Cada componente de la asociación puede, a su vez, neutralizar los mecanismos contrarregulatorios generados por la acción de su complementario. Así, el mecanismo de acción de los calcioantagonistas es de vasodilatación arterial, ello produce tendencia al edema por falta de venodilatación, mientras que la reducción de la PA estimula el SRA (Sistema Renina-Angiotensiona) y aumentan los niveles de angiotensina II. Si se tiene en cuenta el mecanismo de acción de los inhibidores del SRA, se comprueba que la venodilatación adicional reduce el edema, y el bloqueo del SRA inhibe los efectos de la angiotensina II, produciendo un descenso adicional de la PA.

Amlodipino y valsartán en un solo comprimido: facilidad y control

Una de las principales razones que explican el insuficiente grado de control alcanzado en los hipertensos es el incumplimiento terapéutico por parte del paciente. Este incumplimiento está relacionado con los posibles efectos secundarios de los fármacos antihipertensivos junto con la necesidad de tomar varios comprimidos al día. Por ello, en la estrategia terapéutica hay que tener muy presente estos hechos para conseguir que el tratamiento sea sencillo y bien tolerado. La utilización de combinaciones a dosis fijas de fármacos con acciones sinérgicas y que minimicen los efectos secundarios son de gran utilidad para conseguir el adecuado control de la hipertensión.

La respuesta de Novartis a este problema de salud pública es el lanzamiento de Exforge, una verdadera alternativa al tratamiento actual de la hipertensión arterial porque que une en un solo comprimido (administrado una vez al día) dos fármacos con efectividad sinérgica (se unen para lograr una mayor efectividad) y complementaria (se contrarrestan en sus efectos negativos) para el control arterial.

El nuevo fármaco proporciona mayor comodidad y facilidad al paciente para que consiga un mayor y mejor grado de cumplimiento de su tratamiento y así reducir y controlar su presión arterial y, con ello, los riesgos cardiovasculares a los que está expuesto.

Como describe el doctor Galcerán, con Exforge “se pone a disposición del médico una asociación potente, bien tolerada, de moléculas sólidamente avaladas, con la que podrá controlar y proteger a un gran número de pacientes hipertensos tan sólo con una pastilla al día”.

Y es que tanto la asociación como sus moléculas por separado cuentan con numerosas evidencias clínicas. Por un lado, “hay distintos estudios que avalan la eficacia antihipertensiva de este fármaco (EX-EFFeCTS, EX-STAND, EX-FAST)” y por el otro, “hay estudios fundamentales, realizados con numerosos pacientes y largo seguimiento, que han mostrado los beneficios cardiovasculares de cada una de las dos moléculas que conforman Exforge (ALLHAT, ASCOT, VALUE, VAL-Heft, JIKEI-HEART)”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR