Neuromoduladores a medida permiten tratar el dolor neuropático complejo de manera no invasiva

Canal: Profesional

Este avance consiste en la implantación de electrodos en el sistema nervioso que sirven para modular la señal del dolor e impiden que éste llegue con la misma intensidad.

Neuromoduladores a medida permiten tratar el dolor neuropático complejo de manera no invasiva

El dolor crónico es un dolor que persiste más allá del tiempo normal de curación de una lesión aguda, que normalmente es de tres a seis meses, o aquel que se produce en enfermedades sin curación. También puede surgir cuando no hay una causa obvia y el sistema nervioso emite una señal de alerta desproporcionada o innecesaria en relación al estímulo subyacente. Una de las técnicas más innovadoras en el tratamiento del dolor neuropático complejo, el dolor crónico más difícil de tratar que afecta al sistema nervioso central o periférico, es el neuromodulador a medida. Un sistema no invasivo y reversible que modula la información neuronal creada por el dolor, siempre que éste no se pueda curar con fármacos.

“El dispositivo consiste en un marcapasos que se implanta de forma percutánea y envía impulsos eléctricos controlados a unos electrodos que se colocan en el espacio epidural o los nervios periféricos. Así se modula la señal del dolor y se impide que éste llegue al cerebro con la misma intensidad”, explica el Dr. Víctor Mayoral, jefe de sección de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Bellvitge.

Se calcula que el 20% de la población tiene dolor crónico, 17% en España, de carácter intenso alrededor del 4,5% y diario en el 9%. Los dolores más frecuentes son los de espalda, huesos y articulaciones, los cuales repercuten muy negativamente en la calidad de vida de las personas. Los afectados presentan dificultades para conciliar el sueño o insomnio, ansiedad y depresión. Además del impacto en salud, esta patología afecta significativamente en la economía con costes directos, entre los que destacan el aumento en la dedicación del personal sanitario y consumo de fármacos, y los costes indirectos relacionados con la disminución de la producción a causa del absentismo laboral. El coste global de esta enfermedad se calcula aproximadamente en un 2,5% total del PIB español.

Con el objetivo de ser el máximo de efectivo en una enfermedad de diagnóstico complejo como es el dolor crónico, el manejo multidisciplinario es el tratamiento que más garantiza las probabilidades de éxito. “Para conseguir el tratamiento óptimo en una enfermedad de esta complejidad se necesita la máxima conexión entre todos los especialistas que intervienen. Por ello, hemos ido un paso más adelante y ya no sólo estamos interconectados, sino que pasamos visita en conjunto con cada paciente”, explica el Dr. Mayoral. El Hospital Universitario de Bellvitge ha sido uno de los centros pioneros en implantar este tipo de consultas donde el paciente es tratado en una visita por todos los especialistas implicados en el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad. La eficacia de esta fórmula ha sido constatada en pacientes con fractura vertebral osteoporótica y se ha conseguido una disminución del tiempo de curación, así como tratamientos más completos.

Ahora, este avance en la gestión multidisciplinar se está adaptando a personas con dolor neuropático complejo. “El dolor neuropático necesita de estudios neurofisiológicos muy precisos para saber el grado de severidad y cuáles son los nervios afectados. Por ello, la importancia de las visitas multidisciplinarias con los pacientes, que nos permiten una interacción directa entre todos los profesionales y, así, una orientación más efectiva”, indica el Dr. Mayoral. Un neurólogo, neurofisiólogo, anestesista y una enfermera intervienen en el seguimiento de la enfermedad de forma directa desde el primer momento. “Esta es una fórmula no sólo efectiva en el cuidado del paciente, sino motivadora y enriquecedora para los especialistas que trabajamos en equipo en la investigación de cada caso”.

Otro avance clave en las unidades de dolor crónico es la punción ecoguiada. La ecografía permite la visualización en tiempo real del recorrido de la aguja y la difusión del fármaco analgésico o la aplicación de técnicas lesionales como la radiofrecuencia justo en la estructura diana. Las ventajas de esta técnica, con el Hospital Universitario de Bellvitge como uno de los centros líderes en practicarla, son muy beneficiosas, ya que además de poder observar las estructuras generadoras de dolor, la punción ecoguiada permite alejar la punta de la aguja de determinadas estructuras cercanas o que se encuentran en el trayecto de la punción y que tienen riesgo de ser dañadas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR