Nace Cardioimpulso, un proyecto para mejorar la atención a los pacientes con cardiopatía isquémica

Canal: Profesional

Un grupo de especialistas en Cardiología ha puesto en marcha Cardioimpulso, un macroprograma de actividades patrocinado por Laboratorios Servier y tiene por objetivo organizar actividades relacionadas con la cardiopatía isquémica y sus nuevas posibilidades terapéuticas. Además se creará el Observatorio Servier, cuya primera actividad será la realización de un estudio prospectivo Delphi para buscar un consenso acerca de las perspectivas futuras en diagnóstico, tratamiento y pronóstico de esta patología.

La cardiopatía isquémica es la enfermedad cardiaca más frecuente en la edad adulta. En más de un 50% de los pacientes la manifestación inicial de esta patología es la angina de pecho estable. En los últimos años, ha ganado gran interés el estudio de la reducción exclusiva de la frecuencia cardiaca como tratamiento de la angina de pecho estable, debido a su relación con la isquemia y el balance entre la oferta y la demanda de oxígeno.

Según explicó durante su presentación Bernardo Rabassa, presidente del Gabinete de Estudios Sociológicos Bernard Krief, “Cardioimpulso pretende ser una herramienta de intercambio de información y experiencias sobre la cardiopatía isquémica entre los profesionales médicos, con el objetivo de desarrollar actividades de investigación, consensos, divulgación y formación, en relación con el tratamiento de esta enfermedad y la importancia de la reducción de la frecuencia cardiaca”.

En la misma línea, el doctor José Luis López Sendón, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital La Paz de Madrid, definió el proyecto como “una gran iniciativa de trabajo en el campo de la cardiopatía isquémica”. Según afirmó, las distintas actividades que integra “permitirán mejorar el conocimiento acerca de la importancia de la frecuencia cardiaca en la cardiopatía isquémica, así como encontrar puntos de mejora en el tratamiento”.

Investigación y Formación

El primer paso será crear el primer registro internacional de pacientes no hospitalizados con cardiopatía isquémica, para valorar la importancia de la frecuencia cardiaca y otros parámetros clínicos y terapéuticos en la práctica clínica habitual de esta enfermedad. La estimación es que el registro Clarify [ProspeCtive observational LongitudinAl RegIstry oF patients with stable coronary arterY Disease] implique a cerca de 30.000 pacientes de unos 40 países, que serán seguidos durante cinco años.

“Con el proyecto CardioImpulso podemos contar con una línea de trabajo a largo plazo en el campo de la cardiopatía isquémica”, señaló el doctor José Luis Zamorano, jefe de la Unidad de Imagen del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid y coordinador nacional del registro Clarify. “El registro es la iniciativa más importante -indicó-, ya que permitirá obtener información de un gran número de pacientes coronarios en España y sabremos cuál es la situación real de su tratamiento y dónde tenemos que mejorar”.

La formación se ofrecerá en forma de seminarios y talleres. A través de reuniones interactivas, especialistas en Cardiología procedentes de todo el Estado debatirán casos clínicos. Con ello se pretende, a través de la experiencia, buscar beneficios reales para los pacientes con cardiopatía isquémica.

Estudio Delphi

Otro de los proyectos incluidos en Cardioimpulso es el denominado Observatorio Servier, que pretende aglutinar las opiniones de los distintos agentes involucrados en la calidad asistencial y en las decisiones terapéuticas, para la búsqueda de soluciones y consensos.

La primera iniciativa de este Observatorio es la realización de un estudio prospectivo Delphi, para ayudar a mejorar la asistencia y la calidad de vida de los pacientes con cardiopatía isquémica estable en los próximos años. “Servirá como punto de partida para conocer las perspectivas futuras del tratamiento y nos ofrecerá las herramientas para realizar nuevos proyectos, con el fin de mejorar la calidad asistencial de los pacientes”, subrayó Bernardo Rabassa.

Este estudio, en el que participarán aproximadamente 250 destacados especialistas de toda España, permitirá dibujar los escenarios a 2015 de la Calidad Asistencial al diagnóstico, tratamiento y pronóstico de la cardiopatía isquémica estable en nuestro país. La difusión de los resultados se realizará a través de la publicación de un Libro Blanco sobre la cardiopatía isquémica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR