Los expertos piden un mayor control sanitario de los inmigrantes

Canal: Profesional

La Ley de Extranjería no contempla el trato sanitario que deben recibir los inmigrantes ilegales. El negárselo, en algunos casos, puede suponer un riesgo de futuras infecciones. Además, el inmigrante sin papeles, suele tener temor de acudir a un médico por miedo a ser denunciado.

Especialidades relacionadas: General

El catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de Granada, Ramón Gálvez considera necesario un mayor control sanitario de la inmigración y advirte que “los procesos migratorios pueden dar lugar a nuevos focos de enfermedades desconocidas o ya erradicadas”. En su conferencia Prevención de riesgos laborales en el trabajo de los inmigrantes, el experto ha destacado como ejemplos el brote de poliomielitis que la población malaya transmitió en los Países Bajos, o el de difteria en los territorios de la extinta Unión Soviética, ambos causados a consecuencia de procesos migratorios no controlados desde el punto de vista sanitario.

En su charla en el Centro Mediterráneo de la Universidad de Granada, el doctor Gálvez ha señalado que los focos pueden originarse en inmigrantes que no pasan por los controles médicos oportunos. Unos controles que deben ser distintos “según el tipo de colectivo”, en opinión de este experto. Como ejemplo, ha afirmado que la hepatitis B y el SIDA aparecen más frecuentemente entre los subsaharianos, mientras que la difteria se registra más en ciudadanos procedentes del Este y la tuberculosis es más frecuente en colectivos hispanoamericanos específicos.

El riesgo es mayor, según Gálvez, para los inmigrantes “sin papeles, a los que resulta difícil controlar desde el mundo sanitario por el miedo de éstos a ser denunciados”, ha lamentado este especialista.

Consecuencias de la Ley de Extranjería

“La ley de extranjería no concreta las actuaciones médicas que hay que seguir”, afirma el doctor Gálvez, quien aconseja que se adopte “un sistema mínimo de medidas por el Consejo Interterritorial de Sanidad”, evitando además que el tema sea “materia de disputa política”.

Por su parte, el Jefe de los Servicios Médicos de la Policia Local de Valencia, Francisco Fornés, ha asegurado en la misma charla que “las enfermedades que puede transmitir un inmigrante regularizado son las mismas que transmite un español” y ha indicado que este colectivo “es muy poco conflictivo, ya que su mayor interés es trabajar”. Pero ha afirmado que con los ilegales, “la situación es distinta”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR