Los expertos destacan la necesidad de fomentar las terapias avanzadas en la lucha frente al cáncer

Canal: Profesional

El Ministerio de Sanidad y Política Social ha acogido los Encuentros Celgene de Investigación en Cáncer, que han reunido a los principales investigadores internacionales de la compañía biotecnológica Celgene con científicos españoles de primer orden en materia de terapias avanzadas, asociaciones de pacientes y autoridades sanitarias.

Especialidades relacionadas: Oncología Médica, Oncología Radioterápica

“Hay que procurar que las terapias avanzadas que salen directamente de la investigación lleguen cuanto antes al paciente. En este sentido, esta iniciativa que reúne a un grupo de científicos que tienen esa postura de búsqueda de soluciones en las mejores condiciones posibles, resulta muy positiva para el paciente y para la investigación”, afirma Bernat Soria, Catedrático extraordinario de Medicina Regenerativa de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y moderador de una de las mesas de la reunión.

Los Encuentros han sido auspiciados por Celgene, una de las cinco principales compañías biotecnológicas a nivel mundial. “Nuestra misión es el desarrollo de terapias innovadoras para dar respuesta a necesidades médicas aún no cubiertas en el tratamiento de cánceres y enfermedades inmunológicas”, ha señalado Sol J. Barer, Presidente del Consejo de Administración y Director Ejecutivo de Celgene, que ha añadido: “Desde nuestros orígenes en 1986 hasta hoy, nuestro compromiso con la investigación siempre ha estado orientado al bienestar del paciente. Celgene promueve el descubrimiento de avances científicos que posibilitan el desarrollo de terapias que modifican el curso de las enfermedades lo que permite a los profesionales sanitarios utilizar mejores tratamientos con mejores resultados”.

Terapias avanzadas frente al cáncer

Las terapias avanzadas, entre las que se encuentran los tratamientos con células madre, la epigenética, la inmunomodulación o la señalización celular, están cambiando radicalmente el abordaje de enfermedades hasta el momento incurables o de muy mal pronóstico como ciertos cánceres de sangre. Es el caso del mieloma múltiple (MM), que sólo en España afecta a unos 7.000 pacientes y se diagnostican 2.000 nuevos casos al año; o los síndromes mielodisplásicos (SMD), un grupo heterogéneo de cánceres hematológicos que padecen unas 300.000 personas en todo el mundo. “En el año 2000 no teníamos prácticamente opciones para rescatar a un paciente con MM en recaída o tratar algunos SMD salvo con transfusiones. En los años transcurridos desde esa fecha han surgido numerosos fármacos que están mejorando la calidad de vida de los pacientes, prolongando la supervivencia y, en algunos casos, alcanzando remisiones completas. Son estos pasos continuos, y no las noticias espectaculares, los que a mí me llenan de esperanza”, afirma Dr. Jesús San Miguel, Jefe del Servicio de Hematología del Hospital Clínico Universitario de Salamanca y catedrático de esta especialidad y también participante en la reunión.

Estos avances son una realidad gracias a terapias avanzadas como los fármacos inmunomoduladores que han hecho posible mejorar la supervivencia y calidad de vida de pacientes con enfermedades como el mieloma múltiple. “La inmunomodulación es un proceso que posibilita que las células que no nos protegen pasen a hacerlo o a protegernos mejor. Eso ha permitido que determinadas enfermedades que eran agudas y mortales se transformen en crónicas con una calidad de vida cada día mejor para el paciente”, explica Bernat Soria. Entre estos agentes inmunomoduladores se encuentran los IMiDs®, una innovadora clase de medicamentos como lenalidomida que, además de reforzar la respuesta inmunitaria, atacan a las causas subyacentes del cáncer en lugar de atacar sólo a los síntomas, ralentizándolos potencialmente e incluso evitando el crecimiento y la propagación de ciertos tumores. Los IMiDs® se están investigando para una amplia gama de patologías oncológicas que, además de cánceres hematológicos, incluyen también tumores sólidos.

Epigenética y células madre

Durante la reunión también se ha debatido acerca de las novedosas terapias epigenéticas que prometen soluciones terapéuticas para enfermedades a día de hoy incurables como los síndromes mielodisplásicos. Los agentes epigenéticos, entre los que se encuentra azacitidina, regulan los procesos que silencian a los genes y que provocan que las células se conviertan en malignas. La epigenética, en sentido amplio, hace referencia a los cambios en la función de los genes sin cambios en la estructura inherente de su ADN. En palabras de Bernat Soria: “Hasta hace unos años pensábamos que el origen del cáncer era la mutación de los genes. Eso es cierto, pero aparte de las mutaciones también existen otras modificaciones que no están en el gen sino alrededor y que también pueden provocar ese tipo de conductas. Esas modificaciones, para suerte de los pacientes, los investigadores y de la medicina, las podemos alterar con moléculas lo que resulta muy beneficioso para ciertos cánceres cuya base es epigenética”.

En los Encuentros, en los que, entre otras destacadas personalidades de la investigación mundial, también han participado Guillermo García Manero, del M.D. Anderson Cancer Center de Houston (Texas, EE.UU.); Juan Carlos Izpisúa, Catedrático del Laboratorio de Expresión Génica del Salk Institute for Biological Studies de La Jolla (California, EE.UU.), o Manuel Esteller, Director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer (PEBC) del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge de Barcelona, también se ha hecho una actualización sobre otras terapias avanzadas como la señalización celular o los tratamientos con células madre. En este último ámbito, Bernat Soria ha explicado: “Las células madre están demostrando una doble capacidad terapéutica frente al cáncer. Una de ellas es identificar la célula madre que alimenta el cáncer y hace que crezca y cuya eliminación permite matar la enfermedad. La otra es más imaginativa y aún experimental y consiste en engañar al cáncer e introducir dentro del mismo células madre de tipo mesenquimal con un gen suicida lo que posibilita eliminar la enfermedad”.

Terapias avanzadas: esperanza para la enfermedades raras

Asimismo, se ha hecho hincapié en la importancia de estas nuevas terapias avanzadas en el tratamiento de ciertas enfermedades raras que, tradicionalmente han sido las grandes olvidadas de los investigadores y la industria. “A pesar de que en nuestro país se estima hay 3 millones de personas afectadas por la enfermedades raras, grupo que engloba a entre 5.000 y 7000 enfermedades distintas por las que mueren unas 100.000 personas al año, realmente no siempre se les ha prestado toda la atención que necesitan. En ese sentido, reuniones como los Encuentros Celgene de Investigación en Cáncer nos parecen muy importantes porque permiten la relación de investigadores con empresas punteras en biotecnología, que es la esperanza para muchas de estas enfermedades”, afirma Moisés Abascal, Vicepresidente de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) y Presidente de la Fundación FEDER para la Investigación de las enfermedades raras.

Los participantes en los Encuentros han mostrado su acuerdo sobre la necesidad de seguir potenciando la investigación en terapias avanzadas en España y la relevancia de este tipo de iniciativas para contribuir a este fin. “Creo que un área muy importante de desarrollo es la interacción entre lo que podemos llamar la academia (hospitales, universidades, etc.) y la industria farmacéutica. Todos tenemos el mismo objetivo: el paciente. Solamente uniendo esfuerzos conseguiremos acercar antes los tratamientos a los pacientes y, en ese sentido, creo que en España es urgente tratar de facilitar el desarrollo de los ensayos clínicos, especialmente los promovidos por grupos cooperativos. No puede ser que en un ensayo tenga que pasar por la aprobación de decenas de comités éticos y ser aprobado en cada una de las CCAA. Para estudios multicéntricos sería muy deseable disponer de un comité central único, tal y como ocurre en otros países de nuestro entorno. Si el ensayo clínico es bueno y está bien diseñado, tiene que ser bueno para todos los pacientes de España y lo antes posible”, concluye el Dr. San Miguel.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR