Las europeas muestran su alto grado de satisfacción con el Anticonceptivo hormonal local

Canal: Profesional

La Sociedad Europea de Contracepción (ESC, en sus siglas en inglés) celebró recientemente en Praga su X Congreso, que este año se centró en el análisis de "Impacto no anticonceptivo de la contracepción y planificación familiar". Dentro de este marco se desarrolló también el Segundo Symposium Bayer Schering Pharma en el que expertos de reconocido prestigio analizaron las posibilidades anticonceptivas de la mujer moderna.

Especialidades relacionadas: Obstetricia y Ginecología

La mujer de hoy en día tiene unas necesidades y demandas distintas a las de hace unos años. La incorporación a la vida laboral o los cambios producidos en las relaciones personales, hace que las mujeres retrasen el momento de tener hijos o quieran espaciar más su maternidad. Es por ello que el doctor Sergio Haimovich, del Hospital Universitario del Mar de Barcelona, quiso resaltar la importancia de las nuevas opciones anticonceptivas a largo plazo y reversibles para cubrir estas necesidades (LARC, en sus siglas en ingles).

La Anticoncepción a largo plazo y reversible incluye tanto formas no hormonales -como el DIU de cobre-, como las hormonales, es el caso de los inyectables, los implantes o la Anticoncepción hormonal local.

El uso de estos métodos anticonceptivos está ligado a la demanda para cubrir determinadas necesidades. El Doctor Haimovich ha analizado los resultados de una amplia encuesta según la cual, el 10 por ciento de las mujeres europeas que usan anticoncepción utilizan LARC y que el perfil de ésta es el de una mujer casada o que vive en pareja y que en un alto porcentaje tiene dos o más niños y no se planea tener más en el futuro.

Ventajas de la Anticoncepción hormonal a largo plazo y reversible

Desde el punto de vista medico, LARC tiene varias ventajas frente a los métodos anticonceptivos tradicionales. Para empezar, tanto el fallo del método, que es el mismo que el de cualquier método anticonceptivo, como el fallo de uso es relativamente bajo, por lo que se puede decir que la seguridad está garantizada ya que se asegura el cumplimiento y con ello también la comodidad.

La Anticoncepción hormonal a largo plazo y reversible tiene además, ventajas frente a la esterilización quirúrgica, ya que es menos cara, no conlleva el riesgo de una operación y tiene la misma eficacia que la esterilización quirúrgica. Y además, al ser reversible, si las mujeres cambian de opinión y deciden tener otro hijo, puede retirarla fácilmente y recuperar la fertilidad casi de forma inmediata.

Los LARC son además, después de un año de uso, más efectivos que la anticoncepción a corto plazo tanto para las usuarias como para el sistema sanitario, y el grado de satisfacción es mayor, ya que las mujeres valoran muy positivamente la comodidad de no tener que seguir un régimen de toma o aplicación. “Un buen ejemplo de todo ello es el Anticonceptivo hormonal local, que una vez colocado actúa en el útero liberando pequeñas cantidades de hormona de forma constante durante cinco años. Así, la mujer queda protegida de forma cómoda frente a embarazos no deseados y encuentra además, beneficios adicionales como la reducción de la cantidad y la duración de los periodos, o simplemente periodos menos dolorosos”, afirma Haimovich.

Todas estas razones explican que el 94 por ciento de las usuarias del Anticonceptivo hormonal local afirmen estar satisfechas o muy satisfechas con éste método anticonceptivo, lo que es el mayor índice de satisfacción de las usuarias de cualquier método anticonceptivo, tanto de larga como de corta actuación.

Uso del Anticonceptivo hormonal local en mujeres con problemas médicos

Las mujeres sanas pueden usar prácticamente cualquier método anticonceptivo, pero las opciones se limitan cuando la mujer sufre algún problema de salud. No obstante, es en estos casos donde más preocupa la anticoncepción porque en ocasiones, el hecho de quedarse embarazada puede suponer un problema mayor.

Así, por ejemplo, ante una intolerancia a los estrógenos o determinados problemas cardiovasculares, en cuyo caso también están contraindicados, las mujeres no tienen porque renunciar a su anticoncepción, y en esos casos una muy baja dosis de progesterona puede ser bien tolerada. El Anticonceptivo hormonal local también puede ser la solución ante varios cuadros médicos. Según afirmó el Dr. Oskari Heikinheimo, de la Universidad de Helsinki, se ha demostrado que es seguro en mujeres con diabetes tipo I, mujeres con sangrados abundantes y en mujeres con reglas dolorosas o dismenorrea. De hecho, en algunos países está especialmente indicado para la dismenorrea.

El Anticonceptivo hormonal local es, por tanto, un buen ejemplo de una Anticoncepción a largo plazo reversible: “Es altamente efectivo, puede tener beneficios adicionales como una reducción del sangrado y del dolor menstrual, y es perfecto también para mujeres con determinados problemas médicos. Todo ello, de forma cómoda y sin perder la fertilidad, ya que se puede retirar en cualquier momento y ésta se recupera casi de forma instantánea”, concluyó Heikinheimo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR