La revascularización en infartados también es eficaz a edades muy avanzadas

Canal: Profesional

La revascularización en pacientes de edad muy avanzada tras sufrir un infarto puede incrementar las tasas de supervivencia un año después del ataque, según un estudio del McGill University Health Centre (MUHC), en Canadá, y publicado en Canadian Medical Association Journal.

El estudio ha analizado las tendencias en el uso de procedimientos cardíacos invasivos y en las prescripciones de los fármacos durante más de una década. Así, ha determinado que el ratio de mortalidad al año de sufrir un ataque ha descendido desde 1996 de un 48,4 por ciento al 30 por ciento en 2006, según ha señalado una de las autoras del estudio, la doctora Maude Pagé.

En la investigación participaron un total de 29.750 personas mayores de 80 años, siendo “uno de los pocos estudios de informes tendencias de la mortalidad a largo plazo en las personas en este grupo de edad que sufren un infarto agudo de miocardio”, ha afirmado.

Igualmente, ha indicado que los datos muestran que los procedimientos cardíacos han aumentado un 22,7 por ciento, en el caso de las angioplastias realizadas a los 30 días, y un 12,9 por ciento en las realizadas al poco de sufrir el ataque. Además, el uso de fármacos recomendados también ha crecido, lo que también ha podido contribuir al aumento de la supervivencia.

Cambios en el perfil del paciente de edad avanzada

Los datos del estudio muestran que, en paralelo al crecimiento del uso de estos procedimientos, el perfil de los pacientes de edad avanzada que sufren infartos de miocardio agudos ha cambiado a lo largo del tiempo. De este modo, la prevalencia ha crecido en las mujeres, así como la presencia de factores como diabetes mellitus, dislipemia, malignidad, hipertensión y enfermedad renal crónica, ha afirmado el principal autor del estudio, la doctora Louise Pilote.

“Esto probablemente refleja los avances logrados en el manejo en estas condiciones que antes suponían complicaciones fatales en pacientes más jóvenes”, ha añadido. En este sentido, ha señalado que “los pacientes con un elevado riesgo y aquellos que necesitan cuidados a largo plazo acuden antes a los hospitales lo que puede afectar también al perfil de los pacientes”.

En población mayor y con recursos sanitarios limitados, “resulta crucial determinar si estos cambios insignificantes en la práctica resultan efectivos en el coste”, ha afirmado.

A este respecto, el doctor Mark Katlic, del Centro Geisinger en Pensilvania, Estados Unidos, ha destacado que los datos del estudio indican que “existe un uso más frecuente de estos procedimientos invasivos en pacientes que antes se creía que eran demasiado mayores para ello”, sin embargo ha lamentado que “aunque no hay una edad contraindicada para estas cirugías, se está realizando una discriminación por la edad”.

“Hay una variabilidad fisiológica muy grande en el grupo de mayor edad y estos resultados sobre la cirugía en los ancianos no son compatibles con los prejuicios basados en la edad. De hecho, muchos grupos han demostrado que se pueden lograr excelentes resultados si se presta mucha atención a los detalles”, ha asegurado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR