La Radiología Intervencionista abre nuevas posibilidades de tratamiento a los tumores con peor pronóstico

Canal: Profesional

Estas técnicas han demostrado recientemente que pueden ser igual de eficaces que la extirpación quirúrgica y prolongar la supervivencia del paciente en algunos cánceres, como los de riñón, pulmón o hígado y pueden aumentar la supervivencia en pacientes con metástasis hepáticas, sobre todo de origen colorrectal.

La Radiología Intervencionista abre nuevas posibilidades de tratamiento a los tumores con peor pronóstico

Las técnicas de Radiología Intervencionista (RI) aplicadas al tratamiento oncológico y a un amplio conjunto de patologías vasculares y no vasculares son técnicas que han evolucionado de manera significativa y que abren muchas posibilidades en el tratamiento de los tumores, especialmente aquellos de peor pronóstico.

Esta es una de las principales conclusiones de la rueda de prensa celebrada en el marco del congreso CIRSE 2013 y dirigida por el Dr. José J. Martínez Rodrigo, local host committee co-chair de CIRSE 2013 (el congreso más importante a nivel mundial que se realiza sobre Radiología Intervencionista y Cardiovascular y que está organizado por la Sociedad Europea del mismo nombre en Barcelona); la Dra. Teresa Moreno Sánchez, presidenta de SERVEI (Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista); la Dra. Pilar Garrido López, presidente electo de SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica); y la Sra. Isabel Oriol Díaz de Bustamante, presidenta de aecc (Asociación Española Contra el Cáncer).

Asimismo, han asistido como autoridades, Dña. Sonia García de San José, Subdirectora General de Calidad y Cohesión de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación en representación de la Ministra de Sanidad, Sra. Ana Mato; y el Dr. Josep M.Borràs, director del Pla director d’Oncologia del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, en representación del Conseller de Salut, Sr. Boi Ruiz.

Uno de los objetivos principales de CIRSE 2013 es dar a conocer las posibilidades que ofrecen las técnicas de RI tanto en combinación con otros tratamientos (quimioterapia, radioterapia, etc.) como en una alternativa de tratamiento en sí misma. Así, el Dr. José J.Martínez Rodrigo, local host committee co-chair de CIRSE 2013, ha destacado la relevancia que tiene y tendrá la RI para el futuro del tratamiento del cáncer, “la Medicina es una ciencia que está en continuo avance, y en patologías tan graves y tan comunes como es el cáncer, cada paso que damos cobra una gran importancia. Hoy queremos dar un mensaje de esperanza a todas aquellas personas que están sufriendo esta enfermedad, ya que existen formas de tratamiento que no sólo puede hacerles más llevadera la convivencia con la patología, sino que también puede permitir la cronificación de la enfermedad aumentando la supervivencia media”.

Radiología Intervencionista aplicada al cáncer

La RI tiene un papel muy significativo en el diagnóstico de diversas patologías, ya que permite realizar biopsias con una mínima invasión y sin cirugía.

La RI en Oncología aplica unos procedimientos muy poco invasivos dirigidos a atacar directamente a la fuente del cáncer sin dañar los tejidos cercanos. Aunque existe una gran cantidad de técnicas no invasivas, las más comunes para el tratamiento del cáncer son la quimioembolización (introducción de un catéter en la arteria femoral que una vez posicionado en el órgano diana administra agentes quimioterapéuticos directamente sobre el tumor) y la ablación por radiofrecuencia (introducción de una aguja que está conectada a un generador y que genera corrientes de radiofrecuencia exclusivamente sobre el tumor). La RI es una alternativa terapéutica en algunos pacientes, y, en muchos casos, es un tratamiento complementario dentro de un enfoque multidisciplinar.

“Este tipo de técnicas nos permite centrar el tratamiento directamente sobre el cáncer, lo que nos da la oportunidad de inyectar menor cantidad de quimioterapia más directamente sobre la masa tumoral, aumentando las probabilidades de destruir el foco cancerígeno. Mediante estos procedimientos podemos alargar la supervivencia en algunos pacientes y, en muchos casos, mejorar su calidad de vida. Es el caso de los pacientes con cáncer de hígado, en los que la RI permite mejorar el pronóstico en un 38% de los pacientes”, señala la Dra. Teresa Moreno Sánchez, presidenta de SERVEI.

En un principio, este tipo de procedimientos se utilizaban fundamentalmente como paliativos, pero en los últimos años se han obtenido resultados que evidencian sus enormes posibilidades para curar la enfermedad. Es el caso del cáncer de colon, segunda causa de mortalidad por cáncer en Europa con más de 400.000 nuevos casos cada año y en el que un 50% de los pacientes presentan afectación a distancia (fundamentalmente hepática) en el momento del diagnóstico. La opción de tratamiento recomendada para este tipo de cáncer es la cirugía, pero su aplicación solo es posible en un 10-20% de los pacientes, por lo que en el resto de casos se aplica la quimioterapia sistémica. Ahora, gracias a las técnicas de RI es posible el tratamiento mediante radiofrecuencia o con quimioembolización intraarterial que, según el estudio “Drug-Eluting Bead, Irinotecan Therapy of Liver Metastasis From Colon Cancer With Concomitant Systemic Oxaliplatin, Fluorouracil and Leucovorin Chemotherapy, and Anti-Angiogenic Therapy: Study designed toassesstheclinical performance of chemoembolization” obtiene una importante reducción de las complicaciones derivadas del tratamiento y una disminución del número de ingresos hospitalarios (dos sesiones de quimioembolización al año frente a tratamientos mensuales).

Asimismo, otro estudio, éste elaborado por el Barcelona – Clínic Liver Cancer Group sobre el cáncer de hígado (hepatocarcinoma), séptima causa de cáncer en el mundo y tercera causa de muerte por cáncer, también ha demostrado que aunque la supervivencia mediante ablación por radiofrecuencia es parecida a la de la cirugía convencional, esta técnica ofrece menor mortalidad perioperatoria (0,3% frente a 2,2-6%) y menores complicaciones (6,2% frente al 29,6%).“Actualmente se están aplicando algunas de estas técnicas en el tratamiento del cáncer de mama y del cáncer de pulmón, entre muchos otros, por lo que esperamos tener más cifras positivas en los próximos años”, informa la Dra. Moreno.

Los expertos reunidos esta mañana también han querido destacar el beneficio que supone este tipo de técnicas para el Sistema Nacional de Salud, “la RI es una aportación muy eficiente desde el punto de vista del coste sanitario ya que sustituye los ingresos de larga estancia por los tratamientos ambulatorios en hospital de día, por lo que, si bien es cierto que el equipamiento tiene un coste muy elevado, la amortización es rentable a medio y largo plazo”, afirma la Dra. Moreno.

La Dra. Pilar Garrido, presidente electo de SEOM y jefe de Sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, explica que,”en cáncer, en los próximos 20 años, se espera un incremento del 50% de los casos alcanzando los 15 millones en el año 2020 si mantenemos los mismos hábitos de vida. En los países industrializados morirán de cáncer una de cada cuatro personas”. Y afirma,”en términos absolutos el cáncer es la primera causa de muerte en España, con un 25,6% de todas las defunciones, lo que supera a las enfermedades coronarias”. Asimismo, continúa la Dra. Garrido, “la supervivencia es el indicador más importante de la eficacia del sistema asistencia. La media europea se sitúa en un 52%, y en España en un 45,7% en varones y un 58% en mujeres. Estos logros se consiguen gracias a los avances e investigación en los tratamientos oncológicos. La incorporación de nuevas técnicas como la Radiología Intervencionista también colabora en el aumento de la supervivencia. Está demostrado que el pronóstico de los pacientes mejora como resultado de una atención multidisciplinaria y organizada; si bien esto suscita retos organizativos y dificultades en la evaluación de resultados”.

Las posibilidades de la Radiología Intervencionista para el paciente

Otro aspecto muy relevante que ofrece la RI es la mejora en la calidad de vida de los pacientes ya que puede reducir los efectos secundarios. Estos tratamientos son complementarios a otras técnicas quirúrgicas. La cirugía convencional contrae riesgos y puede provocar algunas complicaciones.En el caso del cáncer de esófago terminal sin respuesta a la quimioterapia y a la radioterapia, la RI ofrece una mejora en la calidad de vida, ya que permite la colocación de una prótesis esofágica facilitando que el paciente pueda alimentarse y beber, no asfixiarse con su propia saliva y evitar la hospitalización.

Para la Sra. Isabel Oriol Díaz de Bustamante, presidenta de aecc,“es fundamental la atención integral al paciente de cáncer en todas las fases de la enfermedad y, en este sentido, desde la aecc venimos complementando la labor de los profesionales del sistema sanitario público para poder dar al paciente la mejor calidad de vida posible”.

Datos generales del cáncer

En nuestro país y según datos de Globocan, el cáncer es el responsable del 25,6% de las defunciones que se producen. En Catalunya, y según el último informe de Salut de Catalunya ‘Análisis de la mortalidad en Catalunya en 2011’, el porcentaje se eleva al 28,8% por lo que el papel de las técnicas intervencionistas como tratamiento contra el cáncer cobrará todavía más importancia en los próximos años, “aunque por ahora la RI está indicada en los casos en los que el tratamiento convencional no es recomendable, esperamos que en los próximos años estas técnicas puedan convertirse en una opción a considerar para el tratamiento de muchos cánceres”, afirma la Dra. Moreno.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer fue responsable en 2008 de 7,6 millones de defunciones (aproximadamente un 13% del total). Los cánceres de pulmón, estómago, hígado, colon y mama son responsables del mayor número de muertes.

Esta misma organización señala que se prevé un aumento de las muertes por cáncer en todo el mundo, alcanzando la cifra de 13,1 millones en 2030.

El caso del hepatocarcinoma, cirugía convencional vs. ablación (datos del estudio el Barcelona – Clínic Liver Cancer Group)

El hepatocarcinoma es un tumor que fundamentalmente se origina en hígados cirróticos. Las hepatitis B y C activas son causa de cirrosis hepática y de estas cirrosis, un porcentaje importante (el 3-5 %) van a desarrollar hepatocarcinoma. Sus alternativas de tratamiento son:

1. Cirugía y trasplante hepático: Sólo es posible en el 10-20 % de los pacientes.

2. Ablación por radiofrecuencia. Los resultados obtenidos son:

• Supervivencia a 1, 3 y 5 años de 92, 62 y 38 % respectivamente. En ensayos clínicos más recientes la supervivencia está empezando a equipararse a la de la cirugía (la cirugía tiene mejores resultados pero más mortalidad peri operatoria).

• Supervivencia libre de enfermedad para paciente asintomático. Ligeramente inferior a la cirugía con resultados al 1, 2 y 3 años del 90-60 %, 50 % y 30 % respectivamente.

• Mortalidad peri operatoria: 0.3 % frente al 2.2 % de la cirugía.

• Complicaciones derivadas de la técnica: 6.2 % frente al 29.6 %.

• Evaluación económica: La RF es más económica que la resección quirúrgica. La efectividad de la técnica es similar a la cirugía con una ligera ventaja de esta última de 2,5 meses (aunque prácticamente similar si restamos la mortalidad asociada a la cirugía). La razón coste efectividad incremental es favorable a la RF. (datos aportados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR