La patología ósea asociada a cáncer es uno de los factores que más contribuye al deterioro de la calidad de vida de los pacientes oncológicos

Canal: Profesional

Las metástasis óseas representan un problema clínico devastador en las neoplasias más frecuentes, ya que provocan dolor e incapacidad, y repercuten muy negativamente en la calidad de vida de los pacientes. El mejor conocimiento de los mecanismos fisiopatológicos implicados en el desarrollo de la enfermedad ósea metastásica y sus complicaciones ha llevado al desarrollo de nuevas estrategias de diagnóstico y tratamiento mediante un abordaje multidisciplinar. La formación de los médicos residentes en este sentido es fundamental y ha de redundar en un mejor tratamiento del paciente.

Especialidades relacionadas: Oncología Médica, Reumatología

En los últimos años, el mayor conocimiento de los aspectos relacionados con la patología ósea en pacientes con cáncer ha generado un importante volumen de información y conocimiento entorno a este tema. Por ello, la organización de una Jornada para Residentes que revise la patología ósea asociada al cáncer constituye una oportunidad inmejorable para entender de una manera global todo lo relacionado con la fisiopatología, diagnóstico, tratamiento y manejo de la afectación ósea en los pacientes oncológicos.

El dolor óseo es el tipo de dolor oncológico más frecuente y contribuye notablemente al deterioro de la calidad de vida de los pacientes. Las metástasis óseas representan un problema clínico muy grave en las neoplasias más comunes, especialmente en mieloma múltiple, cáncer de mama, próstata y pulmón. Las complicaciones esqueléticas incluyen las fracturas patológicas, que disminuyen la movilidad, son dolorosas y pueden requerir cirugía, y las fracturas vertebrales, pueden provocar la compresión de la médula espinal. Los recientes avances en el diagnóstico mediante técnicas de imagen y técnicas bioquímicas permiten efectuar un diagnóstico más preciso, y la combinación de diversas estrategias terapéuticas, como la inhibición de la osteolisis, la cirugía ortopédica profiláctica y la radioterapia favorecen un aumento de la supervivencia. En este sentido, los bisfosfonatos han supuesto una contribución importante al tratamiento medico de la patología ósea asociada al cáncer, ya que reducen el riesgo de presentar complicaciones esqueléticas debilitantes y pueden retrasar su aparición.

Cáncer de mama

El cáncer de mama es la causa más frecuente de metástasis óseas. Aunque el pronóstico ha mejorado sustancialmente, aún alrededor del 30 por ciento de mujeres que sufren cáncer de mama en España presenta recaída o desarrolla metástasis a distancia, siendo los huesos una de las partes del organismo donde con más frecuencia se manifiestan estas metástasis. Debido a que el carcinoma de mama tiene una supervivencia relativamente prolongada, estas pacientes son más propensas a sufrir una fractura patológica. Los bisfosfonatos tienen la capacidad de inhibir la actividad osteoclástica y proporcionan una drástica disminución de los eventos relacionados con el esqueleto como por ejemplo, las fracturas patológicas. En el transcurso de esta Jornada, se ha dedicado una parte del programa al tratamiento multidisciplinar de las metástasis óseas en cáncer de mama, abordando las diferentes opciones existentes del tratamiento local sistémico.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR