La inyección de cemento ortopédico, nueva técnica para eliminar el dolor de las fracturas vertebrales

Canal: Profesional

La vertebroplastia percutánea es una técnica que consiste en inyectar cemento ortopédico a través de una aguja en el hueso fracturado y que proporciona estabilidad al cuerpo vertebral fracturado. Para la intervención no se requiere anestesia general y el ingreso hospitalario es de sólo dos o tres días. El dolor mejora o incluso desaparece en las primeras 24 horas.

Especialidades relacionadas: Traumatología Ortopédica

Dos de cada cinco mujeres tendrán al menos una fractura osteoporótica a partir de los 50 años de edad, según datos del Consenso de la Sociedad Española de Reumatología (SER) sobre la osteoporosis posmenopáusica, siendo las fracturas vertebrales (localizadas en la región dorsal y lumbar) las que aparecen de forma más temprana.

Con frecuencia la fractura vertebral produce un dolor muy intenso e invalidante, y es habitual que, sin tratamiento, se fracturen nuevas vértebras, ocasionando cifosis -pérdida progresiva de la talla- y un aumento de la morbilidad.

Para tratar estas fracturas vertebrales, los especialistas reunidos en el V Congreso de la Sociedad Murciana de Reumatología (SMR) acaban de presentar una técnica novedosa y mínimamente invasiva: la vertebroplastia percutánea. Este tratamiento, aún poco extendido, consiste en inyectar cemento ortopédico a través de una aguja en el hueso fracturado.

“Esta intervención se basa en la cementación de un cuerpo vertebral fracturado y doloroso, accediendo al mismo mediante punción percutánea de los pedículos vertebrales. Tanto el acceso a la vértebra como la posterior inyección del cemento médico se realizan bajo control fluoroscópico y no es necesaria anestesia general”, explica el Dr. Manuel José Moreno Ramos, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Mejoría y desaparición del dolor en las primeras 24 horas

Para el experto, “la vertebroplastia percutánea tiene un riesgo muy bajo de complicaciones, requiere un corto ingreso hospitalario -de dos o tres días- y los pacientes refieren mejoría o incluso desaparición del dolor en las primeras 24 horas tras la intervención, mientras que los tratamientos conservadores y farmacológicos pueden tardar semanas o meses en hacer efecto”.

Gracias a esta técnica, muchos pacientes con osteoporosis vuelven a ser autónomos en sus actividades diarias habituales. “La calidad de vida del paciente mejora de forma significativa, ya que se consigue eliminar el dolor producido por la fractura y rompemos el círculo vicioso que genera más dolor vertebral: la osteoporosis produce fracturas, éstas producen inmovilización, lo que se traduce en mayor osteoporosis y una nueva fractura”, señala el Dr. Moreno.

Esta técnica está indicada en pacientes “con fracturas vertebrales agudas o subagudas, de entre uno y seis meses de evolución, que no han respondido a un tratamiento médico adecuado, aunque también se obtiene mejoría clínica en pacientes con fracturas de mayor antigüedad”, matiza el Dr. Mariano Espinosa, del Servicio de Radiología del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Según añade el Dr. Espinosa, “en todos los casos se debe realizar previamente una Resonancia Magnética (RM) con secuencias T1, T2 y STIR, que nos dirá si la vértebra colapsada sufre un fenómeno inflamatorio agudo (presencia de edema). Este hallazgo indica que estamos ante un proceso patológico activo, susceptible de tratamiento con Vertebroplastia Percutánea”.

Utilización de vertebroplastias percutáneas múltiples

“Además, debemos tener en cuenta que en estudios de biomecánica hemos visto que mientras que las vértebras fracturadas y cementadas aumentan su resistencia, las adyacentes no lo hacen, por lo que, teóricamente, serían más susceptibles de fracturarse”, subrayan los expertos.

Como solución, proponen “una mejor planificación de la intervención, ya que conociendo las líneas de fuerza en la columna vertebral y viendo si existen cambios morfológicos en las vértebras adyacentes a la fracturada, podemos plantear una Vertebroplastia Percutánea múltiple, es decir, cementar varias vértebras fracturadas en el mismo acto quirúrgico”.

Aunque las fracturas vertebrales de origen tumoral también son susceptibles de tratarse con esta técnica, se deben plantear otras estrategias quirúrgicas, “si existe importante invasión del canal medular o déficit neurológico secundario al colapso vertebral”.

Hasta el momento, más de 150 pacientes en Murcia ya se han beneficiado de esta técnica, la mayoría con fracturas osteoporóticas y, en muchos casos, se han realizado vertebroplastias percutáneas múltiples. Para su implantación en el resto de hospitales del país como una técnica habitual “es necesaria la asociación entre los Servicios de Reumatología y los de Neurorradiología Intervencionista”, concluye el Dr. Moreno.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR