La intervención con probióticos y prebióticos demuestra beneficios en bebés prematuros y en el abordaje de la obesidad

Canal: Profesional

Los expertos participantes en el III Workshop sobre Probióticos, Prebióticos y Salud: Evidencia Científica, primera actividad científica organizada por la recién constituida Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP), han puesto de manifiesto un aumento de los estudios y metaanálisis con evidencias sobre los efectos biológicos beneficiosos de probióticos y prebióticos en la salud humana y animal.

La intervención con probióticos y prebióticos demuestra beneficios en bebés prematuros y en el abordaje de la obesidad

En palabras del Dr. Francisco Guarner, Presidente de la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos, “es sorprendente la calidad científica de la investigación de grupos españoles en el ámbito de probióticos y prebióticos, ya que se han presentado novedades en ciencias básicas que muy probablemente tendrán un gran impacto a nivel internacional en el futuro. Un ejemplo es el reconocimiento de la biología de la placa dentaria y su impacto en la periodontitis o en la permanencia de los implantes”.

Entre las principales conclusiones del encuentro, celebrado recientemente en Barcelona y en el que se reunieron más de 200 especialistas de distintas áreas, destacan nuevas aportaciones en pediatría, neonatología, inmunología y nutrición, campo en el que estudios básicos y clínicos confirman nuevas funcionalidades sobre el equilibrio energético y los trastornos relacionados con la obesidad.

Del empleo de probióticos y prebióticos en niños habló el Dr. Rafael Tojo, catedrático y director de la Unidad de Investigación en Nutrición y Desarrollo Humano de Galicia (Universidad de Santiago-Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela), quien expuso una amplia revisión a la literatura científica más reciente. Entre los resultados más destacados señaló que se confirma el uso de ciertas cepas probióticas para prevenir la enterocolitis necrotizante (NEC) en neonatos. Se trata de una enfermedad gastrointestinal grave que afecta a recién nacidos, en especial prematuros, con una incidencia y morbimortalidad elevadas. Según el Dr. Tojo, “la intervención con probióticos en prematuros de menos de 34 semanas y bajo peso al nacer, ha demostrado que reduce el riesgo de sufrir enterocolitis y mortalidad”.

Otros beneficios de la administración de probióticos en niños, “contrastados en metaanálisis de estudios recientes, tienen que ver con el tratamiento de la diarrea infecciosa aguda; la menor duración de la diarrea y la normalización de las heces en casos de gastroenteritis aguda y beneficios en la erradicación de la Helicobacter pylori”. Otros procesos en los que aún faltan evidencias para recomendar un uso generalizado en niños, aunque en algunos casos ya hay datos preliminares positivos son el síndrome de intestino irritable, la colitis ulcerosa crónica, la dermatitis alérgica o la prevención de enfermedades atópicas (eczema atópico, rinitis alérgica y asma).

Otra de las intervenciones destacadas fue la de Nathalie Delzenne, directora del Grupo de Investigación en Nutrición y Metabolismo de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), quien habló sobre los efectos de los prebióticos en el balance de energía y en los trastornos asociados a la obesidad. Según esta experta, estudios básicos han demostrado que la modificación de la flora intestinal por la ingesta de prebióticos mejora la respuesta del organismo al control de la barrera intestinal y la inflamación (endotoxemia), el depósito de grasa subcutánea y la función endocrina. Al respecto, se han observado mejoras de la sensibilidad a la leptina y la insulina y aumento de la presencia de hormonas como GLP-1 y 2, PYY, grelina, etc, que regulan el apetito y el balance calórico.

“Estos resultados, junto con la información obtenida en humanos, indican que podríamos encontrarnos ante un nuevo enfoque terapéutico para tratar a pacientes con obesidad y otros trastornos metabólicos”, señala Delzenne.

El encuentro también incluyó una sesión sobre veterinaria y salud animal, un área en el que la utilización de probióticos y prebióticos está adquiriendo cada vez mayor importancia. Así lo destacó Odón Sobrino Abuja, jefe del Servicio de Medios de Producción Ganaderos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). El experto reflexionó sobre la sustitución de antibióticos por probióticos en animales, para prevenir o tratar procesos comunes como la mastitis, la mastitis infecciosa u otras enfermedades. Estos tratamientos se llevan a cabo a través de microorganismos derivados de la leche de mamífero obtenidos a partir de huéspedes sanos de las especies homólogas, que han demostrado propiedades antimicrobianas.

A nivel microbiológico y de caracterización de nuevas bifidobacterias, el congreso contó con la intervención de uno de los principales expertos mundiales en esta área, Douwe Van Sinderen, de la Universidad de Cork (Irlanda). Entre otros aspectos, Van Sinderen ha destacado el reciente desciframiento del genoma de bifidobacterium bifidum, una bacteria intestinal con características probióticas, en un estudio que ha demostrado que esta bacteria es capaz de extraer nutrientes de la mucina, una glicoproteína presente en la mucosa intestinal que actúa como lubricante y protectora de esa mucosa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR