La enfermedad cerebrovascular agrava la Enfermedad de Alzheimer

Canal: Profesional

"La enfermedad cerebrovascular favorece la conversión del estadío preclínico de la enfermedad de Alzheimer a demencia tipo Alzheimer", ha explicado el doctor David Muñoz de la Fundación Ruber Internacional de Madrid, durante el primer "Encuentro de Expertos en Demencias" celebrado recientemente en España, que ha contado con destacados ponentes de reconocido prestigio internacional que han expuesto lo último en Alzheimer y otras demencias.

Según este experto, “una de cada cuatro personas que ha sufrido un ictus o accidente cerebrovascular, tras superar los primeros meses, permanece con pérdida de su función intelectual, que en muchas ocasiones le impide volver a la vida independiente. Esto es lo que denominamos demencia vascular, que produce pérdida de la capacidad intelectual, de la autonomía y de la independencia”.

Tanto las enfermedades cerebrovasculares como el Alzheimer son patologías prevalentes en personas de edad avanzada. Los últimos estudios sobre ambas enfermedades han expuesto que las cerebrovasculares agravan el Alzheimer, pero no son una causa en sí mismas.

Para el doctor Muñoz, “el mayor argumento frente a la hipótesis de que las enfermedades cerebrovasculares son una causa directa de la Enfermedad de Alzheimer es que la patología de esta enfermedad (taupatía y degeneración neurofibrilar) progresa a través del sustrato neuroanatómico en una secuencia jerárquica bien definida. Los cambios citoesqueléticos comienzan en el núcleo basal de Meynert y las cortezas transentorrinal y entorrinal en la región mesial de ambos lóbulos temporales a los 47 años de edad – antes de cualquier signo de enfermedad cerebrovascular – y continúa durante décadas implicando la formación del hipocampo, la amígdala, y el neocórtex en los lóbulos frontales, temporales y parietales. Así, ni la patología vascular ni los desórdenes endoteliales podrían ser responsables de la localización selectiva temprana de la patología de la Enfermedad de Alzheimer o de su jerárquica progresión en el tiempo”.

Los rasgos clínicos que caracterizan el Alzheimer, como la pérdida de memoria, lenguaje, cálculo, habilidades visuales y espaciales, o el poder resolver problemas, reflejan una pérdida acelerada de neuronas. Este fenómeno compromete, de forma especial, ciertas regiones del cerebro, como el hipocampo, el sistema límbico y segmentos estratégicos de la corteza temporal, frontal y parietal.

“Un aspecto crucial que no debemos olvidar es que las enfermedades cerebrovasculares son una causa potencialmente evitable, e incluso reversible, de deterioro cognitivo”, concluye el doctor Muñoz.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR