La comunicación de los pacientes, uno de los puntos flojos de los alumnos de Medicina del último curso

Canal: Profesional

La tendencia en los nuevos planes de estudio de Medicina es dedicar la mitad del tiempo de formación a la adquisición de las competencias clínicas. Por otro lado, los expertos señalaron la formación de calidad como una exigencia inexcusable ante las medidas a tomar para paliar el déficit de profesionales sanitarios en nuestro país.

Especialidades relacionadas: General

Elaborar una historia clínica, redactar una informe para derivar al paciente a otro especialista, o la comunicación en general con los pacientes o con otros colegas, son algunos de los puntos débiles que admiten tener los alumnos de Medicina de último curso. Éstos son algunos de los datos que se han presentado durante el Curso de Verano de El Escorial Enseñar a ser médico: Metodología Educativa en Medicina, organizado por la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly – Universidad Complutense de Madrid.

“Los alumnos consideran trascendente saber comunicarse con los pacientes y los familiares, pero también con otros profesionales”, explicó el doctor Jesús Millán, director de la Cátedra y Catedrático de Medicina de la Universidad Complutense. Aún así, es la comunicación uno de los aspectos que los mismos alumnos de Medicina de último curso consideran más débil en su formación. Para aprender estas habilidades, el doctor José Antonio Gutiérrez, director de la Fundación Lilly, consideró imprescindible “pasar el mayor tiempo posible al lado de los pacientes, bajo la tutela del médico clínico experimentado”.

“El hospital debe cumplir una triple misión: atender a los pacientes, investigar y enseñar a los profesionales”, señaló el doctor Millán durante su conferencia. Según explicó, el hospital es indispensable en la enseñanza de la medicina, “además de los conocimientos teóricos, es necesario entrenarse y adquirir ciertas habilidades clínicas que sólo es posible si se viven en los servicios clínicos”.

Esta misma opinión es compartida por el doctor José Antonio Gutiérrez, quien señaló que “hay una parte fundamental de la formación que no se adquiere sólo con los libros. El médico debe aprender la utilización de las enseñanzas teóricas ante el paciente de la mano de otro/s médico/s”.

Sin embargo, reconocen que no siempre los hospitales están preparados para ello. “Por un lado, la docencia sigue siendo una de las misiones relegadas; por otro, en la enseñanza a los nuevos profesionales es necesaria la implicación de toda la plantilla médica del hospital, y por último, sería necesario definir las habilidades que queremos que aprendan”, resumió el profesor Millán.

Durante la reunión, se ha puesto de manifiesto que la tendencia en los planes de estudio es a que el 50 por ciento corresponda a la teoría y en el otro 50 a las competencias clínicas, a lo que el doctor Gutiérrez matizó que “no se pueden establecer cuotas. El estudiante debe hacer compatible la visita a los pacientes con la aprehensión imprescindible de los conocimientos teóricos que den base a la comprensión de los hechos observados en la clínica”.

Residente 0

En esta línea, el doctor Millán ha explicado el Proyecto “Residencialización” que está llevando a cabo la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, según el cual, los alumnos se incorporan al servicio clínico desde del primer año de carrera. “En el futuro inmediato tal vez la estrategia más adecuada sea estar toda la mañana en los servicios clínicos, incluso a costa de la parte teórica, viviendo el hospital intensamente y por tanto enfrentándose a situaciones que sólo se pueden aprender en el día a día. Estaríamos hablando de formar a un “Residente 0″.

Asimismo, también se ha abordado el papel de los simuladores en la formación. “Sin duda, estas nuevas tecnologías resultan de utilidad en la medida en la que permiten descomponer tratamientos preclínicos en diferentes fases”, indicó el doctor Millán. Sobre este tema, el doctor Gutiérrez advierte que “a pesar de que pueden tener sitio en el aprendizaje de determinadas técnicas diagnósticas o terapéuticas, nunca podrán sustituir a la relación médico-paciente en el desarrollo del arte médico”.

Medidas para paliar el déficit de especialistas

Ante el déficit actual de médicos que se está viviendo en España, para el doctor Jesús Millán la clave está en una formación de calidad, además de “unas condiciones laborales atractivas que incentiven a los médicos a incorporarse al Sistema público de salud”. En su opinión, “a corto plazo la medida pasa por formar con excelencia a los alumnos que actualmente están en últimos cursos, de manera que cuando se incorporen a la asistencia sanitaria puedan trabajar lo más independientemente posible de otros profesionales”.

Por su parte, el doctor Gutiérrez no duda en recordar que “se deben tomar las medidas necesarias para garantizar a los pacientes que serán atendidos por profesionales competentes, y a los médicos, que no se degradará la profesión”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR