La apnea del sueño es la primera causa de hipertensión arterial secundaria

Canal: Profesional

La CPAP es un dispositivo que permite, mediante un generador de flujo y por medio de una mascarilla, insuflar presión de aire en la vía aérea y facilitar la respiración durante el sueño. En España, el cuatro por ciento de la población adulta masculina y el dos por ciento de la femenina padece apnea del sueño. Los resultados de los estudios CPECTA y CERCAS confirman una vez más la relación que existe entre el Síndrome de Apnea del Sueño y la hipertensión arterial.

Existen evidencias científicas muy sólidas que confirman la relación existente entre el Síndrome de la Apnea e Hipoapnea del Sueño (SAHS) y el riesgo cardiovascular. De hecho, “esta patología respiratoria provoca hipertensión arterial y, aún más, se considera la primera causa de hipertensión arterial secundaria”, explica el doctor Ferrán Barbé, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida y director del encuentro científico XI “Hot Topics” in Sleep Apnea, celebrado en Lleida.

Más de un centenar de expertos en el manejo de la apnea del sueño se han encontrado para debatir sobre los avances que en el último año se han producido en el abordaje de estos pacientes. Se han presentado varios trabajos llevados a cabo en nuestro país. “España lidera las investigaciones que, a nivel clínico, se realizan en esta materia”, destaca el doctor Barbé.

La apnea tiene un tratamiento fácil y eficaz, mediante la terapia con CPAP, que consiste en insuflar una cierta presión en la vía aérea a partir de un generador de flujo por medio de una mascarilla nasal. El impacto del uso de este dispositivo en la salud de los pacientes es, precisamente, una de las novedades que se han dado a conocer en este encuentro. En este sentido, se presentaron dos investigaciones llevadas a cabo por especialistas españoles que han obtenido resultados muy prometedores en este campo. “En ambos casos hemos visto que el uso de la CPAP en pacientes con apnea del sueño -con o sin somnolencia- e hipertensos reduce de forma significativa las cifras de presión arterial”, apunta el doctor Barbé. Los dos trabajos forman parte del Programa de Investigación Integrada en Apnea del Sueño de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Estudios CPECTA y CERCAS

El estudio CPECTA, un trabajo prospectivo, randomizado y multicéntrico en el que participaron más de 360 pacientes de consultas de atención primaria y coordinado por el doctor Joaquín Durán, de la Unidad del Sueño del Hospital de Txagorritxu, en Vitoria, ha demostrado que el uso de la CPAP en pacientes con hipertensión arterial, roncadores y con apnea del sueño diagnosticada, reduce la presión arterial en 2 mmHg. “Estos resultados vendrían a confirmar la relación que existe entre la apnea del sueño y la hipertensión arterial y, en consecuencia, el riesgo cardiovascular. Además, suponen un cambio importante en la forma de abordar al paciente hipertenso por parte del médico de atención primaria”, destaca el doctor Barbé.

Los pacientes que participaron en el estudio CPECTA acudieron a su médico de familia para consultar sobre su hipertensión arterial, con lo que, “de manera involuntaria se diagnosticaron muchos casos de apnea del sueño”. Se calcula que año cada médico de atención primaria diagnostica dos nuevos casos de hipertensos al año; de todos ellos, los que roncan tienen el 40 por ciento de probabilidad de padecer también apnea del sueño. Por tanto, “el impacto que en la salud pública puede tener este nuevo abordaje del paciente hipertenso es muy importante”, señala el doctor Barbé.

Por su parte, el estudio CERCAS fue llevado a cabo con la participación de casi 400 pacientes con hipertensión arterial que habían acudido a Unidades de Sueño por no respirar bien mientras dormían, aunque no necesariamente tuvieran somnolencia. Tras un año de seguimiento, el grupo de trabajo coordinado por el doctor Barbé, observó que “la administración de CPAP reducía las cifras de presión arterial de manera proporcional al cumplimiento terapéutico”, explica el doctor.

Apnea del sueño en España

Se estima que, en España, el cuatro por ciento de la población adulta masculina y el dos por ciento de la femenina padecen SAHS, una enfermedad que se manifiesta con somnolencia diurna y la presencia de ronquidos. Aunque no se conocen las causas que desencadenan esta patología, sí que existen algunos factores que predisponen a su desarrollo. El más importante de todos es el exceso de peso. Por ello, resulta fundamental incidir sobre este aspecto desde el principio, convirtiéndolo en la primera medida terapéutica. “Desgraciadamente, sólo el diez por ciento de los pacientes consigue reducir peso de forma significativa y estable”, concluye el doctor Barbé.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR