La Agencia del Medicamento aprueba el uso de la toxina botulínica tipo A para tratamientos estéticos

Canal: Profesional

La autorización en nuestro país de la toxina botulínica para fines estéticos hace referencia a "la relajación y la mejoría de las arrugas glabelares" (de la zona del entrecejo), pero se va a aplicar "en todas las arrugas que sean de expresión y sean subsidiarias de mejorar", indica el doctor Pedro Jaén Olasolo, especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología y jefe de servicio del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

La toxina botulínica tipo A “lo que hace es bloquear la contracción de los músculos que ocasionan la arruga”, señala José Luis Díaz Pérez, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Este producto, comercializado en Europa como Vistabel y en Estados Unidos como Botox, se aplica mediante una inyección en la zona afectada, “algo que tanto dermatólogos como cirujanos plásticos estamos muy habituados a hacer”. Éstos son los profesionales que deben administrarla porque “la inyección debe ser muy precisa en localización y en dosificación (número de unidades)”, ya que si no es así “se puede obtener un efecto contrario al que se persigue”, como la caída de un párpado u otras asimetrías faciales, añade el doctor Jaén Olasolo. No obstante, este especialista explica que “como la toxina tiene una duración de efecto en torno a cuatro o seis meses, pasados dos meses se comienzan a corregir y a los cuatro o seis meses se han resuelto los problemas”.

Aplicación

Antes de la intervención es preciso realizar un diagnóstico del paciente “porque el tratamiento con toxina botulínica no es un tratamiento universal para todo el mundo”, advierte el doctor Federico Mayo Martín, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Universitario de Getafe. Los pacientes tienen “patrones distintos de arrugas en la cara y alteraciones en determinadas regiones anatómicas”, por lo que es conveniente disponer de un estudio fotográfico de la zona para decidir en qué punto concreto se va a inyectar la toxina.

Para someterse al tratamiento el paciente debe acudir a la consulta “con la cara sin maquillaje, crema ni nada que pueda alterar o contaminar el lugar de la punción”, aunque antes de empezar se hará una limpieza de la piel. A continuación “se marcarían unos puntos con un rotulador estéril, ayudándonos con la mímica del paciente para saber exactamente dónde y cuánto está contrayendo cada músculo que queremos debilitar”. Finalmente, se procederá a inyectar la toxina mezclada con suero fisiológico en esos puntos mediante una aguja muy fina y sin anestesia local, porque es un procedimiento prácticamente indoloro. Asimismo, no se realizará “ninguna infiltración previa ni nada, porque hay descritas pérdidas de efectividad de este tratamiento cuando se aplica simplemente alcohol por encima de la piel”. Como en cualquier tipo de inyección, es preciso que el paciente “no esté tomando anticoagulantes, aspirina o algún medicamento que pueda alterar la coagulación de la sangre”, para evitar la aparición de hematomas.

En los días posteriores a la aplicación “se puede hacer una vida completamente normal, no hay ningún tiempo de reposo ni hay que hacer nada especial (tomar analgésicos, etc.)” y transcurridos tres o cuatro días se comenzarán a ver los resultados.

Otras indicaciones

Según José Luis Díaz Pérez , la toxina botulínica se ha utilizado con fines médicos “durante más de 25 años, lo que da la experiencia suficiente para saber que no tiene problemas o en qué condiciones debe aplicarse”. Por ejemplo, se emplea para tratar los espasmos musculares que se producen tras un accidente cerebrovascular, la distonía cervical, la distonía laríngea y la espasticidad. Para el tratamiento de las arrugas del entrecejo ha sido aprobada anteriormente en otros países como Estados Unidos, Canadá o Australia. En nuestro país el presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología espera que “en muy poco tiempo se apruebe también para otras indicaciones, como la hiperhidrosis palmoplantar”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR