Investigadores del centro de regulación genómica describen una nueva estrategia para controlar la expresión génica

Canal: Profesional

El estudio publicado en la revista Molecular Cell describe el caso de una proteína que es capaz de autorregularse mediante un mecanismo nunca descrito hasta ahora.

El primer paso en la expresión de un gen es la transcripción o síntesis de ARN, el cual será traducido a proteína. Para ello, es necesario que el ARN madure en un proceso conocido como splicing, mediante el cual el mensaje contenido en el ARN adoptará su significado final.

L30 es una proteína esencial para la célula que es capaz de regular la expresión de su propio gen. La unión de L30 a su propio ARN interfiere con el proceso del splicing. La regulación del splicing es crucial para que un gen se exprese correctamente y la célula sintetice las proteínas requeridas para la supervivencia.

Novedades del estudio

La novedad de este trabajo radica en la forma en que la inhibición tiene lugar. En la mayoría de casos de regulación descritos hasta ahora, las proteínas inhiben el reconocimiento del propio ARN bloqueando los factores que activan el splicing o bien interfiriendo en las interacciones de dichos factores reguladores. En cambio L30 permite todos estos procesos pero afecta a la estructura esencial que tiene que formar el complejo para ser sustrato del splicing.

Además, este sistema es un ejemplo de la gran capacidad evolutiva de las células. El ARN ha conseguido crear una estructura que mimetiza el lugar real de unión de la proteína L30 en el ribosoma, haciendo posible que la proteína se una e intervenga en su destino.

El hecho que este sistema de regulación se detecte desde el primer paso de la vía de expresión génica es sorprendente. Consecuencia de ello es que L30 regula la su propia síntesis desde el principio y acompaña a su ARN desde que se empieza a sintetizar hasta su final degradación.

Según el doctor Vilardell, “hay indicios de que este tipo de mecanismos no se dan sólo en la proteína L30″. Así, este estudio abre una puerta hacia una nueva visión de la regulación mucho más sofisticada, con la incorporación de nuevas estrategias basadas en la capacidad de ciertas proteínas de interferir en múltiples procesos que tienen lugar durante la vida de un ARN.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR