Éxito de la braquiterapia guiada por imagen para tratar el cáncer de cuello de útero

Canal: Profesional

Dos estudios sobre radioterapia han demostrado que es posible tratar el cáncer de cuello de útero con eficacia con dosis altas adaptadas específicamente para cada tumor y con un menor número de efectos secundarios graves a los órganos normales circundantes.

Éxito de la braquiterapia guiada por imagen para tratar el cáncer de cuello de útero

En el marco del II Foro de la Sociedad Europea de Radioterapia y Oncología (ESTRO), se muestra mediante dos estudios, que la braquiterapia guiada por imagen es capaz de administrar dosis muy altas, que impiden el crecimiento del tumor en más de 90 por ciento de los pacientes, con pocos efectos secundarios graves.

Uno de los problemas con la radioterapia para el cáncer de cuello uterino es que la vagina recibe una dosis alta de la radioterapia, que puede causar síntomas como sequedad vaginal, estrechamiento vaginal y acortamiento, con una pérdida de flexibilidad (estenosis), inflamación vaginal (mucositis), sangrado o un agujero en la pared de la vagina (fístula vaginal), una de las complicaciones más graves pero poco frecuentes. El intestino y la vejiga también pueden verse afectados por la radioterapia para el tumor uterino.

La braquiterapia guiada por imagen implica la entrega de la radioterapia para el tumor mediante la colocación de una fuente radiactiva en un aplicador, posicionado internamente en la región del tumor. El escáner, ya sea por las exploraciones repetidas de tomografía computarizada (CT) o imagen de resonancia preferiblemente magnética (MRI), se utiliza en el momento de la braquiterapia con el fin de delinear tanto el tumor y los órganos en riesgo en relación con el aplicador, lo que permite a los oncólogos de radiación medir y evaluar la respuesta del tumor al tratamiento y ajustar la dosis sin dañar los órganos circundantes.

Sin embargo, hasta ahora, han sido pocos los estudios que han investigado la relación entre la dosis de radioterapia y los efectos que tiene en la vagina durante la braquiterapia para el cáncer cervical, según la investigadora Kathrin Kirchheiner, que informó sobre el ensayo clínico multicéntrico prospectivo (estudio europeo e internacional sobre la braquiterapia guiada por RM en el cáncer de cuello uterino localmente avanzado).

“Hasta la fecha, el estudio EMBRACE ha seguido a 523 pacientes en 19 centros durante un promedio de 14 meses para establecer un punto de referencia para los resultados clínicos en relación con el control del crecimiento del tumor, la supervivencia del paciente, los efectos adversos del tratamiento y la calidad de vida”, afirmó Kirchheiner, estudiante de doctorado en el Departamento de Radioterapia de la Universidad Médica de Viena (Austria).

Las pacientes con cáncer de cuello uterino que había comenzado a extenderse del sitio original a los tejidos cercanos y los ganglios linfáticos fueron sometidas a radioterapia externa, quimioterapia y braquiterapia guiada por RM. La vagina y los efectos del tratamiento se evaluaron al inicio del tratamiento, cada tres meses después del primer año, una vez cada seis meses en el segundo y tercer año, y anualmente a partir de entonces e IRM se utilizó para analizar la cantidad de dosis que se entregaba a la parte superior de la pared vaginal.

“Nuestros resultados muestran que los efectos secundarios vaginales severos son raros”, afirma Kirchheiner. “La mayoría de los pacientes son propensas a experimentar una morbilidad vaginal leve a moderada (grado 1 ó 2) en los dos primeros años después del final del tratamiento. El síntoma más frecuente es el acortamiento vaginal y el estrechamiento en la vagina superior. Se realizó un análisis de la respuesta a la dosis para medir la relación entre la cantidad entregada a la pared vaginal superior y la probabilidad de la morbilidad vaginal y se encontró que con el aumento de dosis en esta región, la probabilidad de la morbilidad vaginal moderada aumenta significativamente”, agrega.

Esta es la primera vez que la ocurrencia de efectos secundarios leves y moderados en la vagina han sido grabados y relacionados con la cantidad de dosis de radiación de esta manera sistemática. “Esto es importante para las pacientes ya que los estudios sobre la calidad de vida han demostrado que los síntomas vaginales leves y moderados y la disfunción sexual asociada pueden causar problemas a largo plazo en los supervivientes de cáncer de cuello uterino, pero hasta ahora no se había establecido una relación clara dosis-respuesta.

“La braquiterapia es una parte esencial del tratamiento curativo de cáncer de cuello uterino localmente avanzado, debido a la alta dosis que se puede administrar al tumor sin afectar los órganos en riesgo de daños causados por el tratamiento. Con la posibilidad de adaptación de la dosis y la optimización de braquiterapia adaptativa guiada por imagen, es posible un tratamiento altamente individualizado y adaptado, comparable a los destinatarios de terapias personalizadas en Oncología Médica”, concluye Kirchheiner.

El segundo estudio, retroEMBRACE, recolectó datos de 592 pacientes en 12 instituciones de Europa y Asia. Kari Tanderup, profesora asociada del Departamento de Oncología del Hospital Universitario de Aarhus, Dinamarca, fue la encargada de explicar sus resultados en el marco de ESTRO.

“Cuando se utiliza la radioterapia para tratar el cáncer de cuello uterino hay una cierta distribución de la dosis absorbida en el cuerpo y es esencial conocer el nivel de la dosis necesaria para el control local del tumor. Sin embargo, ha habido una amplia gama de horarios de braquiterapia en todo el mundo con la aplicación de diferentes niveles de dosis para el cáncer cervical, y ha habido pocas pruebas de una relación dosis-respuesta claramente definida”, explica.

“Una de las razones es que la mayor parte de los experimentos de braquiterapia para el cáncer cervical se han basado en la planificación con las radiografías y no imágenes en 3D. Con las radiografías, es difícil evaluar la dosis con precisión, mientras que con MRI o CT es posible evaluar la dosis para el tumor con mucha mayor precisión. Con el estudio retroEMBRACE ha sido posible evaluar por primera vez una relación de respuesta a la dosis en un gran número de pacientes en un entorno multicéntrico.

Pacientes con cáncer de cuello uterino fueron tratadas con radioterapia externa, quimioterapia y braquiterapia guiada por imagen adaptativa (IGABT) basado en resonancia magnética o una tomografía computarizada. Se evaluó la cantidad de tumor residual (conocido como “riesgo alto de volumen tumoral clínico” o HR CTV) después de la radioterapia de haz externo con el fin de planificar IGABT y apuntar al tumor residual.

“Al tener en cuenta el tumor residual somos capaces de adaptar la dosis de braquiterapia para un paciente individual y la respuesta individual del tumor. A esto le llamamos radioterapia adaptativa porque adapta el tratamiento a los cambios que se producen durante la radioquimioterapia”, explica la profesora Tanderup .

“Nuestro estudio muestra claramente que a mayor dosis, mejor respuesta del tumor a la braquiterapia para toda la población de pacientes. Es posible obtener control local en más del 90 por ciento de los pacientes con el uso de dosis muy altas de más de 90Gy”, subraya. A su juicio, la braquiterapia es una técnica “muy adecuada” para obtener dosis muy concretas y retroEMBRACE muestra que en realidad es posible administrar dosis mayores de 90Gy a una fracción significativa de pacientes.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR