Elidel mejora la calidad de vida de los niños con dermatitis atópica y de sus padres, según expertos

Canal: Profesional

La llegada a España de Elidel, fármaco para la dermatitis atópica de la familia de los inhibidores de la calcineurina y, por tanto, sin los efectos secundarios asociados a los corticoides tradicionales, es sin duda es una buena noticia para los afectados por esta patología. De ellos, uno de cada cinco son niños.

Especialidades relacionadas: Dermatología Med. Quir. y Venereología

Uno de los rasgos más destacables de Elidel es que mejora la calidad de vida de los afectados. Como explica el doctor Francisco Vanaclocha, del Hospital Doce de Octubre de Madrid, “el picor es uno de los síntomas principales de la dermatitis atópica y obliga al paciente a rascarse constantemente, lo que le provoca lesiones cutáneas que pueden sobreinfectarse, un cierto grado de rechazo social y trastornos del sueño”.

Las consecuencias de este picor afectan especialmente a los niños afectados por dermatitis atópica, y por extensión, a sus padres. Para unos y otros, Elidel será un tratamiento útil, pues es capaz de aliviar los síntomas al tratar y prevenir los brotes a la vez, explica el doctor Vanaclocha, autor de diversas investigaciones con este producto.

Otro grupo beneficiado por la aparición en el mercado de Elidel es el propio colectivo de dermatólogos que, según el doctor Lluis Puig, del Servicio de Dermatología del Hospital de Sant Pau y la Santa Creu de Barcelona “estaban esperando este producto”. Con Elidel, los especialistas en dermatología dispondrán de mayores posibilidades de combinación terapéutica, aunque en la mayoría de los casos Elidel será suficiente para controlar de forma mantenida la enfermedad, afirma este dermatólogo. “Además, otros especialistas que puedan atender a pacientes con dermatitis atópica se beneficiarán del producto”, añade.

Por su parte, el doctor Vanaclocha insiste en la necesidad de empezar a tratar la dermatitis atópica tan pronto se presenten los primeros signos o síntomas, precisamente por los desagradables efectos en la calidad de vida del paciente.

La importancia de la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta especialmente a los niños. Su origen todavía no está claro y no existe ningún tratamiento curativo, sino que las terapias van dirigidas a paliar los síntomas. Según explica el doctor Vanaclocha, lo que sí parece estar claro es el origen genético de la enfermedad.

Se trata de una patología muy frecuente que provoca un fuerte impacto sanitario. Es un proceso inflamatorio de la piel, no contagioso, que cursa con picor, sequedad y descamación de la piel. La enfermedad evoluciona a brotes con fases de mejoría seguidas de otras de empeoramiento. El prurito es el síntoma fundamental de la dermatitis atópica y, por tanto, el rascado es probablemente el desencadenante de la aparición de la mayoría de las lesiones cutáneas que afectan a los pacientes.

Además, los pacientes que cursan con dermatitis atópica tienen más riesgo de sufrir otros procesos atópicos, tal y como subraya el doctor Vanaclocha, como asma alérgico o rinitis alérgica, lo que subraya aún más, si cabe, la relevancia de esta patología.

Según el doctor Josep María Díaz, de la unidad de Dermatología de Novartis, compañía que ha desarrollado este producto, el lanzamiento de Elidel ha vuelto a poner de manifiesto la apuesta de esta empresa por el desarrollo de nuevos fármacos que supongan verdaderos avances terapéuticos. “Este tratamiento ha demostrado ser un avance real en el tratamiento de la dermatitis atópica, ya que está indicado tanto para el tratamiento a corto plazo de la enfermedad, al haber demostrado eficacia en el control de la clínica asociada al brote agudo de intensidad leve-moderada, como para el tratamiento de la dermatitis atópica a largo plazo debido a su capacidad de prevenir la aparición de los brotes y como consecuencia de ello, mejorar el control global de la patología”, afirma.

Por último, este especialista en dermatología de Novartis destaca que el compromiso de esta empresa es “muy alto” ya que dispone de un centro destinado al desarrollo específico de fármacos para esta especialidad, ubicado en Viena y en el que se han generado otros fármacos de gran eficacia en el campo dermatológico como la terbinafina (comercializado bajo la marca Lamisil).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR