El paciente oncológico solicita más apoyo y menos tiempo de espera

Canal: Profesional

Los enfermos de cáncer reclaman reducir el tiempo de espera para obtener el diagnóstico de su enfermedad y más apoyo emocional de los médicos, según las conclusiones del estudio "Necesidad y demanda del paciente oncológico", promovido por la Fundación Salud, Innovación y Sociedad (SIS) y bajo el patrocinio de Novartis Oncology.

Obtener información sobre las actitudes, vivencias, conductas y demandas de los pacientes afectados de cáncer desde que son informados de la existencia de la enfermedad e identificar las necesidades de atención sanitaria y social de los enfermos han sido algunos de los objetivos de este estudio. El trabajo ha identificado y valorado las conductas asociadas al proceso de enfermar de los pacientes oncológicos, centrándose exclusivamente en la perspectiva del paciente y sus familiares sin intermediación directa de profesionales de la salud.

En una primera fase del estudio se realizaron entrevistas a 59 enfermos de cáncer de diversas ciudades españolas, de los que después se seleccionaron 10 para desarrollar la historia de su enfermedad con más profundidad. Otra fase del estudio consistió en analizar estas historias entre varios grupos formados por enfermos y familiares. Y por último los resultados obtenidos fueron objeto de valoración por parte de especialistas en oncología y personal de enfermería.

Una de las principales preocupaciones de los pacientes con cáncer es el tiempo de espera del diagnóstico, la presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer, Cecilia Plañiol, asegura que los enfermos “viven con mucha angustia el largo tiempo de espera” que deben superar antes de recibir el diagnóstico. Por este motivo apostó por que los especialistas “prioricen este tipo de pruebas respecto a otras”.

Una enfermedad tabú

En cuanto a la experiencia vivencial del paciente con cáncer destaca sobretodo el hecho de que el diagnóstico supone para ellos una ruptura brusca con la vida cotidiana. A pesar de que la mitad de enfermos de cáncer logra sobrevivir, algunos entrevistados califican esta enfermedad de tabú y denuncian la discriminación social y laboral que sufren. Una vez superado el cáncer, el 48 por ciento de los enfermos “no regresa a su trabajo habitual”, denuncia Plañiol.

Los pacientes oncológicos también se muestran preocupados por la restricción para acceder a servicios de apoyo psicológico y la mayoría “echan en falta un mayor apoyo emocional y acompañamiento de los médicos”, afirma Albert Jovell, director técnico del informe. Esto queda demostrado en el informe, ya que los médicos declaran sentirse poco preparados para atender los aspectos emocionales del enfermo. Otro de los déficits que los profesionales reconocen es la poca coordinación entre los distintos niveles asistenciales, “los médicos de primaria apuestan por que sea el oncólogo quien lleve todo el proceso”, según el estudio.

Conclusiones del estudio

1. El cáncer supone un proceso de ruptura en la personalidad de los pacientes afectados ya que supone asociar a la enfermedad orgánica una importante alteración psicológica.

2. El cáncer es aún un concepto tabú en nuestra sociedad que puede conducir a los pacientes hacia el auto-aislamiento y puede suponer una estigmatización social de la enfermedad.

3. La autopercepción de los pacientes con cáncer está condicionada por la edad, el tipo de cáncer y la gravedad del mismo.

4. El proceso de atención sanitaria es calificado como insatisfactorio en el periodo inicial de diagnóstico de la enfermedad y en determinados aspectos de la atención sanitaria.

5. Se establece una relación de dependencia emocional entre los pacientes y los oncólogos, lo que condiciona la adopción de un rol pasivo por parte de los primeros a los que cuesta participar en las decisiones sanitarias.

6. Una atención sanitaria de calidad debería incluir una mejor gestión de la incertidumbre asociada a los tiempos de espera, una mayor coordinación entre los diferentes dispositivos y servicios sanitarios y una asistencia específica de los aspectos relacionados con la alteración emocional subyacente.

7. La relación entre médico y paciente y entre los primeros y sus familiares ha de ir más allá de una mera información técnica sobre la evolución de la enfermedad y los tratamientos disponibles, para promover una mejor comunicación que favorezca la toma de decisiones compartidas.

8. Existe entre los profesionales concernidos por la atención oncológica conocimiento y conciencia del potencial de beneficio que el actual nivel de desarrollo clínico y tecnológico podría añadir, mediante una mayor atención al desarrollo profesional en aspectos de comunicación y en una mejor organización asistencial en la que la integración de niveles asistenciales sería especialmente importante.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR