El óxido nítrico previene la disfunción endotelial y la HTA

Canal: Profesional

Diversos especialistas han asistido al I Encuentro Internacional sobre Óxido Nítrico celebrado en Barcelona recientemente, donde han podido debatir el importante papel que juega el óxido nítrico en la regulación de la presión sanguínea.

La hipertensión es el principal factor de riesgo cardiovascular y puede repercutir también en el curso de otras enfermedades, de ahí la importancia de su control. “El óxido nítrico desempeña un importante papel en la regulación de la presión arterial y produce una relajación de la musculatura lisa vascular. Esta vasorrelajación provoca vasodilatación arterial y, por consiguiente, una reducción de la resistencia vascular y de la presión arterial”, explica el doctor Louis Ignarro, Premio Nobel de Medicina y profesor de la Universidad de California.

De forma natural, un endotelio sano libera Óxido Nítrico (ON) pero cuando se encuentra afectado no se produce esa liberación. También se sabe que en la hipertensión arterial la producción basal de óxido nítrico está deteriorada. “Todas las ponencias coincidieron en mostrar que la presencia de ON es esencial para la homeostasis de la arteria, y que cuando se producen situaciones en las que hay una menor liberación de esta sustancia se produce en el vaso una patología caracterizada por vasoconstricción, crecimiento de la pared y disfunción endotelial”, apunta el doctor Antonio Coca, jefe de la Unidad de HTA del Hospital Clínico de Barcelona.

Según el doctor Ignarro, “estimular la producción de ON es una de las estrategias más eficaces cuando se busca prevenir la disfunción endotelial”. Este especialista afirma que, “tenemos que estudiar cómo podemos regular la producción de óxido nítrico, lo cual nos va a llevar al desarrollo de nuevas pautas farmacológicas y tratamientos para regular la formación de este tipo de óxido”. En Estados Unidos el óxido nítrico se utiliza clínicamente en pacientes de riesgo cardiovascular o con problemas de HTA, asociado a arginina y antioxidantes como vitaminas C y E. Aunque de momento, “no se conoce su acción asociada a estatinas, pero es evidente que logra una reducción de la presión arterial”, declara el doctor Ignarro.

“Los fármacos, como el nebivolol, que incrementan la producción de óxido nítrico podrían imitar las acciones protectoras de éste sobre el endotelio y, por tanto, proteger frente a la enfermedad coronaria, el ictus y el infarto de miocardio”, apunta el Nobel. Durante el transcurso de la reunión se habló en varias ponencias del estudio de reversión de la disfunción endotelial en pacientes hipertensos tratados con nebivolol. También se expusieron datos del fármaco en la mejora de la calidad de vida de los pacientes hipertensos y del aumento de la resistencia al ejercicio. Otros estudios muestran también los efectos favorables de nebivolol en la hemodinámica renal y efectos positivos en la hemodinámica cardíaca, tanto mejoras en la disfunción diastólica como sistólica.

Como conclusión final al encuentro, el doctor Coca destacó que “el ON sigue desempeñando un papel fundamental en la homeostasis de las arterias y está implicado tanto en el tono vasomotor (estado de contractilidad y distensibilidad de la arteria) como en el grosor de la pared (crecimiento de la capa media) y en el desarrollo de la aterogénesis”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR