El mecanismo que hace al cáncer resistente a quimioterapia podría conducir al desarrollo de terapias más eficaces

Canal: Profesional

Lo sinvestigadores descubrieron que un tipo de c√©lula no cancerosa, y normal -el fibroblasto- que se encuentra cerca del c√°ncer, da√Īa el ADN y estimula el crecimiento del c√°ncer, cuando es expuesto a la quimioterapia.

El mecanismo que hace al cáncer resistente a quimioterapia podría conducir al desarrollo de terapias más eficaces
Especialidades relacionadas: General, Oncología Médica

La resistencia del c√°ncer a la quimioterapia puede ser letal para los pacientes con tumores s√≥lidos -como los de mama, pr√≥stata, pulm√≥n y colon- que se han propagado a trav√©s del cuerpo. Ahora, seg√ļn ha publicado en Nature Medicine un equipo de cient√≠ficos, dirigido por el Centro de Investigaci√≥n del C√°ncer Fred Hutchinson, en Estados Unidos, el descubrimiento de un factor clave, que impulsa esta resistencia, podr√≠a mejorar la eficacia de las terapias.

“Las c√©lulas cancerosas dentro del cuerpo viven en un entorno muy complejo. Conocer d√≥nde reside la c√©lula tumoral, y qu√© c√©lulas la rodean, es clave para predecir su respuesta y resistencia a la terapia”, afirma el autor principal, Peter S. Nelson, miembro del Centro Fred Hutchinson.

En la nueva investigaci√≥n, Nelson y sus colaboradores descubrieron que un tipo de c√©lula no cancerosa, y normal -el fibroblasto- que se encuentra cerca del c√°ncer, da√Īa el ADN y estimula el crecimiento del c√°ncer, cuando es expuesto a la quimioterapia. Bajo circunstancias normales, los fibroblastos ayudan a mantener la integridad estructural del tejido conectivo, y juegan un papel cr√≠tico en la curaci√≥n de heridas y la producci√≥n de col√°geno.

En concreto, la quimioterapia causa que los fibroblastos produzcan una proteína llamada WNT16B, cerca del tumor, y los altos niveles de esta proteína permiten que las células cancerosas crezcan e invadan el tejido circundante, resistiendo, así, a la quimioterapia.

Seg√ļn los investigadores, la familia de genes y prote√≠nas WNT juega un papel importante en el desarrollo normal, y tambi√©n en el desarrollo de algunos c√°nceres, pero, hasta el momento, no se conoc√≠a su papel en la resistencia al tratamiento. Ahora, este descubrimiento sugiere que encontrar una manera de bloquear esta respuesta a la quimioterapia, en el microambiente del tumor, puede mejorar la eficacia de la terapia.

Los autores se√Īalan que las terapias para el c√°ncer son cada vez m√°s espec√≠ficas, y se dirigen a los principales motores moleculares que provocan c√°ncer, en lugar de a las vulnerabilidades gen√©ricas. Ahora, el nuevo estudio indica que el microambiente del tumor tambi√©n puede influir en el √©xito, o en el fracaso de las terapias m√°s precisas; en otras palabras, la c√©lula cancerosa, cuando se expone a distintos ambientes, pueden responder al tratamiento de formas muy diferentes.

La raz√≥n principal de que la quimioterapia cl√≠nica falle, cuando el c√°ncer se encuentra en un estado avanzado, es que las dosis necesarias para limpiar a fondo el c√°ncer pueden ser letales para el paciente. En el laboratorio, se puede curar casi cualquier tipo de c√°ncer, mediante la administraci√≥n de dosis muy altas de terapias t√≥xicas a las c√©lulas cancerosas en una placa de Petri. Sin embargo, en las personas, estas altas dosis no s√≥lo matar√≠an a las c√©lulas cancerosas, sino tambi√©n a las c√©lulas sanas. Por lo tanto, las terapias para tratar tumores s√≥lidos comunes se administran en dosis m√°s peque√Īas, y en ciclos, para permitir que las c√©lulas normales se recuperen; sin embargo, este enfoque no puede erradicar todas las c√©lulas tumorales, y las que sobreviven pueden evolucionar, y resistirse a las siguientes rondas de terapia contra el c√°ncer.

Para obtener los resultados del nuevo estudio, el equipo de investigadores -en el que también participaron científicos de la Universidad de Washington, la Universidad de Oregón, el Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento, y el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley Рexaminó células de cáncer de próstata, mama y ovario, en pacientes que habían sido tratados con quimioterapia.

Seg√ļn Nelson, este estudio es un ejemplo de investigaci√≥n en colaboraci√≥n, y el fruto de a√Īos de inversiones de fondos federales en el desarrollo de bancos de tejidos y ensayos cl√≠nicos, con los que los cient√≠ficos fueron capaces de realizar un seguimiento, a largo plazo, de los resultados finales de los pacientes.

¬ŅTe ha parecido interesante? ¬°Comp√°rtelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.

ACEPTAR