El láser de femtosegundos multiplica la precisión y seguridad de la cirugía de cataratas

Canal: Profesional

El láser de femtosegundos, cuyo empleo en cataratas ha comenzado esta semana en Madrid, multiplica la precisión y seguridad de la cirugía tradicional con ultrasonidos, al automatizar la cirugía y hacer menor la dependencia de la pericia del cirujano, según el doctor José Manuel Benítez del Castillo, catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense. El doctor Benítez del Castillo dirige, en colaboración con la Fundación Rementería, un proyecto de investigación español con este tipo de láser.

El láser de femtosegundos multiplica la precisión y seguridad de la cirugía de cataratas
Especialidades relacionadas: Oftalmología

El pasado mes de noviembre, la revista Current Opinion of Oftalmology publicó un estudio en el que demuestra que “los cirujanos de cataratas están adoptando la tecnología de femtosegundos” para realizar todos los procesos de la intervención, ya que “realiza estos pasos quirúrgicos con mayor precisión y reproductibilidad”.

El láser de femtosegundos escanea el cristalino en su superficie y en su interior y, a través de ondas infrarrojas, y en millonésimas de segundo, crea una burbuja de aire que separa las moléculas del cristalino sin cortar ni quemar ningún tejido. De este modo, no daña ninguna célula adyacente. A juicio del doctor Benítez del Castillo, “es el primer avance significativo en cirugía de cataratas desde 1967, en que apareció la facoemulsificación por ultrasonidos, y, según los estudios realizados, es muy probable que contribuya a mejorar la cirugía de catarata por ser más rápido, eficaz y seguro”.

En la técnica manual con ultrasonidos todos los pasos son manuales: incisiones corneales, incisión circular de la cápsula que envuelve a la catarata, fragmentación del cristalino para su extracción e introducción de una lente, por lo que “los resultados pueden variar”, explica el doctor Laureano Álvarez-Rementería, Médico oftalmólogo y fundador de la Clínica Rementería de Madrid, que ha realizado las primeras operaciones de cataratas con el láser de femtosegundos en Madrid. En cambio, con este láser, “gran parte de la intervención es guiada de forma automática y precisa por el ordenador en tiempo real”. Se reduce, así, la posibilidad de que la lente no esté centrada por completo, “como ocurre en muchas personas intervenidas con la técnica convencional, ocasionando halos o manchas en la visión”, confiesa.

Diversos estudios realizados a dos y tres años por el pionero de esta técnica, el doctor Zoltan Nagy, de la Universidad Semmelweis, de Budapest, han demostrado que el centrado de la lente es mucho más preciso con el láser de femtosegundos y que “los pacientes experimentan una mejoría notable de la agudeza visual”.

Otra de las ventajas de la intervención con el nuevo láser, según el doctor Álvarez-Rementería, es que es indolora, de corta duración (unos 15-20 minutos) y la recuperación mucho más rápida que con el procedimiento anterior: “El paciente se va a casa viendo borroso, pero la recuperación visual no es en días sino en horas”.

Con este procedimiento se puede contribuir también, “en una sola intervención, a solucionar o mejorar la solución de problemas visuales como la presbicia, la miopía y el astigmatismo”, añade, “y que el paciente no tenga que volver a utilizar gafas, ni de cerca ni de lejos”.

Primera causa de ceguera en el mundo

La catarata es principal causa de ceguera en el mundo. Afecta a la mitad de los mayores de 65 años pero se trata de un proceso natural, de opacidad progresiva del cristalino, que comienza a manifestarse a partir de los 45-50 años, con la vista cansada (presbicia), y que “acaba sufriendo todo el mundo si vive lo suficiente”, comenta el doctor Álvarez-Rementería. Es una causa frecuente de que cueste definir bien la imagen de noche y de que las gafas o lentes de contacto dejen de ser útiles.

Las razones de la opacidad del cristalino se desconocen con exactitud pero se sabe que la luz solar, la diabetes y el tabaco son factores que aceleran el proceso.

La única manera de eliminar la catarata es extraer el cristalino opaco y sustituirlo por una lente intraocular.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR