El Hospital Clínic demuestra que muchas linfadenectomías son innecesarias con la biopsia del ganglio centinela

Canal: Profesional

Después de más de 1.000 cirugías, el Hospital Clínic de Barcelona ha concluido que la biopsia del ganglio centinela detecta de forma precoz la existencia de metástasis, evitando en algunos tumores el 80 por ciento de linfadenectomías. Todo ello conduce a una mejora de la calidad de vida del paciente.

El concepto de ganglio centinela y la técnica de detección del mismo, desarrollado en una etapa de inicio para melanoma y cáncer de mama, se ha extendido a otro tipo de patologías, como el cáncer de vulva y el de cuello de útero. Cabe destacar, además, que es una técnica muy exacta para la identificación de metástasis nodales, con un valor predictivo negativo muy próximo al 100 por cien. Todos estos resultados son fruto de más de 1.000 cirugías realizadas por un equipo multidisciplinar del Clínic, que involucra a diferentes servicios como cirugía, medicina nuclear, anatomía patológica, dermatología, ginecología y oncología.

Tradicionalmente, la linfadenectomía ha formado parte del tratamiento de los cánceres con objetivo pronóstico y terapéutico. Sin embargo, en estos momentos la biopsia del ganglio centinela permite conocer el estadio de los tumores con la ventaja de ahorrar a los enfermos un porcentaje importante de linfadenectomías innecesarias.

Detección del ganglio centinela

La técnica consiste en buscar el primer ganglio linfático de drenaje directo desde el tumor, el cual por este motivo presenta la máxima probabilidad de afectación por células metástásicas. Para ello, se inyecta un radiotrazador (coloide marcado con Tecnecio 99) en el tumor o en una zona muy próxima al mismo. Es imprescindible, además, realizar una gammagrafía para ver el lugar de drenaje y marcarlo con tinta sobre la piel para, posteriormente y con la ayuda de un detector de radiación gamma, poder extraer el ganglio en quirófano.

El estudio del ganglio centinela se inició en Estados Unidos en 1992. Debido a su novedad por aquel entonces, el doctor Sergi Sicart, especialista del Servicio de Medicina nuclear del Hospital Clínic de Barcelona, presentó en 1996 un proyecto de estudio de la técnica aplicada al melanoma, que se financió al siguiente año. Desde entonces, el hospital se convirtió en pionero de la técnica del ganglio centinela en España.

Proceso de estudio en el Clínic

El método se planteó primero para el melanoma y en este sentido se procedió al estudio de los casos empezando por una fase de validación en la cual se sometió a los pacientes a la detección del ganglio centinela y, después, a la linfadenectomía regional, para comparar el valor predictivo de la técnica. Los resultados obtenidos permitieron, a partir de abril de 1998, realizar la técnica de forma asistencial en el Hospital Clínic.

Hasta el momento se han estudiado con la técnica del ganglio centinela 630 melanomas y se ha demostrado que su identificación ahorra a los pacientes un gran número de cirugías agresivas que corresponden a un 83 por ciento de linfadenectomías. Esto significa un número menor de estancias en el hospital y una mejor calidad de vida para el paciente.

El estudio prosiguió en 1998 en cáncer de mama. En estos casos, el estado histopatológico de los ganglios axilares se ha utilizado siempre para estadificar la enfermedad y conocer la necesidad de practicar la linfadenectomía axilar, que genera una morbilidad elevada. En este momento, el mapeo linfático con identificación y biopsia del ganglio centinela permite la estadificación del tumor y seleccionar adecuadamente los casos en los que conviene la linfadenectomía. En el Clínic se han estudiado 310 pacientes con esta técnica. Después de una etapa de validación de tres años (1998-2000) la identificación del ganglio centinela se aplicó de forma asistencial. Se ahorraron un 74 por ciento de linfadenectomías innecesarias.

En el año 2001 empezó la fase de validación del estudio en cáncer escamoso de vulva. Éste representa una patología ginecológica infrecuente que afecta a pacientes mayores de 75 años. Por este motivo sólo se han estudiado 44 casos. Los resultados demostraron que la detección del ganglio centinela permite seleccionar a las pacientes que verdaderamente se benefician de una linfadenectomía inguinal. Se introdujo la técnica con carácter asistencial en el mes de enero de 2003.

En estos momentos, se está llevando a cabo la fase de validación de la técnica del ganglio centinela en carcinoma de cuello uterino. Se han intervenido hasta ahora 16 pacientes que completan la lista de los 1.000 ganglios centinela. El Clínic es el primer hospital de España que ha llegado a realizar esta serie demostrando que la detección del ganglio centinela surge como procedimiento factible y fiable en la detección de metástasis ganglionares, pudiendo evitar la linfadenectomía con su consiguiente morbilidad en un porcentaje muy elevado de pacientes.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR