El futuro para el síndrome de Sjögren

Canal: Profesional

El doctor José Manuel Benítez del Castillo, del Hospital Clínico de Madrid, habla en esta entrevista sobre los nuevos tratamientos para el síndrome de Sjögren, así como hacia donde se dirige el futuro del tratamiento de esta enfermedad. Esta entrevista tuvo lugar durante la reunión de expertos FacoElche 2004, celebrada recientemente en Alicante.

Pregunta.- ¿En que consiste el Síndrome del Ojo Seco?

Respuesta.- El ojo seco, en verdad, es un conjunto de enfermedades. En común tienen unas alteraciones en la superficie ocular de los pacientes y una serie de síntomas como sensación de arenilla, sensación de malestar, los pacientes cuentan como si tuvieran algo metido en el ojo, ardor, cansancio,… Es decir, es un conjunto de síntomas asociado a unos signos. Hay pacientes que tienen poca cantidad de lágrima y que en los casos más severos pues una alteración de la superficie ocular. Pero es una enfermedad multifactorial y causada por multitud de situaciones y existen también multitud de agravantes de la misma.

P.- ¿Y el síndrome de Sjögren?

R.- Dentro de las enfermedades que causan ojo seco está el síndrome de Sjögren. El síndrome de Sjögren a su vez hay dos tipos. Normalmente suelen producir un ojo muy severo, éste es uno de los paradigmas del ojo seco. Dentro del síndrome de Sjögren existe el tipo uno y el tipo dos. En el síndrome de Sjögren secundario existe esa misma alteración que en el Sjögren primario pero asociado a una enfermedad general, una enfermedad sistémica. Una enfermedad que normalmente suele ser una colagenopatía y dentro de ellas, la más frecuente, es la artritis reumatoide. Luego está el síndrome de Sjögren primario en el que existen esas alteraciones normalmente a nivel de las glándulas exocrinas pero sin asociarse a una enfermedad sistémica de otro tipo. Se da más en mujeres a partir de una cierta edad (50-60 años), existen unas alteraciones a nivel de la bioquímica, pero la afectación fundamentalmente es a nivel de boca, saliva.

P.- ¿Cuál es el origen de la enfermedad?

R.- Como la mayoría de las enfermedades autoinmunes es desconocido. Se habla de determinados virus en personas como la mayoría de las enfermedades inmunológicas o autoinmunes, determinados virus en personas genéticamente predispuestas les haría que apareciese la enfermedad. Pero realmente la causa, el origen profundo no lo sabemos.

P.- ¿Cuál es el tratamiento habitual del síndrome de Sjögren?

R.- Hay un tratamiento como todo ojo seco, un tratamiento que se puede hacer a base de lágrimas artificiales pero por otra parte existe un tratamiento muy específico para el ojo seco relacionado con el Sjögren que es la Pilocarpina por vía oral. La Pilocarpina por vía oral es un medicamento que en España está comercializado apenas un año, pero sin embargo en países europeos y en Estados Unidos está comercializado desde hace mucho más tiempo. Es uno de los pocos fármacos que tenemos que es capaz de estimular la producción lagrimal. Entonces no solamente con lágrimas artificiales que estamos dando un tratamiento paliativo instilándole al paciente unas lágrimas cuando tiene el ojo seco sino que en este caso estamos intentando estimularle la glándula lagrimal para que produzca más lágrima y por lo tanto es algo muy novedoso.

P.- ¿Tiene alguna contraindicación este fármaco?

R.- El fármaco está indicado para el ojo seco Sjögren. Puede producir efectos adversos de lo más variado porque lo que estás haciendo es estimular el sistema colinérgico, el sistema parasimpático pero realmente en nuestra experiencia los efectos secundarios son muy escasos. Tenemos un estudio al respecto y el efecto secundario que nosotros hemos encontrado que con más frecuencia se produce es la sudoración. Son pacientes que sudan mucho o pueden sudar mucho por el fármaco, pero sin embargo lo agradecen porque los pacientes que tienen Sjögren muchas veces también tienen sequedad de piel, por lo que la sudoración también en parte es muy bien tolerada. Efectos adversos a nivel cardiológico que podrían ser esperados, no hemos tenido ninguno. Estaría contraindicado en pacientes que tienen EPOC. Otro efecto adverso que hemos encontrado es el aumento de micciones, es decir, el aumento de la frecuencia urinaria, por eso hay que hidratar bien a esos pacientes. Pero es un fármaco normalmente muy bien tolerado a una dosis de 20 miligramos al día, dividido en cuatro tomas, pero algunos pacientes toleran hasta 25 mg y sabemos que a veces esa dosis de 25 mg es más útil para la estimulación de la glándula lagrimal porque la dosis de 20 mg estimula mucho la producción salivar para a veces hay que llegar a 25 mg para tener una buena producción lagrimal.

P.- ¿Cuál es el papel del tratamiento precoz en este tipo de enfermedades?

R.- No existe un tratamiento curativo de la enfermedad y además se sabe que la afectación en la infiltración hoy en día a nivel de la glándula lagrimal pues no estaría modificada por tratamientos inmunosupresores. Lo que sí que sabemos que un tratamiento precoz en pacientes que no tienen una afectación muy importante de la glándula lagrimal en el sentido de que en la glándula lagrimal se produce en primer lugar una infiltración linfocítica y luego una atrofia de la glándula. Evidentemente si la glándula está atrofiada no tenemos tejido que estimular, por lo tanto, los pacientes que tienen un síndrome de Sjögren inicial el tratamiento con Pilocarpina es mucho más útil que en pacientes que tienen un ojo seco de mucho tiempo de evolución.

P.- ¿Qué porcentaje de enfermos padecen este síndrome?

R.- Es una enfermedad rara es decir, no es una enfermedad frecuente. Pero a parte de las estadísticas con las que nos manejamos, el porcentaje sabemos que es mucho más elevado de lo que ocurre. Son enfermos que algunos aparecen en consultas oftalmológicas, otros por sus problemas orales aparecen en las consultas de los estomatólogos y la gran mayoría en las consultas de internistas y reumatólogos. El problema es que los síntomas de inicio de la enfermedad son tan vagos que muchas veces los enfermos no están diagnosticados hasta que ha pasado mucho tiempo. Entonces son enfermos muchos de ellos clasificados por los reumatólogos como enfermos con fibromialgia pero en el fondo tienen esta enfermedad, entonces yo creo que tenemos que ir a buscar la enfermedad porque existen muchos más casos que están infradiagnosticados.

P.- ¿Hacia donde se dirigen los futuros tratamientos?

R.- El tratamiento de la enfermedad iría fundamentalmente enfocado a, en parte, intentar bloquear esos anticuerpos que se están produciendo y que realmente están bloqueando los receptores muscarínicos a nivel de la glándula lagrimal. Por otra parte, sería útil encontrar fármacos que tuvieran una vida media mayor porque el problema que tienen los pacientes con la Pilocarpina es que tienen que estar tomando la pastilla cuatro veces al día debido a la vida media del fármaco, porque desaparece pronto de la circulación sanguínea. Entonces, a los enfermos eso no les da calidad de vida, a los pacientes, y sabemos por estudios con colirios por ejemplo para el glaucoma, que cuantas menos veces tengan que instilarse el fármaco, en este caso tomar el fármaco por vía oral, el porcentaje de no tomas, es decir, el cumplimiento farmacológico es mucho mejor, y eso sería una cosa muy útil.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR