El Espacio Psicoanalítico de Barcelona ofrece formación y terapia psicoanalítica en su extensión virtual en Second Life

Canal: Profesional

El Espacio Psicoanalítico de Barcelona (EPBCN), institución independiente con más de once años de experiencia en el ámbito de la formación y la terapia psicoanalítica, ha anunciado su Extensión en los mundos virtuales tridimensionales con su entrada en Second Life. Con esta iniciativa, el EPBCN se convierte en la primera institución que ofrece atención psicoanalítica virtual y formación psicoanalítica simultánea en el mundo virtual y real (mixed reality).

Especialidades relacionadas: Psiquiatría

El objetivo del EPBCN con este proyecto es la difusión del psicoanálisis y la formación de psicoanalistas. La institución utilizará su Extensión Virtual como herramienta para ampliar el ámbito de su oferta docente y terapéutica, permitiendo también el acceso a aquellos que por cuestiones de trabajo o falta de tiempo no pueden optar por una terapia o un curso presenciales.

La Extensión Virtual del EPBCN añade la posibilidad de asistir a cursos, participar en jornadas y recitales, realizar sesiones de psicoanálisis e integrarse en terapias de grupo, etc. de manera virtual, desde cualquier lugar y a través de una simple conexión a Internet.

“Los mundos virtuales 3D ofrecen nuevas posibilidades terapéuticas que estamos explorando. Evaluamos las posibilidades de Second Life como lugar y su posible incidencia terapéutica y vimos que era idóneo para desarrollar nuestra labor”, señala José María Blasco, Psicoanalista y co-director del Espacio Psicoanalítico de Barcelona. “Hemos observado que algunos pacientes pueden llegar a hablar de sus fantasías o sus problemas con más facilidad si los atribuyen a sus avatares, puesto que éstos “son ellos mismos” pero al mismo tiempo “no son ellos mismos”. En este sentido la misma inmersión en Second Life puede tener un efecto terapéutico, cuando está insertada en un tratamiento”, añade.

Extensión virtual del EPBCN en Second Life

La Extensión Virtual del EPBCN es un proyecto ambicioso, en el que la institución ha invertido más de 7 meses de trabajo y unos 10.000 euros para ponerlo en marcha. Las instalaciones que el EPBCN ha adquirido en Second Life cuentan con un total de 192.000 metros cuadrados y se componen de dos islas -Freudiana y Lacaniana-.

En la isla Freudiana se encuentra el Campus, recinto vallado y ajardinado de 25.000 metros cuadrados y en el que se encuentra la Dirección del EPBCN, que es el edificio destinado a la celebración de reuniones institucionales, entrevistas psicoanalíticas y terapias de grupo con los directores; el Aula Magna, un edificio neogótico que incluye un aula con capacidad para tres profesores y 44 asistentes, una sala de reuniones, etc; y el Aulario, compuesto de dos aulas modernas simétricas, cada una con capacidad para tres profesores y 36 alumnos.

La isla Freudiana también cuenta con la Secretaría, una Residencia de Estudiantes y el bar.

En la isla Lacaniana, situada en el oeste de la Extensión Virtual del EPBCN, se encuentran las consultas de los directores y Villa Freud, una ciudad flotante de 65.000 metros cuadrados a 440 metros de altura, en la que tienen sus consultas los psicoanalistas formados en el Espacio Psicoanalítico de Barcelona, y donde se realizan las sesiones virtuales de psicoanálisis.

Las clases en la Extensión Virtual se realizan utilizando un sistema mixto real/virtual. En la realidad se imparten en las aulas que el EPBCN tiene en Barcelona, y la señal de audio con las clases de los profesores, intervenciones de los alumnos, etc. se envía a la Extensión Virtual como si fuese pronunciada por uno de los profesores virtuales, de modo que los alumnos virtuales escuchen lo que se dice en el aula real. Del mismo modo, cuando un alumno virtual en Second Life realiza alguna intervención o hace alguna pregunta, el sonido se difunde al aula real mediante un sistema de altavoces. De este modo, la comunicación entre los alumnos virtuales y los reales es bidireccional e interactiva.

Garantía de privacidad

En cuanto a las sesiones de terapia psicoanalítica se utiliza un canal privado de voz proporcionado por Second Life, con tecnología VoIP, para garantizar la privacidad y que nadie, excepto el paciente y el psicoanalista, pueda oír lo que en estas sesiones se dice. Además, se dispone de sistemas de protección de la intimidad que impiden el acceso a otras personas mientras el paciente se encuentra en una sesión. Si el paciente lo desea, puede crear un avatar alternativo y usarlo sólo para sus sesiones.

“Seguimos un encuadre similar al de la vida real: el paciente acude a la consulta, le abrimos la puerta, se sienta en una silla o se tumba en el diván, etc., y nosotros nos sentamos en el sillón del psicoanalista”, señala Mª del Mar Martín, psicoanalista y coordinadora de Secretaría del Espacio Psicoanalítico de Barcelona. Y agrega: “Podría pensarse que los avatares no expresan nada, pero esto es falso. En su manera de moverse y vestirse, en su manera de mirar, ya que los avatares tienen mirada, ofrecen información sobre sí mismos sin saberlo del mismo modo que un ser humano”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR