El efecto dual de un antibiótico abre las puertas a encontrar un fármaco contra el Sarcoma de Ewing

Canal: Profesional

El thiostrepton inhibe dos genes responsables de la enfermedad en ratones y líneas celulares y permitirá el desarrollo de moléculas análogas para su uso en humanos.

El efecto dual de un antibiótico abre las puertas a encontrar un fármaco contra el Sarcoma de Ewing

Un antibiótico que se utiliza actualmente en veterinaria inhibe dos factores de transcripción relacionados con la aparición del Sarcoma de Ewing, un cáncer que afecta a niños y jóvenes. Se trata de una prueba de concepto realizada en líneas celulares y en ratones. Aunque no está previsto que esta misma molécula se pueda utilizar directamente para este uso en humanos, el hallazgo abre las puertas a buscar nuevos fármacos que tengan el mismo efecto.

Los resultados del estudio en el que ha colaborado el jefe del grupo de investigación en sarcomas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Óscar Martínez-Tirado, junto con investigadores de la Universidad de Georgetown, Washington, y del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, ha sido publicado en la revista International Journal of Oncology.

El sarcoma de Ewing es el segundo cáncer de hueso más común y afecta a niños y jóvenes. Actualmente, si se diagnostica a tiempo y no presenta metástasis, se puede curar en el 80% de los casos pero entre el 25% y el 30% de los casos se diagnostican cuando ya existe metástasis y la supervivencia disminuye hasta el 30%.

Factor de transcripción EWS/FLI1

El sarcoma de Ewing se caracteriza por una translocación cromosómica que provoca la expresión del oncogén EWS/FLI1, responsable de la enfermedad. “Todos los esfuerzos para buscar nuevas terapias se centran en detener este gen”, ha explicado Martínez-Tirado, “pero se trata de un factor de transcripción y es más complicado. Nosotros estamos trabajando en terapia génica pero aún estamos lejos de que se pueda aplicar en humanos”.

EWS/FLI1 promueve la expresión de todo un abanico de genes que en condiciones normales no se expresarían y que promueven el inicio del tumor y también su metástasis. Entre los genes que activa este oncogén está otro factor de transcripción llamado FoxM1 que se ha descrito anteriormente como oncogénico en otros tipos de tumores.

Efecto dual

Los investigadores probaron el thiostrepton en líneas celulares y ratones con sarcoma de Ewing y observaron que el antibiótico no sólo inhibía FoxM1, como ya se había descrito en otro estudio, sino que también inhibía el oncogén EWS / FL1.

“En líneas celulares observamos que esta molécula paraba el ciclo celular de las células tumorales y además inducía apoptosis, es decir muerte celular”, explicó Martínez-Tirado. “En ratones, el antibiótico retrasaba casi cinco veces el crecimiento de tumor”.

El efecto dual de este antibiótico sobre estos dos factores de transcripción significa una nueva opción terapéutica contra el sarcoma de Ewing. El investigador ha advertido que esta molécula probablemente no se podrá utilizar en humanos pero que “estos resultados abren la puerta a que otros grupos trabajen en el desarrollo de moléculas análogas con mejores características farmacocinéticas”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR