Disminución de la mortalidad por infarto agudo de miocardio

Canal: Profesional

La mortalidad a causa del infarto agudo de miocardio ha experimentado una disminución del 18 por ciento en el período comprendido entre 1995 y 1999.

La mortalidad a causa del infarto agudo de miocardio ha experimentado una disminución del 18 por ciento en el período comprendido entre 1995 y 1999, tal y como reflejan los datos de la Sociedad Española de Cardiología publicados en el último número de la Revista Española de Cardiología.

El registro reúne los datos de más de 28.000 pacientes ingresados en las Unidades Coronarias de unos 30 hospitales de toda España. Además de la mortalidad, se registró un descenso de la duración de la estancia media de los pacientes en las unidades coronarias, que ha pasado de ser de cuatro a tres días. Se ha demostrado también la cada vez mayor utilización, en la fase aguda del infarto, de fármacos que han demostrado su capacidad para reducir la mortalidad de esta enfermedad como los antiagregantes, los betabloqueantes y los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina.

El Registro de Infartos de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Unidades Coronarias (RISCI) de la Sociedad Española de Cardiología revela que el tiempo que transcurre entre la aparición de los primeros síntomas en el paciente hasta que éste entra en contacto con el proceso sanitario es excesivo (unas dos horas), si bien este tiempo se redujo de 135 a 120 minutos en el periodo estudiado. Así mismo, la espera del paciente hasta recibir fármacos fibrinolíticos era de tres horas, tiempo que se ha visto reducido cinco minutos.

En cuanto a los factores de riesgo, el informe destaca que el porcentaje de fumadores o ex fumadores es todavía elevado (un 60 por ciento de los que han sufrido un infarto agudo de miocardio). Un 45 por ciento presentaban hipertensión arterial y un 35 por ciento hipercolesterolemia, un cinco por ciento más que en 1995, cuando empezó el estudio. Respecto al perfil de gravedad de los pacientes, la situación no parece haber cambiado. Se ha estabilizado la aparición de insuficiencia cardíaca grave en la fase aguda del infarto y en la incidencia de un reinfarto, cifra que se sitúa en un 17 por ciento.

Según la Sociedad Española de Cardiología, el infarto es una de las causas más frecuentes de muerte en la mayor parte de los países industrializados, incluida España. Es por ello que gran parte de los esfuerzos que se llevan a cabo en el campo de la investigación clínica cardiovascular se centran en mejorar el tratamiento y prevenir la aparición de un infarto agudo de miocardio.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR