Desentrañan el proceso cerebral de la muerte súbita infantil

Canal: Profesional

Los investigadores han identificado dos áreas del cerebro que funcionan en conjunto para controlar la respiración y el acto de tragar, o deglución, para permitir respirar sin asfixiarse e identificar así qué funciona mal en los bebés que sufren el síndrome.

Especialidades relacionadas: Neurofisiología Clínica, Neurología , Pediatría

Investigadores de la Universidad Macquarie en Sidney (Australia) han realizado un estudio que arroja luz sobre las áreas del cerebro que podrían estar implicadas en el síndrome de muerte súbita infantil (SMSI).

El trabajo, que se publica en la revista The Journal of Physiology, examina áreas específicas del cerebro y cómo se comunican para controlar la respiración en base a anteriores estudios que planteaban anomalías en el cerebro responsables de la muerte súbita infantil.

Los investigadores han identificado dos áreas del cerebro que funcionan en conjunto para controlar la respiración y el acto de tragar, o deglución, para permitir respirar sin asfixiarse e identificar así qué funciona mal en los bebés que sufren el síndrome.

Según explica Paul Pilowsky, director del estudio, “hasta ahora, los centros cerebrales que coordinan la respiración y el acto de tragar se conocían poco pero nuestra investigación ha distinguido los dos mecanismos en el cerebro, demostrando cómo funcionan en conjunto en presencia de un agente irritante”.

Pilowsky añade que si irritantes como la comida o el agua toman el camino incorrecto y entran en las vías respiratorias, se produce una potente respuesta protectora en el cerebro para detener la respiración y evitar que la materia entre en los pulmones. Las anomalías en este reflejo podrían subyacer a una variedad de condiciones que amenazan la vida, incluyendo el SMSI.

Este reflejo protector une las cuerdas vocales e inicia la tos y la deglución. Es vital para todo el mundo, pero los bebés en particular tienen una tendencia a regurgitar los líquidos tras la alimentación y la saliva tiende a acumularse en su garganta. Es también arriesgado, sin la respiración los niveles de oxígeno en sangre pueden disminuir a niveles peligrosos, la tasa sanguínea se ralentiza y la sangre es redirigida al cerebro, privando y dañando potencialmente a otras áreas.

La coordinación temporal de la respiración y la deglución es extremadamente compleja, por lo que los investigadores sospechan que pueden presentar errores en el caso del SMSI, aunque para estar seguros necesitan saber cómo organiza el cerebro esta respuesta.

Los investigadores recrearon la respuesta del cerebro y el cuerpo ante la presencia de un irritante en la garganta utilizando estimulación eléctrica del nervio que suele portar información de la laringe al cerebro para iniciar el reflejo de respuesta.

Al generar de forma artificial una respuesta y medir los neurotransmisores que indican cómo las diferentes regiones del cerebro se comunican entre sí, los investigadores esperan conocer mejor qué sucede en el cerebro para interrumpir el reflejo y producir que se detenga la respiración durante largos periodos.

“El siguiente paso es descubrir por qué estas regiones “deciden” si la respiración debería detenerse. La esperanza es tener la posibilidad de tener la capacidad de manipular estos dos sistemas de forma separada para evitar una parada excesivamente prolongada de la respiración que podría causar el SIMS”, concluye Pilowsky.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR