Dejar de fumar es el factor clave para evitar el desarrollo de la EPOC

Canal: Profesional

En el Día Mundial Sin Tabaco los expertos advierten sobre la necesidad de ayudar a la prevención de la enfermedad a través de la información y el diagnóstico precoz.

Especialidades relacionadas: Medicina Preventiva, Neumología

Si el fumador no se mentaliza sobre la necesidad de dejar de fumar, dejarlo es más difícil. Pero ¿cómo conseguirlo si no se conocen todas las consecuencias y las más conocidas se infravaloran? “El tabaquismo puede derivar en una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, y la mayoría de las personas no sabe ni qué es la EPOC ni qué es una espirometría, principal prueba diagnóstica de esta enfermedad” – asegura el doctor Leopoldo Sánchez Agudo, Jefe del Servicio de Neumología del Hospital Carlos III, con motivo de la Celebración del Día Mundial Sin Tabaco.

El tabaco es la principal causa de EPOC, y ésta, la principal razón de baja por enfermedad respiratoria, con 18.000 muertes anuales en España. El 90% de los pacientes con EPOC, son o han sido fumadores y, sin embargo, el 88% de los españoles no conoce esta enfermedad. Para resolver este problema, es importante la colaboración entre la comunidad médica, las asociaciones de pacientes, la administración pública y las compañías privadas, con el fin de concienciar a la población sobre la existencia de esta enfermedad y la importancia de su diagnóstico en fases tempranas.

Dejar el tabaco evitaría desarrollar EPOC en una cuarta parte de la población. Entre las enfermedades más discapacitantes, la EPOC se encuentra en el puesto número 12 y se estima que en 2012 pase a ocupar el quinto lugar. “Y esto es porque se sigue fumando”, indica el doctor Sánchez Agudo. “Se estima que un 25% de los fumadores actuales sufrirán EPOC”, añade.

El crecimiento pulmonar de una persona sana es continuo hasta los 20 años, edad a la que el pulmón empieza a envejecer, es decir, pierde capacidad pulmonar. “Los jóvenes empiezan a fumar cada vez antes. De este modo, su capacidad pulmonar crece menos de lo que debería y cuando comienza el envejecimiento pulmonar, éste, además, se produce a velocidad doble”, indica el doctor Sánchez Agudo. Una persona no fumadora puede perder 30 mililitros anuales de capacidad pulmonar debido a la edad. El fumador puede llegar a perder 110-120 mililitros anuales.

Según el doctor, “el desarrollo de esta enfermedad no depende únicamente de los cigarrillos que se fumen, como muchos fumadores creen. No todas las personas fuman igual, ni inhalan de igual forma el humo. Pero sobre todo, no todos los fumadores responden igual a los irritantes del tabaco, de modo que hay personas más sensibles que aunque fumen poco pueden llegar a desarrollar EPOC, y otras que pueden no llegar a desarrollarla. Es decir, fumar poco no evita la EPOC”.

Dejar de fumar es clave para evitar el desarrollo de la EPOC, pero cuanto antes mejor ya que cuando una persona se encuentra en un estadio avanzado de esta enfermedad, las consecuencias son irreversibles. “La EPOC es una enfermedad muy silenciosa, con síntomas que se suelen infravalorar hasta que se vuelven crónicos. Por eso la detección precoz es muy importante. En los estadios más leves, la EPOC es mucho más reversible con un correcto tratamiento”, indica el doctor Sánchez Agudo.

El uso de la espirometría, principal prueba de detección frente al infradiagnóstico

A pesar de que es la cuarta causa de muerte a nivel mundial, la EPOC es una enfermedad prevalente, infradiagnosticada y desconocida. Sólo en los servicios de neumología, más de la mitad de los pacientes que acuden a las consultas son casos de EPOC. El 70% por ciento de los casos de esta patología se detecta cuando la enfermedad está avanzada y el paciente ya sufre graves consecuencias.

“Dejar de fumar es clave para evitar la aparición de la EPOC pero, una vez desarrollada, lo más importante es el diagnóstico precoz de esta enfermedad a través del médico de Atención Primaria y el correcto uso de la espirometría como prueba diagnóstica, así como la correcta información al paciente”, indica el doctor Sánchez Agudo.

En este sentido, las compañías Boehringer Ingelheim y Pfizer se han unido en un compromiso conjunto en la lucha contra la EPOC, coordinando actividades de carácter divulgativo en colaboración con las sociedades médicas y los grupos de pacientes.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR