Con BRIDION® (Sugammadex) la recuperación tras la anestesia general será más rápida y segura

Canal: Profesional

BRIDION®, una de las mayores innovaciones farmacológicas en anestesia de los últimos 20 años, contribuye a mejorar las condiciones quirúrgicas en las intervenciones con anestesia general, facilitando la recuperación del paciente y acortando la duración de dicho proceso de recuperación pasando de entre 9 y 49 minutos a menos de 3 minutos.

Especialidades relacionadas: Anestesiología , Farmacología Clínica

Sevilla ha sido la ciudad elegida por la Asociación Andaluza-Extremeña de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor para celebrar su 54 Reunión Anual que ha tenido lugar del 19 al 21 de noviembre de 2009. Entre los temas que allí se han abordado destaca, dentro del simposio centrado en los últimos avances en el campo de la anestesiología, la ponencia sobre “Sugammadex: un nuevo reversor del bloqueo neuromuscular”, organizada por Schering-Plough. Sugammadex, una nueva molécula comercializada bajo el nombre de BRIDION®, supone una de las novedades farmacológicas en anestesiología más importantes que se han producido en los últimos 20 años. Este nuevo fármaco está autorizado desde junio de 2009 en España y poco a poco se está incorporando al arsenal terapéutico de los hospitales españoles, por lo que su conocimiento por parte de todos los anestesiólogos es de gran importancia.

La anestesia general se sustenta sobre tres pilares farmacológicos: fármacos hipnóticos para inducir el sueño y producir amnesia, analgésicos para evitar el dolor y bloqueantes neuromusculares para inmovilizar al paciente y facilitar la intubación, que actúan mediante la paralización completa de los músculos, incluidos los de la respiración. Tan importante como relajar los músculos del paciente durante la intervención quirúrgica es anular (revertir) los efectos de la relajación cuando finaliza. “Una reversión eficaz es fundamental, pues asegura al paciente una recuperación rápida, completa y exenta de efectos adversos”, ha señalado la Dra. Gloria Veiga, del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Santa María del Rosell de Cartagena, en Murcia.

De hecho, los últimos avances en anestesiología se dirigen, precisamente, a lograr una reversión más rápida, logrando reducir el tiempo de este proceso. Con BRIDION® se revierte en menos de 3 minutos los efectos de los bloqueantes neuromusculares esteroideos, un proceso que antes suponía entre 9 y 49 minutos. “Pero la recuperación tras la anestesia ya no solo se cuantifica en tiempo, si no en calidad de la reversión, que con BRIDION® es mejor para el paciente y facilita el trabajo del anestesiólogo. En definitiva: nos ayuda a mejorar las condiciones quirúrgicas en las intervenciones con anestesia general y una excelente calidad”, ha apuntado la Dra. Veiga.

Los resultados de los ensayos clínicos ya apuntaban a que su utilización posiblemente modificaría la práctica clínica de la anestesia. De hecho, en el Hospital Santa María del Rosell de Cartagena, ya se ha revertido el bloqueo neuromuscular con BRIDION® en muchos pacientes intervenidos quirúrgicamente con anestesia general y no se han producido efectos adversos.

BRIDION® es un fármaco de gran seguridad y que ofrece una respuesta muy predecible. “Además – ha apuntado la Dra. Veiga- no sólo ayuda a acortar el tiempo de reversión si no que sabemos que partiendo de cualquier grado de bloqueo se puede recuperar rápidamente la función neuromuscular, independientemente de la dosis y del momento de la cirugía en que nos encontremos”.

Con la utilización de BRIDION® se ha ampliado también el uso de la monitorización neuromuscular durante toda la intervención, algo que, a su vez, “es de gran utilidad pues permite emplear la dosis de relajante indicada en cada momento de la intervención para no sobredosificar al paciente, lo que se traduce en una reducción del tiempo de estancia en las unidades de reanimación post anestesia (URPA) y un postoperatorio mejor para el paciente. BRIDION® acorta el tiempo de extubación y el tiempo de estancia en quirófano, de manera que se podrá optimizar el tiempo quirúrgico total gracias a su uso”.

Por último, pero no menos importante, la seguridad de BRIDION® es especialmente relevante en cirugías de urgencia y en casos en los que el anestesiólogo se encuentra con una vía aérea difícil. “En estos casos empleando BRIDION® en menos de 6 minutos el paciente está respirando espontáneamente, lo que hace de este fármaco, un elemento clave en las intervenciones de urgencia en las que, finalmente, no se puede intubar al paciente”, ha concluido la Dra. Veiga.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR