Cómo se comunican las células para activar la maquinaria de división celular

Canal: Profesional

Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) en la mosca de la fruta, Drosophila melanogaster, revela cómo se integran las distintas señales de comunicación entre células vecinas para que se active la maquinaria de proliferación celular que dará lugar al crecimiento organizado del ala de la mosca.

El estudio se ha desarrollado en el Laboratorio de Biología Celular y Desarrollo del IRB Barcelona, liderado por el Profesor de Investigación ICREA Marco Milán, y lo ha avanzado en su versión electrónica la revista EMBO Journal. Los científicos han puesto de manifiesto que las vías de señalización Notch y Wnt/Wingless ejercen el control sobre la maquinaria de división celular a través de dos genes efectores, el proto-oncogen dMyc y el micro-RNA bantam.

Estos dos genes regulados por Notch y Wnt/Wingless, le indican a otro gen, E2F, que active la maquinaria de división celular. “Todos estos elementos ya se conocían pero hemos puesto en claro el orden en la cascada de señalización y la interacción entre los elementos moleculares que están regulando la proliferación para el correcto desarrollo del ala”, explica Héctor Herranz, primer firmante del artículo.

Las vías de señalización que intervienen en este proceso se conservan también en humanos, y cuando están alteradas en distintos tejidos dan lugar a la aparición de distintos tipos de cáncer; entre ellos, cáncer de colon, de piel y leucemia.

Notch y Wnt/Wingless tienen un papel clave en desarrollo embrionario, crecimiento celular (proliferación) y en la transformación de células en tipos especializados (diferenciación). Lo interesante es que estas dos vías están altamente conservadas en humanos, y cuando sufren mutaciones aparecen tumores.

El ala de la mosca de la fruta es un modelo experimental clave para encontrar aplicaciones biomédicas futuras. Como apunta Marco Milán, “este trabajo podría dar pistas sobre cómo reprimir las señales de proliferación celular en procesos tumorales”.

El contexto importa

La investigación ha permitido comprender la relación entre Notch y Wnt/Wingless en el control de la proliferación y el desarrollo del ala de la mosca. De hecho, Notch tiene una función represora, es decir, cuando está activo, la maquinaria de división celular está parada. Sólo cuando Wnt/Wingless se pone en marcha, Notch enmudece, desencadenando la cascada de genes que permitirán la proliferación. “Notch funciona en este contexto como un supresor tumoral”, aclara Milán, “mientras que Wnt/Wingless actúa como un oncogen, es decir, anulando la acción de Notch permite que la maquinaria de división se active”.

Pero lo fundamental para los investigadores es que Notch y Wnt/Wingless pueden intercambiar sus papeles dependiendo del contexto en el que operen porque los verdaderos ejecutores de la acción son los genes a los que están regulando, en este caso dMyc y bantam.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR