Casi la mitad de pacientes con artritis reumatoide precoz alcanzan la remisión clínica mediante una terapia inicial de combinación con anti-TNF´s

Canal: Profesional

De acuerdo con el Estudio BeSt, los pacientes con un tratamiento inicial de combinación, especialmente con un anti-TNF, logran un menor daño articular, alcanzan una baja actividad de la enfermedad y mayor probabilidad de lograr una remisión continuada durante más tiempo.

Especialidades relacionadas: Reumatología

En el marco del XV Simposio Internacional de Inflamación y Enfermedades Reumáticas, celebrado recientemente en Zaragoza, bajo el patrocinio de la compañía biofarmacéutica UCB Pharma, la Dra. Cornelia Allaart, Responsable de la Unidad de Investigación Clínica del Centro Médico Universitario Leiden (Holanda), ha presentado su ponencia La neutralización del Factor de Necrosis Tumoral sigue siendo el futuro. En su conferencia ha expuesto, ante los principales reumatólogos de España, las conclusiones y lecciones principales del Estudio BeSt en el manejo de la Artritis Reumatoide (AR), así como el papel de los anti-TNF´s dentro de las estrategias de tratamiento.

Entre estas terapias biológicas se encuentra el novedoso biológico certolizumab pegol, el primer y único anti-TNF PEGilado sin región Fc, en proceso de desarrollo por parte de UCB Pharma. Este tratamiento ha mostrado en su programa de ensayos clínicos un rápido y significativo efecto al reducir los signos y síntomas de la AR.

Según la Dra Allaart, “después de décadas con bajas expectativas, la artritis reumatoide parece ser tratable después de todo. Los tratamientos progresivos, especialmente las terapias de combinación inicial con un anti-TNF, logran una mejor y temprana respuesta clínica, así como un menor daño articular. Con un tratamiento dinámico dirigido a reducir la actividad de la enfermedad, entre un 40 y un 50 por ciento de los pacientes logran la remisión clínica. Incluso, hasta un 19 por ciento de los pacientes interrumpen el tratamiento, sin presentar síntomas de la enfermedad ni progresión del daño articular durante al menos dos años”.

Como investigadora principal del Estudio BeSt (acrónimo holandés para “estrategias de tratamiento”), la Dra. Allaart concluye que “necesitamos dirigirnos a una mejor y más temprana supresión de la actividad de la AR, y para ello es importante continuar haciendo ajustes de los tratamientos basados en mediciones objetivas de la actividad de la enfermedad. La iniciación con anti-TNF´s ofrece la mejor oportunidad para una mejor y rápida supresión, así como para la discontinuación de la medicación”.

El bloqueo del Factor de Necrosis tumoral sigue siendo el futuro

Para establecer la terapia de inducción de la remisión como estrategia estándar, es necesario conseguir un diagnóstico precoz y un inicio de tratamiento temprano, potencialmente con los nuevos biológicos. En palabras de la Dra. Cornelia Allaart respecto al papel que desempeñan los anti-TNF´s en ese contexto “la iniciación con anti-TNF´s ofrece una mejoría clínica temprana y una menor progresión del daño articular frente a la opción de retrasar la introducción de los mismos. Además, su administración puede ser discontinuada con éxito de manera más habitual, lo que a su vez tendría un efecto positivo en los costes a lo largo del tiempo y en cuanto a exposición a los posibles efectos secundarios”.

Dentro del papel que juegan los anti-TNF´s en el tratamiento y abordaje de la AR, certolizumab pegol ha evidenciado reducir los síntomas de la enfermedad e inhibir la progresión del daño articular, según los estudios RAPID 1 y 2 y el estudio en monoterapia Fast4Ward.

El estudio a un año, RAPID 1, mostró que certolizumab pegol, junto con metotrexato (MTX), obtuvo un rápido y significativo efecto al reducir los signos y síntomas de la AR activa en tan sólo una semana. Esto se demostró por una diferencia significativa en las tasas de respuesta ACR20 y 50, comparado con placebo en la semana 1 y 2 respectivamente (p<0.001 y p<0.01). El estudio RAPID 2 , realizado durante seis meses, mostró que el tratamiento con certolizumab pegol, junto con MTX, mejoró los signos y síntomas de la AR activa, así como la inhibición de la progresión de la enfermedad y la mejora en la función física. El estudio Fast4Ward, realizado durante seis meses, demostró que certolizumab pegol, administrado en dosis de 400mg cada cuatro semanas vía monoterapia subcutánea, redujo significativamente los signos, los síntomas y el dolor asociado con AR y además, mejoró la función física en comparación con pacientes tratados con placebo (sorbitol).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR